Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

jueves, 17 de mayo de 2012

Para pensar

Párrafo de la carta que Thomas Jefferson, tercer Presidente USA, envió en 1802 a Albert Gallatin, entonces Secretario del Tesoro



7 comentarios:

Cantares dijo...

IMPRESIONANTE!!! que vigencia
Un abrazo enorme
Besos

Francisco Espada dijo...

Una mente preclara que vio como se gestaba este alud que ahora nos cae encima.

Antorelo dijo...

¡Cuánta razón tenía!
Saludos

Dilaida dijo...

Es que los bancos sólo son buenos para sentarse, seguro que sí.
Bicos

La Gata Coqueta dijo...



Buen fin de semana te deseo,
bajo el iris de la ventana,
que en su sombra
te nombra, como la criatura
de alma con más aura,
que descansa
sobre la alfombra del alba.

Gracias por llenarnos las horas de ilusiones y los sentidos de emociones.

Atentamente

María del Carmen


Emilio Manuel dijo...

Año 1802 al 2012 han transcurrido 210 años y no se ha aprendido nada, yo pondría a estos responsables, mirando a la pared con orejas de burro y en la cárcel.

Me ha gustado tu blog y si no te importa me quedo por aquí. Un abrazo.

Luján Fraix dijo...

Los bancos son un peligro en cualquier país.
Acá en Argentina, en 2001, se quedaron con todo el dinero de la gente.
Besos