Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

martes, 3 de mayo de 2011

Existe la felicidad?



Escribe nuestra amiga Abuela Ciber un post en donde nos dice que la felicidad plena es
Es estar contento con uno mismo, al comprobar que hay una buena relación entre lo que yo he deseado y lo que yo he conseguido.
Al hilo de ésto se me ocurren unas cuantas divagaciones sobre la felicidad. Estoy de acuerdo con lo que quiere decir nuestra amiga al cien por cien, pero yo voy más allá, si, es cierto que si estamos contentos con lo que hacemos tenemos más probabilidades de ser "felices" . Lo entrecomillo porque para mí la felicidad está condicionada por tantos agentes externos y por nosotros mismos, que conseguir una total coincidencia de circunstancias y bienestar interior es muy difícil por no decir imposible.
Decimos con frecuencia, no soy feliz, no alcanzo la felicidad o, ahora que todo iba bien para ser feliz...
En mi opinión la felicidad es inalcanzable siempre, al menos tal como la concebimos todos, ese grado de felicidad máxima completamente idealizado que por esa misma razón, porque lo idealizamos, es imposible.
Tenemos salud, trabajo, familia, todas esas cosas que el ser humano persigue, pero aún teniendo todo eso nuestros ojos van siempre más allá, tenemos nuestra mirada puesta en algo que no tenemos y cuando lo conseguimos continuamos no siendo felices porque inmediatamente comenzamos a desear algo más que tampoco tenemos, así que nunca podremos alcanzar esa felicidad plena.
Yo personalmente he renunciado a desear ese grado de felicidad, ya no digo si soy feliz o no, ahora solo digo si me siento bien, si tengo paz, si estoy contenta con las cosas que hago, etc..en una palabra he desechado ese término que creo que solo nos puede traer frustraciones. En nuestra vida no podemos hacer coincidir todas las cosas buenas que nos pueden pasar, siempre habrá algo bueno y algo que nos molesta, creo que el bienestar y no la felicidad, lo conseguiremos si aceptamos que eso es así, o sea, digamos y asumamos esa frase que dice " no se puede tener todo en la vida".

Aunque bien pensado, todas mis teorías se vienen abajo mirando éste gatito, ¿a que parece feliz? claro que para ellos es más fácil, no piensan y con muy poco se conforman...

9 comentarios:

Francisco Espada dijo...

La felicidad es una realidad indiscutible; lo que no es felicidad es cabalgar en un ideal imposible. No viene de fuera la felicidad, sino de nuestro interior; por ello, de nosotros depende de que nos sintamos felices o no, al margen de las circunstancias que nos rodean.

emejota dijo...

Vaya, pues tiene razón Francisco. Desde la definición de Martha (Abu) se puede estar de acuerdo si uno no ha apuntado demasiado alto y ha sido mas o menos afortunado, desde tu perspectiva bien sabes lo bien que te entiendo.
Todo dependerá lo que cada cual entienda por felicidad, por ejemplo "el dolce far niente" puede ser la felicidad para unos y un tormento para otros, generalmente los hiperactivos. Otros depositan en la divinidad su felicidad, otros la sienten desde el pto. de vista biológico, total, que me siento incapaz de hacer una definición mejor de la felicidad de la que ha hecho Francisco. Un fuerte abrazo.

Antorelo dijo...

Siempre se ha dicho que la felicidad no existe, que solo existen los momentos felices. Lo importantes, creo yo, es procurar todos los días nuestro bienestar. Para ello hace falta optimismo y alegría y, si no los tenemos, hay que ir a buscarlos.
Un abrazo

La Gata Coqueta dijo...

Que agradable resulta llegar a un espacio donde cada día se dejan pensamientos e ideas que van surgiendo para compartir con los amig@s.

Estando a la vez acompañados por el sentido de una razón entusiasmada que forman una amalgama singular y a la vez de perfección, naciendo con el paso del tiempo la necesidad obligada de pasar a saludar y a dejar mis huellas como muestra de mi estimado afecto.

Un ramillete de petunias deposito entre tus manos, son del color de los sentimiento, y al mirarlas fijamente percibirás la luz del interior del alma...

Hasta otro bello momento donde la armonía se pasea por la avenida de la poesía....

María del Carmen

Cantares dijo...

He conseguido alcanzar por mérito propío algunos momentos felices, otros muchos vinieron por azar, así como la vida me ha enviado desgracias que no fueron ni buscadas ni deseadas ni dependieron de mi.
Me encantó tu reflexión, yo desde hace un par de años exprimo cada momento alegre y hago mi mejor esfuerzo por alimentar mi buen humor, pero "todo no se puede" :) Seguiré tomando un día a la vez.
Un beso grande

Dilaida dijo...

Estoy de acuerdo con el comentario que te ha dejado Francisco, tiene razón, de nosotros depende totalmente que nos sintamos felices; hay personas que son felices con muy poco y otras que nada les basta.
Bicos

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

La felicidad no existe, al menos completa (siempre falta alguien). Lo importante,yo creo, es el equilibrio, sobre todo emocional y que haya más momentos buenos que malos es el ideal...

jose i mari dijo...

Me encantó tu reflexión...Yo me quedo con "esos instantes" que fueron mágicos y llenaron mi vida..Ahora, me conformo con conseguir el bienestar y la serenidad, la felicidad completa creo que no existe, aún conformándose con poca cosa...La felicidad son"momentos" que vienen y van...Se puede ser feliz...a "ratitos", pero creo que lo importante es saber valorar lo que se tiene y sentirse bien con uno mismo y con los demás. Amar mucho y repartir amor puede ser "sentirse feliz"...¿o no...? UN BESO. Mari Carmen.

abu Su dijo...

Hola Rita, tanto tiempo sin tener noticias tuyas, espero que todo este bien.
Y si podemos decir que existe la felicidad, porque esas pequeñas cosas del día a día nos hacen felices, como saber que estas bien y has vuelto a escribir, que este mundo del blog nos hace felices, por que nos comunicamos con esos amigos virtuales que nos emosionan,nos dan alegrias y tristezas y que formana parte de nuestro mundo.
Un beso grande Susana