Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

lunes, 31 de mayo de 2010

No soporto a estos bárbaros!!!!

Muchas veces he dicho “que paren este tren que yo me bajo”. Hoy lo digo de nuevo, estoy harta de ver atrocidades cometidas por los seres humanos, por el simple hecho de divertirse. ¡¡¡Se divierten haciendo daño a un animal!!!!

No lo soporto, no puede ser que el hombre se comporte así, ¿pero como se puede disfrutar haciendo sufrir a un ser vivo? Me da igual que sea un animal irracional o un hombre racional , me da igual su tamaño, ES UN SER VIVO, y sufre igual que el propio individuo que está haciéndole sufrir, ¿pero es que eso no lo pueden entender?

No hemos adelantado nada, tanto avance tecnológico, tanto avanzar en materia de educación y tanta gaita, pero el hombre sigue siendo un bárbaro.

Me avergüenzo de mis congéneres, no son dignos de respeto.

Creo que todos los que hayan visto el telediario sabrán de lo que les hablo.

En el pueblo de Alhaurin el Grande de Málaga, en las fiestas locales se ha hecho una suelta de vaquillas (que ya tiene delito divertirse a costa de los pobres animales), además de eso un grupo de jóvenes, dicen que bajo los efectos del alcohol, se han divertido dándole patadas a la vaquilla, el animal no ha podido ni defenderse dado el número de “jovencitos” que la atacaban, quedó tan maltrecha que tuvieron que sacrificarla.

Estoy en contra de los sanfermines, de los toros y de la suelta de vaquillas, por supuesto también en contra de cualquier acto de maltrato a los animales, pero si además se hace como diversión me parece ABERRANTE.

Y repito, no lo soporto, no soporto que nuestros gobernantes, todos, desde los alcaldes al presidente del Gobierno sigan mirando a otro lado en estos temas.

No soporto que algunos jóvenes tengan estos malos sentimientos, seguramente producto de una mala educación.

Creo que los seres humanos no somos dignos de tener unos compañeros de camino tan nobles como los animales.

¿Que pasaría si de pronto aparecieran unos seres más grandes, inteligentes y poderosos que nosotros? ¿Que pasaría si decidieran que somos su comida?

¿Que pasaría si nos apalearan y nos llevaran a una plaza para aplicarnos el castigo infame que nosotros le aplicamos a los toros?

¿Que pasaría en fin, si de pronto nosotros pasáramos a formar parte de una especie inferior utilizada de la forma en que nosotros utilizamos a todos los animales?

Todo eso se los deseo a todos los que practican este o cualquier otro maltrato a los animales.

Por ser nosotros más poderosos e inteligentes nuestra misión sería, y lo es para muchos, protegerlos a ellos, nunca maltratarlos.

Yo he sabido ésto por el telediario pero también por el blog Ellos jamás lo harían , no pude ver la noticia completa porque la escena era muy dura, como tampoco he podido ver el video de Youtube del cual les dejó el enlace más abajo si es que quieren verlo, también les dejo el enlace de la noticia.


http://www.youtube.com/watch?v=68E3-fUOJRM

http://www.telecinco.es/informativos/sociedad/noticia/100020856/Jovenes+embriagados+dan+una+brutal+paliza+a+una+vaquilla+en+Malaga


jueves, 27 de mayo de 2010

Las obras del vecino


Eran las 8 de la mañana y estaba en lo mejor de mis sueños, porque claro, soy una jubilada feliz, congelada, pero feliz, no tengo niños, no tengo a nadie que ronque, (para eso me basto yo), en estos momentos no hay nadie en casa, o sea que podría decir que no tengo nadie ni perrito que me ladre, pero ésto último no es cierto, si que tengo perrito y gatito pero ambos están durmiendo mientras yo lo estoy, así que no me despiertan mientras no ocurra nada extraño.
Y ocurrió, vaya que si. De pronto pareció que un terremoto movía la casa, el estruendo fue tremendo, yo desperté de golpe y me quedé como quien dice, agarrada a la lampara, pensé que había ocurrido una hecatombe, el Teide había entrado en erupción o algo parecido, como ahora ocurren tantas cosas, los volcanes, los terremotos, pues claro, pensé lo peor. Luego me di cuenta que era el ruido de un compresor, lo conozco bastante bien, no porque en mi casa se haya usado, no, el vecino lo ha usado más de una vez. Si señor, nuevamente era el vecino, nuevamente estaba haciendo una obra, y nuevamente lo hacía sin tener la cortesía al menos de avisar para que no me de un infarto.
Diez años llevamos en esta casa, el vecino y yo, y en estos diez años ha hecho tantas obras que esa casa ya no se parece con el original, muchas veces me he preguntado porque no se compró un terreno y se hizo la casa a su gusto, no, tenía que venir a fastidiar aquí.
Y si por lo menos fuera educado y considerado, cosa ésta que parece ya tan difícil, ya no abundan las personas así, si por lo menos lo fuera, avisaría y pediría un permiso de obras como corresponde, pues no, él planifica la obra, se va a casa de su suegra para no soportar el ruido y los vecinos nos quedamos aquí soportando su obra.
Así llevamos ya dos días, y ésto no es nada porque una vez duró el estruendo una semana entera, pero él se marcha tan fresco.
En este país las cosas son así, la gente hace lo que quiere y las normas no existen. Los quisiera yo ver en Francia, Inglaterra, Suecia, etc.....
Envidio a esos países que han sabido enseñar a la gente a convivir. Estamos a muchos años luz de eso desgraciadamente.

