Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

martes, 29 de junio de 2010

El perdón

Muchas veces pienso en el tiempo que perdemos en recordar agravios, en lo difícil que es perdonar, básicamente porque no queremos dar nuestro brazo a torcer o porque con aquella persona no queremos tener ya mucho o ningún trato.
Ha llegado a mis manos lo que viene más abajo, son de esas cosas que van rulando en Internet y que en éste caso me parece bastante acertado, quizá no sea fácil de llevar a la práctica pero seguramente merece la pena de intentar. La clave es, según mi opinión, separar conceptos, perdono pero no olvido, perdono y acepto el daño, perdono pero cierro un capitulo. De esa manera todo estará en su sitio, sobretodo desterramos el rencor y pasamos página dejando a la persona que nos hizo daño en el pasado.

El perdón libera de ataduras que amargan el alma y enferman el cuerpo
El perdón no es olvido, no es olvidar lo que nos ocurrió.
No significa excusar o justificar un determinado evento o mal comportamiento. No es aceptar lo ocurrido con resignación.
No es minimizar los eventos ocurridos.
No significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes.
Creemos erradamente que el perdón debe de conducirnos inexorablemente a la reconciliación con el agresor.
Pensamos que perdonar es hacernos íntimos amigos de nuestro agresory por tal motivo lo rechazamos.
No implica eso para nada, el perdón es UNICAMENTE PARA TI y para nadie más.
No hay que esperar que la persona que nos agredió cambie o modifique su conducta pues lo más probables es que ésta persona no cambie y es más, a veces empeoran.
El perdón se basa en la aceptación de lo que pasó.
La falta de perdón te ata a las personas desde el resentimiento. Te tiene encadenado.
El perdón se debe de realizar "sin expectativas" sin esperar que nada suceda.Si esperamos que el agresor acepte su error, estaremos esperando en vano y gastando nuestro tiempo y nuestras energías en una disculpa que jamás llegará.
Si estamos esperando esta reacción, luego de haber perdonado, pues realmente no perdonamos de corazón pues seguimos esperando una retribución, un resarcimiento.Seguimos anclados en el problema, en el ayer, queriendo que nos paguen por nuestro dolor.
Entonces no hemos perdonado, y quien tiene el control de nuestra vida es el EGO.
El EGO que quiere a toda costa castigar o cobrar al agresor.
No existe nada ni nadie que pueda resarcir el dolor ocasionado en el pasado, el pasado no tiene cómo ser cambiado.Ningún tipo de venganza o retribución podrá subsanar los momentos de tristeza y desolación que vivimos, lo mal que nos sentimos. Al esperar una disculpa, que se acepte el error; nada de eso cambiarán los hechos, lo ocurrido en el pasado, sólo estaremos queriendo alimentar nuestro ego, nuestra sed de justicia mal enfocada.
La falta de perdón es el veneno más destructivo para el espíritu ya que neutraliza los recursos emocionales que tienes.
El perdón es una declaración que podemos y debemos renovar a diario.
Muchas veces la persona más importante a la que tienes que perdonar es a ti mismo por todas las cosas que no fueron de la manera que pensabas.
Perdonando desde nuestro corazón, logramos mirar los hechos tal y como sucedieron y luego decidimos dejarlos ir, dejarlos en el ayer.
Aceptamos que somos APRENDICES!
Que la lección ya se encuentra aprendida y que hemos logrado vencer las circunstancias negativas que nos tocaron vivir.
Perdona para que puedas ser perdonado.
Recuerda que con la vara que mides, serás medido...


sábado, 26 de junio de 2010

Salvado de la basura

Era una tarde desapacible la del sábado, porque aunque ya oficialmente sea verano, en la práctica no lo es en absoluto, al menos no lo era el sábado, ya parece que el tiempo está dispuesto a cambiar, no lo diría yo muy alto porque llevamos unos meses muy especiales, vamos, muy chungos, esto no ha parecido primavera y ahora tampoco parece verano, nos regala unos días estupendos y cuando nos parece que ya se ha estabilizado vuelve a llover.

Volviendo a mi historia, les decía que el tiempo era bastante desapacible, pasamos cerca de un contenedor de basura y vimos una cosita pequeña, peludita, blanca y negra y más muerta que viva, era un gatito de muy poco tiempo, luego supimos que debía tener unos dos meses, lo recogimos, lo llevamos al veterinario y lo hemos sacado adelante con la medicación y muchos cuidados, fijarse en lo que digo, eso fue el sábado, o sea que han pasado 8 días solamente y hay que ver como está, vean las fotos más abajo. Cuando llegó aquí apenas se movía, no comía y lo tuvimos que alimentar con mucha paciencia pero rápidamente se ha recuperado y ahora no hay quien lo pare.

