Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

jueves, 24 de noviembre de 2011

Cobardía


Te sientes cobarde

pero no lo sabes,

el garfio del miedo te atenaza

pero no lo ves.

Quieres vivir

pero no has aprendido,

quieres decidirte

pero no puedes.

La incertidumbre te paraliza,

piensas...

si me atreviera...

Llega la noche con su negro crespón,

te desvelan los susurros del viento,

piensas...

si me atreviera...

Llega el alba y vuelves a pensar,

miras a tu alrededor,

el día renaciendo vuelve a bordar un triste destino,

piensas...

si me atreviera...

Como siempre te quedas inmóvil

como un gato mirando por la ventana,

y solo ves la lluvia

que viene a lavar tus negros pensamientos,

si me atreviera...

La certeza a veces es incierta,

mientras, la vida sigue discurriendo

como el agua de un riachuelo

que termina perdida irremediablemente en el mar.


8 comentarios:

Francisco Espada dijo...

¡Fantástico, Rita, has dado en la diana con un potente poema lleno de certidumbre y valentía!

Dilaida dijo...

Lo peor que hay es la indicisión. Es un poema muy bello.
Bicos

emejota dijo...

Guau, menuda puntería. Lo has expresado magníficamente. ¿Cuantas veces me habré planteado..... Me compensa..... y ..... hasta donde? Parece que la idea de recompensa/castigo ayuda a tomar decisiones. De ahí el desarrollo de reglas y demás mandamientos. Beso.

Ángel-Isidro dijo...

Un poema de las situacionea que
habitualmente se nos presentan
día a día en la vida, a la timidez
al fin puede llamarsele cobardía.
Buena reflexión.
Un cordial saludo
Ángel-Isidro.

http://elblogdeunpoeta.blogspot.com/

algamarina dijo...

Exquisito lugar!

Un placer recorrerlo!

Reciba mis saludos azules desde mi mar sin fin...

Cantares dijo...

Estupendo!! muy bien por vos
Besos

Neuriwoman. dijo...

Una hermosa reflexión en tus palabras.

A veces pienso que deberíamos llegar a este mundo con un libro de instrucciones para la vida.

Te deseo un buen fin de semana.

Abuela Ciber dijo...

Leyendote se reflexiona.

Cuantos momentos dejados de vivir por no saber avanzar!!!!

Cariños