Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

lunes, 2 de julio de 2012

Caer rendido


Rebelarse es no aceptar lo impuesto,
es luchar contra lo injusto
querer cambiar el orden de las cosas,
no aceptar tu vida,
querer ser diferente,
desear lo que no tienes,
luchar para conseguirlo.
Rebelarse es agotar las fuerzas,
cansarte de patalear,
desilusionarte,
caerte rendido por un esfuerzo inútil.
Un día...
Cuando el sufrimiento se cansó de jugar al escondite con la alegría,
cuando el esfuerzo ha sido en vano,
cuando lo impuesto es lo irremediable y tu vida no cambia,
cuando no consigues lo que tanto anhelas.
Porque rebelarse?
Porque no dejarse llevar?
Caerse rendido...
Aflojar las fuerzas...
Y que el sol te derrita,
la lluvia te empape,
la brisa te envuelva con su suave mecer,
el viento y el mar te arrastre a otros lugares,
aquellos en que las tormentas materiales no existan,
aquellos en los que el silencio sea tu compañero,
esos lugares donde no hay guerras ni traiciones,
no hay envidias,
donde el amor no se mide...
no hay rencillas ni vanidades,
no hay luchas ni celos,
donde ya nada te importa,
donde solo hay paz...
Donde la muerte es la vida...
Donde la rebelión no existe...


9 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

Hasta la muerte, mejor es cualquier cosa que dejarse llevar.

Un abrazo.

Nerim dijo...

Luchar, rebelarse, no callarse, aquello de: "prefiero morir de pie que vivir de rodillas". Si te quedas quieto, si no luchas ya estás muerto de antemano. Como dice Emilio, cualquier antes que dejarse llevar.

Un fuerte abrazo

roxana dijo...

El rebelarse se debe a que hay cosas que uno quiere que sean distintas, pero lo que siento que hay que hacer es tratar de sacarse el VELO y verse! entonces el RE VELO ya no es necesario. Es duro y lleva tiempo , pero creo que es la unica forma de ir llegando a ser uno mismo.Buena semana! Abrazo

Dilaida dijo...

Yo siempre he sido rebelde, soy rebelde por naturaleza, no me gustan las personas que se someten que acatan todo con naturalidad. Sería estupendo no tener que rebelarse contra nada ni contra nadie, pero no vivimos en un mundo perfecto y nuestra misión, creo yo, es conseguir que las cosas mejoren un poquillo.
Bicos

Rosa Cáceres dijo...

Un bello poema. Profundo y melancólico. Hay muchos motivos para rebelarse hoy en día, pero me parece que o nos rebelamos todos a una, como en Fuenteovejuna, o no hay más solución que la de dejarse morir.
Un besico

Luján Fraix dijo...

YO SIEMPRE HE SIDO UNA PERSONA QUE ME HE REBELADO, DESDE NIÑA CON MI MADRE.
NO SOY DE ACEPTAR FACILMENTE LAS COSAS.
PROFUNDO POEMA, PARA PENSAR Y MUCHO.

BESOS GRANDES.

Abuela Ciber dijo...

Los sentires que compartes en palabrs sentidas,llegan profundamente y por algun motivo la congoja aflora.
Creo que verse tan vencida ha de ser de gran dolor.

Pero algo me dice que de alguna forma la luz inundara el ser , dandole fuerzas par seguir un paso más.

Un abrazo

Cantares dijo...

A veces hay que detenerse a tomar aire, renovar fuerzas sin perder de vista el objetivo, alimentarse para seguir camino
Fuerza
Besos

Pepa dijo...

Rebelarse es agotar las fuerzas,
cansarte de patalear,
desilusionarte,
caerte rendido por un esfuerzo inútil.

Me encata lo que has escrito, gracias por compartirlo. Por cierto la foto que has puesto en tu blog, es preciosaaaaa!!