Está muy gracioso, juega mucho con Momo, mi caniche, se han hecho grandes amigos. Pensamos que le teníamos que buscar casa, yo me lo quedaría con mucho gusto pero Lao mi gato, que es muy mayor, no piensa lo mismo y está muy enfadado conmigo, incluso se niega a comer, teme seguramente que le roben su puesto de mando en la casa, además de que Momo ya no juega con él porque está entretenido con el pequeño y joven huesped.

No, no se enamoren de él porque ya tiene casa, una amiga mía ha decidido ser su ama y se lo llevará en breve, lo cierto es que me da mucha pena, le he tomado cariño en estos días y voy a echar de menos sus juegos y carreras por la casa. Vean las fotos, está para comerselo.













viernes, 25 de junio de 2010

Los hijos

Ay los hijos!..........decía mi amiga muy compungida

Que pasa con los hijos? Dije yo


Mira los hijos nacen, los cuidamos, pasamos malas noches, trabajamos, trabajamos y trabajamos. Casi todo lo hacemos por ellos, mejor o peor porque nadie es perfecto ni nadie tiene una licenciatura de padre, es la materia más difícil de la vida pero no hay una escuela de padres, por tanto todos lo hacemos lo mejor que sabemos, ponemos mucha voluntad, mucho amor y que salga lo que Dios quiera.

Luego se hacen mayores y comienzan su vida de adultos, para los padres comienzan otras y peores preocupaciones, que si vienen tarde, que si no avisaron, que que les habrá pasado, etc.....Y no se duerme con tranquilidad hasta que ya llegaron, y se les llama al móvil para saber que todo está bien, en fin, que les voy a contar, todos sabemos lo que es.

Más tarde se van de casa y nosotros que seguimos con nuestro cordón umbilical a medio cortar no nos desconectamos, estamos siempre pendientes de si están bien, de si necesitan algo. No nos atrevemos a dejar el teléfono descolgado para echar una cabezadita, no señor, soportamos todas esas llamadas del mediodía que fastidian nuestra pequeña siesta solo porque “los hijos pueden necesitarnos”. El móvil lo llevamos siempre dispuesto y siempre estamos observando si tenemos llamadas perdidas por si “los hijos nos necesitan”.

Como contrapartida los hijos, no todos claro, no se me ofendan, siempre hay excepciones, los hijos digo, no tienen ninguno de esos cuidados cuando se van de casa, ni siquiera cuando sus padres ya viven solos, no piensan que sus progenitores que en algunos casos ya es solo uno y vive solo, le pueda necesitar, no, no se les pasa por la mente, a los padres si.

Por muchos años que se tengan siempre querremos ayudarles, malo será cuando un día comprobemos que ya no podemos ayudarles en nada.

Piensan ellos igual?

Yo he sido hija.....lo hice yo igual?

Quizá peque de vanidad pero creo que no lo hice así, realmente me gustaría escuchar la opinión de mis padres, lo malo es que ya no es posible.

Hummm mi amiga está enfadada..........



Renovarse o morir

Me gustan los cambios, ya lo podéis ver, la monotonía me aburre, cambiar me estimula, me empuja a hacer cosas. Mi suegra decía que yo soy como los gatos, siempre cambiando de sitio las cosas, ella lo decía porque los muebles los cambiaba con mucha frecuencia, tal es así que de una visita a otra que ella me hacía, encontraba siempre algún cambio. Quizá en mi vida anterior fui un gato, quien sabe.
Pues hoy le ha tocado al blog, creo que ya lo estaba necesitando, ahora su nombre tiene mucho que ver con los últimos acontecimientos económicos de nuestro país, o mejor dicho de casi todo el mundo, creo que pocos se escapan. Creo que le voy a dejar el nombre hasta que me descongelen, aunque me temo que en ese caso morirá con ese nombre, ¿no lo creen ustedes así?
¿Nos descongelarán? ¿o por el contrario nos bajarán? No quiero pensar en ello pero les confieso que las dudas me asaltan, y teniendo en cuenta que tenemos en España las pensiones más bajas de Europa........la situación es comprometida.
En fin, ya lloraremos cuando toque, ahora nos quedamos con la parte cómica de la situación, no es que sea muy fácil verla pero lo intentaremos.
Lo dicho, cambio de nombre, elcambio de look ya se lo había hecho, así que esperaré un poco antes de volver a hacerlo.
Feliz fin de semana a todos

jueves, 24 de junio de 2010

Las hogueras de San Juan


Las hogueras de San Juan.........el baile de San Juan..........

