Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

viernes, 11 de enero de 2013


Un 11 de Enero de hace muuuucho tiempo, allá por los años de aquella posguerra, aquella en que nuestros padres acunaban sus amores padeciendo a la vez el miedo, la necesidad y las privaciones, aquella en la que dar a luz un hijo era una prueba de valor y un desafío a la vida, nació una niña en Santa Cruz de Tenerife, pesaba al nacer 5 k y medio, decían que por su peso ya estaba criada y que parecía una nena de varios meses.
Era la menor de dos hermanos varones, el mayor tenía 9 años y el siguiente 6. Sus padres deseaban una niña puesto que ya de varones estaban servidos, su madre le hizo la promesa a Santa Rita que si era niña le pondría de nombre Rita.



Y llegó la nena aquel frío 11 de Enero siendo la alegría para sus padres y hermanos, sobre todo para el segundo que recibió el encargo que le hizo su padre, “cuida siempre de tu hermana”, y aquel niño nunca dejó de cumplir el encargo, aún hoy peinando ambos muchas canas, sigue cuidando de ella.
Han pasado muchos años, aquella niña creció, se hizo mayor, tuvo su propia familia, tiene unos hijos estupendos y unos nietos inmejorables.
De nuevo hoy un 11 de Enero cumplo años, no pocos precisamente, alegrándome de cumplirlos pero con miedo ante la gran inseguridad que se nos viene encima.
En otros tiempos nuestros padres y abuelos cuando cumplian años solo se tenían que preocupar de cuantos más vivirían, con la seguridad además de que sus hijos tenían un buen pasar (como se solía decir) y que a ellos no les iba a faltar nada.
Ahora no estamos seguros de nada, nuestro futuro y el de nuestros hijos está en el aire.
En cualquier caso y dejando a un lado ideas pesimistas, me alegro de estar aqui, de ver a mis hijos todo lo felices que pueden ser y ver también como crecen mis nietos.
Hoy lo celebraré y mañana...veremos.
Están todos invitados a mi tarta virtual 

Hoy la nena de aquel día con aquel hermanito que la cuidaba. Uffff que cambio!!!!

Biennnnnn, tarta de chocolate!!!!!!




6 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Esos momentos de estar en familia, nuestra familia, nos rejuvenecen muchos, pero que muchos años. Disfrútalos.

Un abrazo y felicidades

Cantares dijo...

Feliz Cumpleaños!!!!
Que delicia tener un hermano para compartir vivencias
Te deseo lo mejor
Y a tu patria que es otra forma de tener buenos deseos para vos y los tuyos
Un regalito:
http://youtu.be/uKdLysegTfg

Besos inmensos

Cosmo dijo...

Feliz cumpleaños y,por cierto,cada vez te sientan mejor.Confiemos en las personas,en la humanidad que hay dentro de la gran mayoría,entre unos y otros llegamos a tener un futuro mejor que nuestros padres y seguro que entre unos y otros nuestros nietos también tendrán mejor futuro que nosotros mismos y lo importante no son las comodidades,en eso nos hemos acostumbrado mal,llegarán tiempos mejores.Besos

Francisco Espada dijo...

¡Qué bien, afortunadamente llego a tiempo! Muchas felicidades, Rita. No exageres que no eres tan mayor. Se te ve muy guapa y muy feliz. Yo celebro contigo tu cumpleaños y te deseo que cumplas muchos más en unión de todos los tuyos. La tarta está muy rica, ¡Ummm!
Un fuerte abrazo

Dilaida dijo...

Deseo que haya sido un día muy feliz y MUCHAS, MUCHAS FELICIDADES.
Bicos

JORGE LUIS Gozaine dijo...

creo que para nada son muchos los años que haz cumplido, aunque te comento fuera de fecha por llegar aqui por mera casualidad, no importa los años que haz cumplido si no haberlos cumplido con dignidad, por la manera en que te expresas de tus hijos y nietos, y sobre todo de tu hermano parecieras ser una mujer familiar, vivir por la familia en esta epoca te hace muy digna, permiteme felicitarte, aunque de manera tardia, espero que hayas disfrutado al maximo tu dia