lunes, 24 de mayo de 2010

Mi tía María


La tía María se ausenta.......................
He tenido muchas tías, en total 7, pero la tía María es especial. Es la más pequeña de los 8 hermanos de mi padre, es la niña que nadie esperaba ya, realmente mi abuela no pensó que estaba embarazada, creía que era un tumor o algo parecido, en aquellos tiempos la medicina no tenía muchos medios, hace 88 años las cosas eran más complicadas y confusas. Mi abuela ya no tenía edad para eso, al menos eso era lo que ella creía, curiosamente tenía la edad en que ahora muchas mujeres quieren tener hijos.
Es la única tía que me queda.
Mi primer recuerdo de ella era de una mujer de 38 años que a mi me parecía muy mayor, que horror!!! era cariñosa, muy familiar, te daba unos cachetes de cariño si te negabas a comer. Siempre estaba rodeada de niños, le gustaban mucho, ella tuvo 5 niñas, buscando el niño......ya se sabe.
Se casó a los 17 años, su marido nada más casarse se fue a la guerra, aquella odiosa guerra civil española, por suerte para ella su marido volvió sano y salvo, a partir de ahí nunca se separaron para nada.
Le gustaba reunir a la familia a su alrededor, vivían en una pequeña casa que parecía de muñecas, a mi siempre me recordó la casita de los siete enanitos, muy bonita y coqueta, ella la tenía siempre llena de plantas, le gustaban mucho, yo heredé esa afición .
En esa pequeña casa vivieron ellos con sus 5 hijas.
Siempre que iba a casa de la tía me llevaba a la cocina y sacaba unas latas que contenían diferentes galletas y biscochos, eran una delicia, todos hechos por ella, hasta hace unos poquitos años continuaba haciéndolo, ir a su casa era visitar la cocina y sus preciosas latas, cuyo contenido tanto me gustaba.
Mis primas se fueron casando y marchando de casa, comenzaron a venir nietos que ella cuidaba con mucho cariño, ha sido la abuelita de los cuentos.
Al pasar los años comenzaron los pequeños achaques de los dos pero han logrado vivir mucho y bien. Hace 4 años murió el tío, ella perdió a su compañero de toda la vida y ya la tía María no ha sido la misma.
Poco a poco ha perdido la memoria, no tiene ninguna de las enfermedades que podría tener por su edad, solo que ha perdido la memoria, no quiere acordarse de nada, su cerebro se defiende del dolor de haber perdido a su marido, si no recuerda no sufre.
Ahora ya no me conoce, cuando voy a verla le tengo que explicar quien soy, al principio lo recordaba fácilmente, ahora ya no, hoy me ha dicho “pero entonces nosotras somos familia?” Que dolor se siente.
Ha sido la mejor de mis tías, se ha hecho querer mucho y voy a sentir su ausencia, la siento ya, siento que ya se ha ido, ya no está la tía jovial, cariñosa, llena de vida y ganas de vivir, aquella que te regañaba cariñosamente aunque ya fueras mayor y peinaras canas, aquella que se interesaba por tus cosas, aquella que te daba unos besos apretados y te llamaba la atención porque tardabas en ir a verla.
Era una gozada pasar una tarde en su casa charlando, en aquella terraza donde ya no cabía una sola planta, allí nos sentábamos a tomar café con aquella galletas......ella te contaba cosas antiguas de la familia, cosas que sin ella nunca hubiera sabido, tenía una gracia especial para hacerlo además de una memoria prodigiosa, que triste, eso es lo que ahora no tiene.
La vida ya no es lo mismo sin mi querida tía María.