Esta fecha quedará grabada a fuego en la memoria de 12 familias como mínimo, ésta noche de fiesta que desde niños nos hace disfrutar, esas mágicas hogueras, las creencias y tradiciones que nos llevan a salir en esa noche a saltar hogueras, a quemar todo aquello que nos hace daño......ésta noche ha sido la última para 12 jóvenes que lo único que querían era disfrutar como cada año y acabaron su vida baja las ruedas del tren.

Ahora vendrán las especulaciones, la investigación de los hechos que no les devolverán la vida. Se dice que los chicos cruzaron la vía porque la pasarela superior estaba cerrada, porque el paso subterráneo estaba abarrotado, que la gente a esas horas ya había bebido mucho (no era tan tarde, esto ocurrió a las 23.35 de la noche), en fin, todas las especulaciones van encaminadas a buscar un culpable de lo ocurrido. Si, seguramente habrá cosas que podrían funcionar mejor pero lo que es seguro es que estos jóvenes pasaron por encima de las vías por decisión propia.

Nadie recuerda que las normas están para cumplirlas aunque no sean las mejores, sobretodo cuando esas normas van encaminadas a proteger nuestra vida, y nadie recuerda que el primer responsable y cuidador de nuestra vida somos nosotros mismos, si los pasos subterráneos están abarrotados se espera, porque en esa noche de fiesta es lo normal y si salimos a divertirnos debemos pensar que somos muchos los que queremos hacerlo, y al fin y al cabo en una noche de fiesta la prisa no debería de existir, sobretodo para jóvenes que no tienen hora de llegada a casa.

Es muy duro todo esto, ellos lo han pagado muy caro, ¿servirá para que otras personas se lo piensen mejor antes de arriesgar su vida por unos minutos más o menos?

Mi pésame a las familias, para ellos comienza un luto y un camino muy doloroso.

domingo, 20 de junio de 2010

Día de orlas


Ha sido un día muy especial el de ayer, después de comer y después de una pequeña siestecita para estar fresquitos, nos empezamos a preparar, debíamos ir todos muy guapos, el acto lo requería, era ésta una ocasión muy especial y muy esperada, la entrega de orlas de los jóvenes que este fin de curso acaban su carrera.

Fin de carrera para muchos jóvenes, fin de preocupaciones de estudio para sus padres, el inicio de una nueva etapa en la vida, la etapa del trabajo.

Es un acto muy bonito y muy emotivo, hay muchos nervios de padres, hijos y en este caso tía. A los chicos les produce alegría y nerviosismo, a los mayores nos emociona por todo lo que ese acto significa.

Para los mayores es un logro haberlos visto llegar a este momento, sabemos que a partir de ahora la vida será muy diferente, pasarán a formar parte de los adultos en el mundo laboral, muchos se irán de casa e iniciaran su andadura lejos de nosotros, por un lado añoramos aquellas caritas de niños que dependían de nosotros y por otro nos alegra saber que ya se pueden cuidar solos.

Todos hemos recordado a su madre ausente, todos hemos pensado que allá donde esté será feliz viendo como su hijo consigue llegar a su meta y allá donde esté seguro que lo empujará a conseguir sus objetivos. Ojalá ella hubiera estado allí disfrutando con todos de ese momento, pero el destino no lo quiso así.

Mi recuerdo para ella y mi brindis por él y su futuro.


miércoles, 16 de junio de 2010

El viejo sillón


La casa se quedó silenciosa, todos se habían marchado y ella se quedó sentada en el sillón escuchando el silencio, se sentía cansada, se apoyó en el respaldo de aquel viejo sillón y toda su vida fue pasando como si de una película se tratara.

Le gustaba mucho aquel sillón tipo mecedora, lo sentía muy suyo, muy apegado a su vida, de hecho formaba parte de ella, de todo su pasado, también de su presente y estaba segura de que lo sería de su futuro, lo cuidaría para que su vida fuera tan larga o corta como la suya. Quería descansar en él hasta el último minuto de su vida.

