Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

lunes, 3 de enero de 2011

Renovarse y crecer




Mi vida siempre ha tenido sentido, el sentido del trabajo, de la familia, de las metas que te trazas cuando eres muy joven, situarte en la vida, casarte con aquel hombre que amas, tener unos hijos y luego verlos convertidos en adultos responsables y trabajadores y además con una vida resuelta.

Pero ese sentido empezó a difuminarse cuando todas esas tareas estuvieron acabadas, por un tiempo no he tenido las ideas muy claras, me he dejado llevar por sensaciones equivocadas, la sensación de no tener nada importante que hacer, la de pensar que no eres ya imprescindible para nadie.

No me daba cuenta de que soy imprescindible para mi misma, de que tengo muchas cosas que hacer para mi propia satisfacción, y... he tenido que reconstruir metas y objetivos, ahora por fin he visto claro.

Mi vida vuelve a tener sentido.

Mi error y supongo que el de mucha gente es creer que para sustentar metas y objetivos se necesitan muletas y apoyos, esos apoyos que siempre giran alrededor de personas que dependen de ti o personas que por fuerza crees que son necesarias en tu vida para no sentirte sola.

Por fin entendí que cuando se llega a unas metas hay que construir otras, por fin entendí que no es imprescindible la compañía de nadie y por fin entendí que somos únicos, que somos autónomos y que nuestro bienestar no depende más que de nosotros mismos.

Al fin aprendí a disfrutar de esa soledad que tan mala prensa tiene pero que cuando es conocida en todas sus vertientes se aprende a valorar, al fin aprendí a disfrutar de MI compañía, al fin aprendí a conocerme mejor y a sentirme bien conmigo misma, y al fin aprendí a utilizar el tiempo en mi propio beneficio.

También aprendí que a mis hijos, a toda mi familia les hago falta de otra manera, aunque ya no tenga que ocuparme de si han comido o no, de si necesitan ropa planchada, etc....Ahora puedo disfrutar de ellos, de su compañía sin tener responsabilidades añadidas.

Y llegados a éste punto de reflexión también comprendí que una nueva meta lleva implícito un cambio radical, es una nueva etapa de mi vida que deseo transcurra en otro lugar, nueva casa, nueva ciudad, dejar atrás recuerdos y objetos que ya no sirven de nada, llevar conmigo solo aquellos recuerdos que hayan llenado mi vida de cosas buenas, atrás quedan aquellos objetos inservibles, aquellas personas que me hicieron daño y todos aquellos recuerdos negativos que solo sirvieron para enseñarme una lección de vida, para ellos mi agradecimiento porque cuanto más me hicieron sufrir más me empujaron a crecer y más grande y sabia me hicieron, gracias a esas malas experiencias ahora valoro mucho más mi libertad.

De ahora en adelante veré cuando me levante un nuevo y hermoso paisaje, también allí escucharé los pajaritos cantar, también tendré unas flores que regar pero todo será nuevo en mi nueva casa, el paisaje, los vecinos y las calles, eso si, será mucho más pequeña,más céntrica, más playera, me robará menos tiempo que podré dedicar a tantas cosas que me gustan. Me voy lejos de aquí pero no tanto que no pueda gozar de mi familia y mis amigos, todo es perfecto, me gusta mi nueva vida, mi nuevo pueblo y mi nueva casa.

No puedo negar que me da pena dejar una casa en la que he disfrutado mucho, me ha deparado muchos ratos felices y otros no tanto. Ya se sabe que en los lugares donde hemos vivido hay cosas y personas que siempre recordarás con alegría pero también hay algo y alguien de ese pueblo que estás deseando perder de vista. En éste pueblo abundan mucho más en mi recuerdo las cosas buenas que las malas pero “lo malo” aunque sea poco estoy deseando dejar de verlo.

Me quedan pocos días en ésta querida casa, serán días de ajetreo y mudanza y pasarán todavía muchos hasta que mi vida vuelva a la normalidad, hasta que disponga de tiempo para visitar vuestros blogs con la frecuencia que me gustaría, debo acomodar mi casa, ya sabemos todos lo que significa una mudanza, no solo el traslado de muebles y objetos personales, también la compra de algunos nuevos ya que una casa nueva requiere algunos reajustes, sustituir viejos muebles que ya cumplieron su misión, en fin amigos, que estoy muy contenta y con muchas ganas de hacer cosas nuevas. Veremos como transcurre todo, ya les iré contando.


sábado, 1 de enero de 2011

Carta a los Reyes Magos


Queridos Reyes Magos:
No sé si me he portado todo lo bien que debería pero buena voluntad no me ha faltado, es verdad que a veces pierdo la paciencia pero me esfuerzo mucho en que eso no ocurra demasiado, ya sabéis que cuando nos vamos haciendo mayores es más fácil ser buenos, claro que alguna ventaja tiene que haber por peinar canas y tener arrugas, ya sabemos que perdemos cualidades físicas y ganamos virtudes.
Pero a lo que iba, que se me va el santo al cielo, sé que las cosas no están para dispendios, también en Oriente se conoce ésta odiada crisis que el diablo confunda, con perdón, pues eso, que no se pueden pedir grandes cosas, pero se me ocurre que podrían traernos a éste país ( que tiene según nuestro presidente de gobierno un futuro de cinco largos años de estrecheces económicas) un experto en política económica para que solucione el problema, visto que los que tenemos aquí no saben ni por donde empezar y cuanto más lo tratan de arreglar más lo descuajaringan, quizá si lo contratan en Dubai acertarían porque por las fotos que me envían de pps y lo bien que parecen vivir deben tener los mejores y si tienen muchos no les importará cedernos uno, le podríamos pagar un buen sueldo si despedimos a nuestros actuales políticos y juntamos sus suculentos emolumentos (para ellos ya sabéis queridos Reyes que no hay crisis), además nos ahorraríamos unos millones de euros que nos hacen falta para los parados porque si tenemos en cuenta lo barato que ellos mismos han puesto los despidos los podríamos enviar a casa con una irrisoria indemnización, eso si, les daríamos cursillos de reciclaje para poder colocarlos en puestos dignos de su nivel de inteligencia para que pudieran seguir trabajando hasta los 67 años.
Para no agobiarlos no pido nada para mi, además que ya pasó el simpático gordito vestido de rojo y se ha portado muy bien conmigo y con mi familia, así que prefiero renunciar a mi regalo de reyes en favor de mi país.
Si no encuentran lo que pido no se preocupen, ya sé que es difícil, nosotros estamos intentando encontrarlo desde hace 35 años y que si quieres arroz..........
Muchas gracias de todas maneras y........a trabajar en la difícil tarea