Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

sábado, 17 de marzo de 2012

Sin palabras


Que se puede decir?
Este post está copiado integramente de El campito refugio



Si hasta un perro siente compasión y amor por los demás, porque muchos seres humanos hacen el mal, creyendo que es el adecuado todavía?
Maravillosa historia animal real que el día de hoy les quiero compartir: “Scamp, un perro callejero, salvó la vida de seis gatos bebes que quedaron atrapados dentro de una caja de cartón, en una plaza en medio de la basura en Brasil. Al oír el maullido de los gatos, Scamp rompió la caja y sacó uno por uno de los gatitos y los llevó a su casa. Tener el abandono ya experimentado y difícil vida en la calle, hizo que el pícaro se los llevó con la certeza de que se salvarían de la misma manera que él fue salvado un día!” 


9 comentarios:

Francisco Espada dijo...

Preciosa historia, Rita. Unos hechos que no son exclusivos, sino que ya he tenido noticias de casos similares entre diversos tipos de animales. Tampoco los humanos somos tan despiadados, lo que pasa es que siempre es más notorio el mal que el bien, pero son muchas las personas que hacen grandes esfuerzos por ayudar al otro. Haces muy bien en difundir esta noticia, pues no nos viene mal ver estos ejemplos para que reblandezcamos el corazón.
Un fuerte abrazo.

La Gata Coqueta dijo...



Te deseo un intenso y placido fin de semana acunado por la armonía del descanso.

Me he paseado por el jardín del olvido y he reunido las flores más bellas que se han abierto a la luz de la esperanza para ti...

Un abrazo de azucenas
Un beso de azaleas
Esporas de amistad
Aromas de sentimientos

Cuidalas con esmero

María del Carmen



Pepa dijo...

Como siempre los animales nos dan hermosas lecciones. Feliz fin de semana

Cantares dijo...

Que hermosa historia
Algunos animales dejan más enseñanzas que ciertos seres que se dicen humanos
Besos

emejota dijo...

Me has alegrado el día, en serio, compensa seguir vivo para ver como la vida se protege a sí misma, más aún en forma de animal doméstico. Bs.

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Es enternecedor, creo que la perrita repitió lo que vivió.
Puede que su madre adoptiva fuera una gata.
Muy bonito.
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

Dilaida dijo...

Todos los días nos dan lecciones.
Yo tengo un tía que tiene una perrita y hace algún tiempo, se le murió una gata recien parida, dejó dos gatitos y la perra los adoptó y los crió. Lo sorprendente es que la perra nunca había parido y de pronto se le llenaron las mamas de leche para criar a los gatitos. Los tienía metidos en su cama y no dejaba que nadie se le acercar.
Cuando se hicieron mayores, los gatos salían a cazar ratones y se los llevaban a la perra.
Bicos

Abuela Ciber dijo...

Tal cual , son seres mas solidarios que los humanos, realmente somos "humanos"???.

Cariños

azul dijo...

Que preciosa historia..cada día se pueden aprender cosas de los animales siempre bonitas