Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

viernes, 17 de febrero de 2012

Quédate un poco más




No te vayas todavía...                                                     .
Hace tiempo que me avisas,
hace tiempo que lo se.
Cada día me despido un poco de ti
y me quedo mirando tu andar cansino,
renace mi esperanza cuando inicias un juego
pero pronto te cansas y lo dejas,
el perro, tu compañero de juegos te mira,
no lo entiende
y se pregunta ¿porque no quiere jugar?
Luego, como si entendiera,
te deja descansar pero no se va,
se queda ahí,
te mira y luego se rinde y juega solo con su hueso.
Se que estás cansado,
se que, sin saberlo, quieres irte,
no comes, solo duermes,
hace frío y yo te tapo,
sé que te gusta que te tape,
y te quedas ahí quietecito,
esperando poder volar a ese cielo de los gatos.
Quien soy yo para retenerte?
Para causarte más sufrimiento.
Tengo que dejarte ir,
pero lo llevo muy mal amiguito,
me has acompañado muchos años,
voy a echar de menos
tus ronroneos que me han hecho llegar tu cariño,
tus maullidos cuando querías comer,
tus paseos entre mis pies para que me diera prisa,
tus toques de patitas en mi cara por la mañana para despertarme.
Y ahora, quien me despertará?
quien me hará reír con sus juegos?
quien me mirará exigente?
No te vayas todavía,
quédate un poco más...
video
                                                     

  

7 comentarios:

La Gata Coqueta dijo...



La Vida es espectacular y hay que aprovechar a disfrutarla en todas sus vertientes, incluido el carnaval que mañana es su día grande y algunos de los más jóvenes lo pasaran en grande devolviéndoles la ilusión a los no ya tan jóvenes...

Te deseo un fin de semana lleno de todo aquello que tu alma necesite por abrigo...

Un beso
un abrazo
y mi aprecio
para siempre

María del Carmen


Dilaida dijo...

Se irá porque todos nos tenemos que ir, tal vez él tampoco quiera marcharse, nadie quiere ir a lo desconocido y dejar aquí a los suyos.
Es increible lo que se puede llegar a querer a esos pequeñajos y cuanto cariño nos dan ellos.
Bicos

Cantares dijo...

Hay que doloroso!!
Todos vamos a llegar a esa situación pero despedir a nuestros amorosos compañeros es durísimo
ánimo
Besos

emejota dijo...

¿Y que te voy a decir? Nada nuevo, solo que sepas que te acompaño en el sentimiento que expresas de una manera tan natural y sensible.
El vídeo me ha llegado al corazón, qué preciosura de animalitos. Bs.

emejota dijo...

Ah y que me gusta mucho tu nueva cabecera, la frasecita te ha salido bordada. + bs.

azul dijo...

Bueno pues me he levantado hace nada y ya me duele la cabeza, tengo los ojos rojos de tanto como he llorado en un momento.

Jo es que es tan triste ver como queda poquito y tener que despedirse.

Pero bueno ya sabes agarrate a lo bien que lo habeis pasado, lo mucho que os habeis cuidado y tienes a Momo...que dentro de un tiempo te hara sonreir mientras jugais recordandole...

De momento dale todos los besitos que se merece

Un beso muy grande,muy grande

Francisco Espada dijo...

No me extraña nada esa temida despedida. Nuestras relaciones son siempre de afectos; desprendernos de lo que se ha hecho cotidiano en nuestra vida tiene un coste emotivo muy considerable... Espero que atienda a tu ruego y se quede aún a tu lado, si eso es posible. En caso contrario, que encuentres pronto un sustituto con el que tapar el vacío.