Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

lunes, 14 de febrero de 2011

El miedo


Que duro es el miedo,

ese miedo que atenaza a los padres,

que a veces se convierte en chantaje en manos de sus hijos,

el miedo que a veces no deja crecer y volar a esos hijos.

¿Como acallamos ese miedo?

ese, tantas veces experimentado que no dominado

ese, que nos deja tantas noches sin sueño

ese, que nos hace derramar tantas lagrimas de angustia

y que se desvanece en un segundo cuando oímos la voz del hijo sano y salvo.

El mismo del que nos reímos luego llamándonos idiotas.

Que miedo da ese país tan lejano al que irás...

¿Te cuidarás? ¿sabrás ver los peligros?

¿serás feliz? ¿resolverás tus problemas?

Claro mamá, ya soy mayor...

Lo se hija, pero yo te veo pequeñita,

te veo durmiendo en la cuna, jugando con tus muñecas...

Ya me entenderás algún día...

Ahora hija, tengo miedo...

domingo, 13 de febrero de 2011

Un día bonito guisando

No le gustaba la cocina y era muy curioso porque cuando se ponía...lo hacía bien, le salía todo muy bueno pero...no le gustaba la cocina.

Aquel día pensó que la ocasión merecía que ella hiciera un esfuerzo, sabía que un plato de los que hacía antes le gustaba a todos, se lo habían pedido varias veces pero ella se hacía de rogar, ese plato se lo había enseñado su suegra que lo hacía como nadie de bueno y aunque a ella nunca le quedaba igual, si que le quedaba muy bueno con su sello personal. Tiempo atrás lo hacía con mucha frecuencia porque a su marido le gustaba mucho pero cuando él murió lo dejó un poco perdido en el tiempo, lo hacía de tarde en tarde y seguramente por el poco interés que ponía cada día le salía peor.

Pero ese día se reunían casi todos, se le llenaba la casa y se celebraban cosas nuevas.

Se levantó temprano y fue al supermercado que tenía justo debajo de su casa y compró lo necesario.

Llegó a su casa y preparó ese plato que le volvió a salir tan bueno como antaño, fue muy agradable oir a su hija que al entrar a casa dijo “ummmmm que bueno, huele a comida de mami”.

Los niños repitieron y los mayores no porque...se acabó, ni las raspas quedaron.

Fue un buen día, no sobró nada de nada.

Por si alguien quiere hacerlo ésta es la receta.

Carne compuesta (receta canaria)

Ingredientes:

Carne de vaca sin vetas ( en éste caso 2 K)

1 vaso grande aceite de oliva

Tomate frito 1 lata de 1/4 K

2 cebollas grandes

1 cabeza de ajos

perejil

100 gr. de almendras peladas

100 gr. de pasas

tomillo, laurel, orégano y un poquito de pimentón

sal y pimienta al gusto

PREPARACIÓN:

primero se parte la carne en trocitos pequeños y se aparta.

Se hace una fritura en el mismo recipiente donde se hará luego el guiso con la cebolla, cuando esté dorada se añaden los ajos y luego el tomate, las hierbas y el pimentón. Cuando la fritura está bien hecha (a fuego lentito) se le añade la carne y se va dorando, se tapa y se deja guisar a fuego muy lento, si es preciso se le va añadiendo pequeñas porciones de agua o vino blanco, no mucho porque la salsa debe quedar muy especita y liguada. También se le añaden las almendras, las pasas cuando quede muy poquito para retirar del fuego. Ah!! y aceitunas también.

Se deja reposar una media hora antes de servir, se puede acompañar con una papas guisadas o fritas, también queda bueno con arroz blanco.

Que aproveche!!!!