domingo, 16 de mayo de 2010

La protesta de una jubilada


No estoy conforme, y no lo estoy porque no es justo.
No es justo que siempre paguemos los mismos, o por lo menos comience el ajuste por el mismo sitio. Yo ya se que tenemos que ser solidarios, que hay que hacer ajustes, que hay que rebajar el déficit, todo eso lo sé. De sobra que lo sé.
Pero como he vivido mucho, he visto siempre la misma maniobra, lo primero que se toca son los funcionarios, esta vez también nos ha tocado a los jubilados, porque amigos, aunque solo nos congelen la pensión, lo cierto es que para los efectos nos la bajan, claro que nos la bajan porque todo subirá, subirá TODO, y nuestro sueldo seguirá siendo el mismo.
Y todo eso sabiendo que las pensiones en España están por debajo de la media de Europa, dicho por el mismo presidente, que no me lo invento.
A los funcionarios les bajarán el 5% y no recuperarán lo perdido hasta que las ranas críen pelos.
Para que todo esto fuera justo, para que el reparto fuera equitativo se debería de empezar por ajustar otras cosas, se me ocurren algunas que también se le ocurrió a un periodista que estaba en la rueda de prensa que dio el presidente, le preguntaron por los impuestos a las rentas más altas, y él contestó que no lo descartaba. Más tarde Pepe Blanco dijo lo mismo, no se descarta hacerlo pero “eso no está ahora encima de la mesa”, o sea, eso no está encima de la mesa pero los sueldos de los funcionarios y los jubilados no se lo han pensado dos veces y si que lo están. Es muy fácil por lo que se ve, lo otro hay que pensárselo ¿porque será? Por lo de siempre pienso yo, lo que ocurre es que no me parece coherente con un gobierno de izquierdas .
Se me ocurre también, y creo que no descubro la pólvora, que las profesiones libres en este país están muy “dejadas de la mano de Dios”, como se suele decir, pueden escamotearle a la Agencia Tributaria muchas cosas, por ese agujero se va mucho dinero negro y no parece que lo quieran arreglar. Por poner un ejemplo, los médicos. Con el gobierno de Felipe González eso cambió. El contribuyente podía desgravarse cualquier gasto que hubiera tenido con la medicina privada, incluidas las recetas, con lo cual todos pedíamos factura al médico, y éste no tenía más remedio que declarar esos ingresos. El gobierno del señor Aznar corrigió esto y volvimos a la situación anterior, por lo tanto los médicos ya son libres de cobrar lo que quieran y no declarlo, porque si ya no nos podemos desgravar ese gasto, ¿para que les pedimos factura?
Yo esperaba que este gobierno hiciera éste cambio y algunos más en la declaración de la renta pero......no ha sido así, seguimos trincados los mismos de siempre.
Esto no es falta de solidaridad por mi parte, esto es una medida incompleta y por lo tanto injusta.
Pues bien, apretemos el cinturón, cuantas veces he oído eso.........
Cuando era niña ya mi padre protestaba porque Franco en su parrafada de Navidad les decía a los españoles que había que apretarse el cinturón, mi padre decía “si es que ya no tengo más agujeros”. Pues ya ven ustedes, los años que han pasado y seguimos a vueltas con el cinturón.

PD. Los políticos y los pañales se han de cambiar a menudo......y por los mismos motivos. Bernard Shaw

