Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

domingo, 10 de octubre de 2010

Los sueños


Corría el año 1940, hacía muy poco que había acabado aquella guerra espantosa, la Guerra Civil Española. Ahora había renacido la paz, esa paz del miedo, del hambre, de las delaciones entre vecinos y familia, de las sacas y fusilamientos en cualquier tapia del cementerio o de los caminos, esa paz atragantada, ese mirar a los lados con miedo, ese hablar en voz baja dentro de casa. Esa paz había tenido un precio muy alto, a cambio de ella nos privaron de la libertad, España era una gran cárcel sin rejas.

Mi amiga María era una gran rebelde, gritaba a los cuatro vientos sus protestas contra la dictadura sin recato ni miedo, yo sentía miedo por ella y le advertía, sabía que más tarde o más temprano llegarían a ella los esbirros del poder fascista, no me escuchó y tal como yo pensaba la llevaron a aquellos tenebrosos calabozos en donde sufrió toda clase de maltrato y vejaciones, fue la primera vez y fue una advertencia, volvió a casa hecha un guiñapo pero con la moral muy alta, no se rendía.

Muy a mi pesar todo aquello no sirvió para callarla, para tener más prudencia. Volvieron a por ella, se la llevaron y ésta vez fue mucho peor, la violaron, la maltrataron y finalmente la mataron. Yo, no se porque, estaba allí, presenciandolo todo horrorizada, con mis pies como clavados al suelo, sin poder moverme para ayudarla, aunque si lo hubiera hecho nada hubiera podido contra aquellos matarifes, lo último que le oí decir a mi amiga fue, “cuida de mi niño”, corrí para alcanzar la salida y corrí más para llegar a buscar a su pequeño hijo, y en ese momento........... me desperté.

Normalmente no recuerdo lo que sueño o si lo recuerdo, solo son escenas inconexas, nada que se pueda contar como algo que tiene sentido, pero a veces tengo sueños muy reales que siempre tienen que ver con la realidad de mi vida, hechos que se van desarrollando y que luego recuerdo con toda claridad. Muy pocas veces.

Ese ha sido hoy el caso, me he despertado con asustada y horrorizada, quisiera encontrar la explicación, el porqué de mi sueño, siempre he pensado que los sueños son un reflejo de lo que nos ocurre durante el día o también el producto de la lectura de un libro antes de dormir, pero durante el día no me ha pasado nada que tenga que ver con el sueño ni he leído recientemente ningún libro que trate de éste tema.

No recuerdo en mucho tiempo un sueño tan horrible....................................