Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

miércoles, 25 de julio de 2012

Amigo perro


Amigo perro,
amigo de verdad,
el que me mira con esos ojos de lealtad,
el que me quiere sin condiciones,
el que solo pide una caricia de mi mano,
el que está ahí siempre,
aunque me ausente a ratos,
aunque a veces me enfade y no te entienda,
me quieres igual,
no sabes mentir,
no sabes traicionar.
Hoy que me miras con esos ojos tan sabios,
arrimando tu hocico a mi mano,
me miras intrigado,
no entiendes mi expresión de preocupación,
si pudieras me preguntarías
que te pasa?
Y yo te diría,
estoy preocupada,
la vida es difícil,
hay que decidir,
elegir,
sopesar y luego...
tener mucha paciencia.
Paciencia amigo perro,
tu de eso sabes mucho.
Me miras,
me sigues mirando,
ladeas tu cabecita y la frotas en mi mano,
parece que quieres hablar
pero solo cierras los ojos
y apoyas tu cabeza en mi regazo,
y respiras,
y yo sigo haciéndome preguntas,
tu no me contestas, no sabes el lenguaje de los humanos,
solo sabes querer,
solo sabes amar a quien te quiere.
Realmente opinas pero los humanos no entendemos,
seguro que me dirías que es fácil,
que los humanos lo complicamos,
que la vida es amar y luchar,
que la lucha es amor,
que el amor es lucha,
que el odio no existe,
que el rencor destruye,
que el perdón dignifica.
Amigo perro, amigo Momo,
quisiera pensar como tu
que solo quieres sentir amor,
un cobijo,
un poco de pan,
una mano que te acaricie,
una mano que proteja,
y tu amo que te acompañe.
Que no sabes de rencores,
y solo sabes agradecer,
explotar de alegría cuando me ves,
saltar y saltar porque estoy,
y suspiras solo porque estoy a tu lado.
Que fácil es la vida y cuanto la complicamos....



lunes, 23 de julio de 2012

El mar, mi mar




Hoy he olido tu mar y mi mar,
he visto esas olas embravecidas,
la espuma que chocaba contra las rocas,
yo sola frente a él,
muy temprano,
cuando todos duermen,
es día de descanso,
se ha parado el trabajo,
la politica,
el pobre y el rico,
todos duermen...
Yo no...
disfruto de ese mar,
de esa hora mágica,
de ese sol que quiere salir fuera timidamente,
de ese aire fresco,
agradable,
vivificante,
de esa soledad que te consuela.
Pienso...
pero alejo el pensamiento,
el aire fresco,
el olor a mar,
a mi mar,
a mis islas...
Aquel aire con sabor a burgados,
aquel aire con sabor a libertad,
aquel aire que llena mis pulmones,
que me hace sentir un placer inexplicable,
una paz que inunda mi ser,
ahuyentando las tenebrosas sombras de la noche,
y rompiendo la serpiente que rodeaba mi cuello,
que impedía mi respiración.
Contemplando ese querido mar,
respirando ese aire que revive mi alma,
pensé que quizá llegó la hora disfrutar de su vaiven,
ahora cuando mi tarea terminó
y el cansancio me invade.
Me atrae ese mar,
quisiera dejarme llevar,
respirar muy hondo y flotar y flotar....

miércoles, 18 de julio de 2012

Canarias se quema






Canarias se quema, Tenerife, La Palma, La Gomera, tres islas que los pirómanos no castigados debidamente vuelven a atacar. A estas horas en La Gomera está extinguido, en La Palma está controlado pero en Tenerife, la isla donde nací y vivo está quemandose.




En el pueblo de Vilaflor se han evacuado 1.800 vecinos que han tenido que dejar no solo sus casas, también animales que han sucumbido a las llamas y el humo.


El fuego ha invadido el barranco de Tágara, eso hace difícil por no decir imposible contenerlo en ese punto, ayer llegaba a Las Cañadas del Teide, pudieron controlarlo pero ahora avanza por el barranco.  En otro punto de la isla ha habido otro conato que pudo ser controlado. 

Las ayudas del Gobierno Central llegan tarde y escasas, la lejanía de las islas hace que una gran indiferencia y pereza invada a los responsables de que esa ayuda llegue con la misma prontitud que llega cuando se trata de otras provincias de España, eso nos hace pensar a los canarios que nunca hemos dejado de ser colonias olvidadas.


Las autoridades responsables de que el monte no esté en las condiciones debidas para que estas cosas no ocurran (no se limpia la pinocha del monte que contribuye a que el fuego se extienda) deben rendir cuentas y asumir sus responsabilidades.

La pinocha del monte juega un papel muy importante en todo esto,  son los restos de los pinos que se van secando y formando una alfombra que aplicando una cerilla arde como la yesca. En tiempos pasados esa pinocha la recogía el hombre del campo y la utilizaba para las labores de agricultura, con ello se beneficiaba el campesino y el monte estaba limpio, ahora no se recoge, entre otras cosas porque está prohibido. Esa labor debe hacerla el Ayuntamiento correspondiente pero no se hace con lo cual tenemos el monte en perfectas condiciones para ser quemado.


Poco puedo añadir porque las palabras sobran, se imponen soluciones que no llegan, los pirómanos deben ser duramente castigados pero en la mayoría de los casos no los cogen y los castigos no son eficientes.
Poco más puedo decir, mi isla se quema y mi corazón llora.

lunes, 2 de julio de 2012

Caer rendido


Rebelarse es no aceptar lo impuesto,
es luchar contra lo injusto
querer cambiar el orden de las cosas,
no aceptar tu vida,
querer ser diferente,
desear lo que no tienes,
luchar para conseguirlo.
Rebelarse es agotar las fuerzas,
cansarte de patalear,
desilusionarte,
caerte rendido por un esfuerzo inútil.
Un día...
Cuando el sufrimiento se cansó de jugar al escondite con la alegría,
cuando el esfuerzo ha sido en vano,
cuando lo impuesto es lo irremediable y tu vida no cambia,
cuando no consigues lo que tanto anhelas.
Porque rebelarse?
Porque no dejarse llevar?
Caerse rendido...
Aflojar las fuerzas...
Y que el sol te derrita,
la lluvia te empape,
la brisa te envuelva con su suave mecer,
el viento y el mar te arrastre a otros lugares,
aquellos en que las tormentas materiales no existan,
aquellos en los que el silencio sea tu compañero,
esos lugares donde no hay guerras ni traiciones,
no hay envidias,
donde el amor no se mide...
no hay rencillas ni vanidades,
no hay luchas ni celos,
donde ya nada te importa,
donde solo hay paz...
Donde la muerte es la vida...
Donde la rebelión no existe...