sábado, 15 de mayo de 2010

Se llama Pirri


Se llama Pirri y es un foxterrier muy bonito y muy viejecito, está ciego y ha perdido el olfato. Va caminando con andar cansino, arrastra su correa, se ha soltado de donde su amo lo dejó atado para que tomara el sol en el jardin de su casa, andando andando se ha desorientado y se ha alejado del lugar. Está perdido.
Los coches pasan por su lado sin parar, milagrosamente no lo atropellan y él sigue intentando encontrar el camino de su casa, muy difícil tarea teniendo en cuenta que ha perdido los dos sentidos que lo pueden ayudar, su cuerpecito tiembla de miedo, está cansado y tiene sed, nadie lo socorre. Nadie tiene tiempo para parar, total, es un perro, lo normal es que los perros estén en la calle tirados, pasando sed y hambre. Si están enfermos se mueren solos “como un perro”.
Por suerte pasaba yo por allí y lo vi. Paré mi coche a un lado, lo tomé de la correa y lo llevé al coche, él se dejaba llevar sin resistirse pero temblaba mucho, le hablé, lo tranquilicé, parecía que me escuchaba, se echó en la alfombra del coche y se acurrucó confiado, dio un suspiro que parecía de alivio y se quedó quietecito.
Lo llevé a mi casa, le di agua y comida y puse manos a la obra para encontrar a su dueño. Hubo suerte, una vecina lo conoció y pude encaminar mis pasos a la casa de su amo que lo estaba buscando angustiado.
Ni que decir tiene la alegría que le dí, al perro y al amo. Cuando Pirri oyó la voz de su amo que lo llamaba no cabía en si de alegría.
Y ni que decir tiene la alegría que yo sentí viendo el reencuentro de amo y perro. Yo tenía cosas que hacer, se quedaron para otro día, pero me siento compensada de sobra viendo a ese animalito volver a su casa.
Que poco cuesta parar unos minutos cuando un ser que sufre está en apuros y que insensibles son muchísimas personas al sufrimiento de los animales.
¿como pueden pasar de largo e irse luego a dormir con la conciencia tranquila?
Yo no puedo. Estoy muy contenta de que Pirri esté en su casa.



jueves, 13 de mayo de 2010

La mala educación

Hablar del tema de la educación es muy comprometido porque si quien habla es una persona mayorcita, (ya ven que me gusta usar el diminutivo cuando hablo de mayores, ya saben que tengo unas ideas muy particulares sobre esto) se piensa siempre que está condicionada por su edad.
No obstante lo hago, no me puedo resistir a la tentación cuando veo cosas como ésta en un escaparate de un comercio del cual no diré su nombre, por aquello de la prudencia, no por falta de ganas, vean:
ESTAMOS JODIDOS, POR ESO TE REGALAMOS EL 50%
Yo ya se que ésta es la forma de hablar habitual, no es un taco propiamente dicho, pero si es una forma de expresión malsonante que hay que saber en que lugar y momento se emplean. Sobretodo creo que hay que educar, y si éstas expresiones se usan para éstos menesteres, nuestros jóvenes y niños terminaran usándolo para cualquier momento de su vida, luego nos quejaremos de que nuestros chicos hablan muy mal.
En lineas generales, no digo que todos pero si una gran mayoría de padres, se han descuidado mucho en la educación de los hijos y los hemos sumergido en una sociedad en la que lo que más prima es la belleza y la juventud. Tengo que decir que la televisión se ha encargado de potenciar el descuido de muchos padres con esos programas de cotilleos que tanto les gusta a muchos jóvenes y en las cuales se habla tan mal.
La prueba de todo ésto es éste anuncio de escaparate, ya hay una generación que ha llegado a la edad adulta, ya estamos recogiendo la cosecha de la mala siembra, de la mala educación.
Hace algunos años tenía yo unos vecinitos que jugaban a la pelota en la calle, la puerta que estaba debajo de mi ventana, que era una puerta metálica, era la portería, cada golpe de pelota retumbaba en mi cabeza, me asomaba y les rogaba que se fueran, se asomaba su madre y les decía; “no hagan caso, ella no es nadie para llamarles la atención”. Esos niños ya son mayores y sé con toda seguridad que sus padres tuvieron muchos problemas con esos chicos, no respetaban a sus padres, cosa ésta bastante lógica, es lo que ellos mismos les enseñaron.
Si ésto me hubiera ocurrido a mi cuando era pequeña, hubiera cogido mi pelota marchándome a otro lugar, además de pedirle disculpas a la señora, y si no lo hubiera hecho ya se hubiera encargado mi madre de regañarme. Así se educaba y así lo he hecho yo y tengo que decir que estoy muy orgullosa de mis hijos.
¿Y ustedes que piensan? ¿Estoy exagerando?

miércoles, 12 de mayo de 2010

En el séptimo cielo

¿Hay vida después de los sesenta? Esa es la gran pregunta, creo que todos cuando eramos jóvenes pensábamos que a cierta edad las personas se convierten en asexuadas, lo pensábamos como la cosa más normal del mundo. Luego van pasando los años y nos damos cuenta que los años nos estropean por fuera pero no por dentro, así que comenzamos a entender cosas que antes no comprendíamos , nos damos cuenta de nuestro error.
Para los que piensen que después de los sesenta o si me apuras incluso de los cincuenta, no hay amor, no hay vida y no hay sexo, les aconsejo que vean ésta película, "En el séptimo cielo ". La recomiendo.