Recordaba cuando lo habían comprado, recién casados, muy jovencitos los dos, ella se lo había apropiado inmediatamente porque le recordaba la vieja mecedora donde su padre la dormía de pequeña, recordaba también cuando se mecía en él contemplando como su panza crecía y crecía, la acariciaba y hablaba con su bebé, el primero, el segundo, el tercero........el tercero......que sorpresa y que alegría.

Allí los había dormido luego, en él había pasado muchas noches en vela cuando ellos estaban enfermos o cuando algún problema le preocupaba, velaba mientras hacía punto de media o crochet, pensaba y pensaba.........

Allí estuvo en vela aquella fatídica noche en que su niña estuvo perdida, lloraba y lloraba mientras esperaba que regresaran de su búsqueda su padre, sus tíos, toda la familia, recordaba la alegría tan grande que sintió cuando su padre la trajo de nuevo a casa a la mañana siguiente. No puede haber alegría más grande.

Recordaba también cuando regresó del entierro de su querido compañero, se sentó en el viejo sillón y lloró. Ya no estaría él a su lado, ya no la despertaría para que se fuera a la cama, “venga vete a acostarte que estás dormida” .

Ellos fueron creciendo, se hicieron mayores, primero salió el mayor, luego el segundo que le trajo unos nietos preciosos, y ella seguía pasando sus días en aquel sillón que ahora le disputaban los nietos cuando vienen a verla, ella les riñe, “que me lo vais a romper, que tiene muchos años”.

Solo le quedaba la pequeña, ahora también se va.

Y ella se quedaba allí, sentada en su sillón, cuantos años habían pasado.......

De cuantas cosas había sido un mudo testigo.................

Y ahora?...............

Encendió la tele para que su ruido inundara la casa y llenara su mente de historias ajenas y de telediarios inquietantes. Así se fue quedando dormida, pensando que no hay mejor somnífero que la televisión.


martes, 15 de junio de 2010

Los gatos y nosotros


La mayoría de las personas piensan que los gatos no hacen nada, son perezosos y lo único que hacen es comer y dormir.

No es así!!!!!

¿Alguna vez te has puesto a pensar porque hay tantas personas que tienen gatos? ¿Casi mas que los que tienen perros?

Aquí están una serie de datos sobre la vida secreta de los gatos

Todos los gatos tienen el poder de diariamente, remover toda la energía negativa que hay acumulada en nuestro cuerpo. En cuanto dormimos, ellos absorben esa energía.

Si hay mas de una persona en la familia, y solo un gato, el puede acumular una cantidad excesiva de negatividad al absorber energía de tantas personas.

Cuando duerme, el cuerpo del gato libera la negatividad que eliminan de nosotros.

Si estuviéramos excesivamente estresados, pueden tener el tiempo suficiente para liberar tal cantidad de energía negativa, y consecuentemente se acumula como gordura hasta que pueden liberarla. Por tanto se vuelven gordos.

Es bueno tener mas de un gato en casa para que la carga sea dividida entre ellos. Ellos también nos protegen durante la noche para que ninguna influencia indeseable nos haga daño mientras dormimos. Es por eso que les gusta dormir en nuestra cama o cerca de ella.

Si consideran que estamos bien no dormiran con nosotros. Si hubiera algo extraño a nuestro alrededor, saltarían a nuestra cama y nos protegerían.

Si una persona viene a nuestra casa y los gatos sintieran que están ahí para perjudicarnos, los gatos nos rodearían para protegernos.

Los gatos son criaturas adorables y aman a sus dueños por encima de todo. Pero tienen una manera diferente de amar.....No obstante es verdadero.

Son dulces amigables y fieles.

Yo ni quito ni pongo rey pero.......tengo gato




Si hay más de una persona en l

domingo, 13 de junio de 2010

Aprender de lo malo


Me gusta ésta frase de Giovanni Papini

Cada hombre es diverso, distinto de los demás, inefable, único, absolutamente personal. La igualdad humana es una ilusión intelectualista engendrada por un anhelo sentimental.

Y al hilo de ella me hago unas reflexiones.

Con frecuencia deseamos no recordar a las personas malas que han tenido algo que ver en nuestras vidas, o las que sin ser malas han tenido una influencia negativa sobre nosotros. Es muy humano, esos recuerdos nos hacen sufrir, nos frustran y deseamos borrarlos de nuestra memoria.

Con el paso de los años me he dado cuenta de que tanto las buenas como las malas nos han enseñado cosas y nos han ayudado a madurar, por lo tanto no solo no debemos olvidarlas, muy al contrario, las debemos tener muy presentes y agradecer al destino que las haya puesto en nuestra vida, también nuestro agradecimiento se debe hacer extensivo a ellas mismas por haber estado y mucho más por haberse marchado, las malas claro.