domingo, 9 de mayo de 2010

La nueva Alicia


He llevado a mis nietos a ver la nueva versión de Tim Burton de Alicia en el país de la maravillas. Y que quieren que les diga, esto da para mucho. De aquella Alicia a ésta va.......bueno, van muchos años y muchos cambios en la sociedad y en los niños.
A los niños de éste momento no le van los cuentos que a nosotros, los mayorcitos, los de la generación de la posguerra nos gustaba tanto. Aquellas princesitas que esperaban a su príncipe azul, aquella bruja mala que se comía a los niños, aquellos enanitos que protegían a Blancanieves, esos cuentos ni siquiera a los niños de 4 años.
Eramos muy niños y muy ingenuos, creíamos en la cigüeña, Dios mio, en la cigüeña!, cuando lo pienso........en fin, que ésta es una generación muy informada, con muchos medios a su alcance que les han hecho más duros y menos ingenuos. Las películas para ellos ya tienen otro corte, ya no cuentan mentiras románticas, que hasta cierto punto es bueno pero no tanto, o sea que pienso que debería de haber un término medio que no lo hay.
Estas películas, las nuevas, las que ven mis nietos ahora son muy violentas, siempre hay superheroes que luchan contra los malos, mucho ruido, mucho matar al malo, muchos efectos especiales que a punto están de dejarnos sordos. En resumen, siempre hay una guerra de unos contra otros cuyo objetivo es matarse.
El cuento del que les hablo no ha sido uno de mis preferidos porque yo soy muy realista, y debe ser que lo soy desde pequeña, por tanto todo lo que se aleje de la realidad y de lo posible no me gusta, además de que la reina cortando cabezas tampoco me gustaba.
Pero la película de Tim Burton, como dirían nuestros jóvenes, es una pasada, es una adaptación a estos tiempos, por tanto nos situa en un escenario mucho menos bucólico, en donde hay violencia, donde hay un malo y un bueno, donde hay un monstruo malo que luego no es tan malo y donde se cortan muchas cabezas, es una pelicula del estilo de los superheroes que tanto les gusta a nuestros niños.
No dudo de la calidad de la película como tal, pero realmente su contenido no me ha gustado.
Pero esto es lo que hay, o no?

sábado, 8 de mayo de 2010

El silencio de la noche


Ahora cuando ya todos descansan, oigo el silenciode la noche. Se oye la respiración de Momo, el caniche travieso y escandaloso que ladra con ese ladrido estridente y molesto, pero que ahora, ya cansado de “la dura jornada laboral” ha decidido dormir. También Lao, el gato duerme, pero no hace ruido cuando respira, es absolutamente silencioso. Los dos me acompañan siempre, son mis amigos incondicionales, no piden nada a cambio, solo comida y una caricia de vez en cuando, ¿a quien no le gusta? ¿ a quien no le hace falta un mimo?
Pero hoy además me acompañan mis nietos, han querido pasar el fin de semana conmigo y me han llenado la casa, habitualmente silenciosa, de risas y gritos, los mayores (11 y 9 años) viendo el fútbol y el pequeño, 4 años, enredando por aquí y por allá, pero los tres son muy buenos y obedientes. Han cenado y se han ido a la cama en cuanto se los he dicho, ahora duermen ya y la casa está silenciosa, como “La casa sosegada” de Antonio Gala, me encanta Gala. En ese libro habla entre otras cosas, del silencio que se produce en las casas cuando todos se van a la cama, ese silencio que produce una gran paz, solo se oye el sonido de las teclas de mi ordenador y las campanadas del relog.
Es la hora del día que más me gusta, siempre me ha gustado, parece que el tiempo es mío solo, aunque a veces me produce tristeza porque es otro día que se va. Solo espanto la tristeza cuando pienso que también es un nuevo día el que se aproxima, que mañana cuando amanezca muchas cosas nuevas me están esperando.


jueves, 6 de mayo de 2010

Morir lentamente

Me gustan estos versos de Neruda, espero que les guste y les haga reflexionar tanto como a mi.

Muere lentamente
quien no viaja,
quien no lee...
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.
Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.
Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca,
quien no se atreve a cambiar
el color de su vestimenta
o bien no conversa con quien no conoce.
Muere lentamente
quien evita una pasión y su remolino de emociones,
justamente éstas que regresan el brillo a los ojos
y restauran los corazones destrozados.
Muere lentamente
quien no gira el volante cuando está infeliz con
su trabajo, o su amor,
quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir
atrás de un sueño
quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida,
huir de los consejos sensatos...
¡ Vive hoy !
¡ Arriesga hoy!