Por todo esto también pienso que es erróneo catalogar a las personas en buenas o malas (haciendo excepción con ladrones, asesinos, terroristas, ectc...), simplemente creo que algunas personas se ajustan a nuestras expectativas sobre ellas y otras no, es entonces cuando pensamos que son malas, realmente no lo son, NO SON COMO NOSOTROS QUEREMOS QUE SEAN.

Y llegado a éste punto de reflexión me doy cuenta de todo lo que he aprendido a lo largo de mi vida, y no me cabe duda que lo que me quede por vivir será también un aprendizaje, porque las personas que se ajustan a mis expectativas son pocas, lo cual me lleva a preguntar ¿será que soy muy exigente? ¿o será que pido a los demás lo mismo que doy y no me conformo? Y no es que piense que lo que yo doy sea lo mejor, solo que, se corresponde con lo que es bueno para mi, y entonces entramos en aquello de que lo que es bueno para mi no tiene porque ser bueno para los demás, o sea que volvemos a recordar que no somos ni malos ni buenos, Ozú que lío!!!

En cualquier caso vaya mi agradecimiento a quienes corresponda por todo lo aprendido. Y que lo sepan, no me da miedo seguir aprendiendo.

Y ustedes ¿que piensan?

miércoles, 9 de junio de 2010

Hay gente, gentuza y gentuallo


Esta es una sabia frase de mi pueblo, “hay gente, gentuza y gentuallo”

Es gentuza la que va por la autopista picando las luces por la vía de adelantamiento para que nos quitemos del medio porque quieren ir a más velocidad que tu (siempre más de la permitida), es gente la que como tu y como yo se quita del medio porque apreciamos nuestra vida, y no denunciamos el hecho porque para empezar no nos harían caso, es su palabra contra la nuestra.

Es gentuza la que se coloca con su coche pegado al nuestro cuando tratamos de salir a la autopista quitándonos la visibilidad y la posibilidad de salir sin tener un accidente y aprovechándose de esa ventaja sale delante de nosotros, es gente la que como tu y como yo nos llenamos de paciencia y esperamos a que éste energúmeno salga y se nos quite de delante.

Es gentuza la que en una salida sin semáforo se coloca a nuestra derecha y no nos deja ver si viene un coche para poder salir, es gente la que como tu y como yo se vuelve a llenar de paciencia y no se baja del coche para estrangularlo.

Es gentuza la que pone en su coche la música a toda potencia y cuando para en el semáforo te impone dicha música que nunca es precisamente la que nos gusta a nosotros, es gente la que como tu y como yo sube el cristal de la ventanilla y cuenta hasta 100 para no decirle lo que pensamos.

Y es gentuallo aquellos que teniendo la responsabilidad, la confianza y los votos del pueblo no evita todos estos desmanes que además en muchos casos ocasionan accidentes con muertos.

Como ven estoy quemadita, hoy me siento intolerante con éstos personajillos que campan a sus anchas con total impunidad. Y luego voy yo y aparco un momento en carga y descarga por ejemplo y cae sobre mi el policía de turno que no se de donde sale con tanta celeridad, pero en la autopista no veo ni uno.

lunes, 7 de junio de 2010

El barco


Este barco llega a puerto.
Ha sobrevivido a muchas tormentas, el viento y las olas lo han golpeado duramente, a veces parecía que se iba a romper en pedazos, demasiado fuerte el oleaje, demasiado fuerte la tempestad.
Pero siempre había un amanecer despejado que lo hacía navegar con renovados bríos, las velas se desplegaban con alegría, el capitán tomaba el timón y cantaba sus viejas canciones, de nuevo se alejaba la tormenta, de nuevo lucía el sol, llegaremos a la meta decía.
Con cada una de las tormentas que resquebrajaban su quilla, con cada remiendo en su casco el navío se hacía viejo, pero sus viejas heridas no le han impedido llegar donde el capitán le lleva.
Por el camino fue dejando su carga, falta el último tramo.
Ese, el que más cuesta, el capitán está viejo, el barco también, es el sprint final.
El capitán canta y llora, canta porque es feliz con el deber cumplido, llora porque su trabajo ha terminado, ahora deberá abandonar el barco y retirase con los viejos marineros a contar viejas historias, a cantar viejas canciones a los niños en la playa.