Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

lunes, 27 de diciembre de 2010

Diario de un perro y un gato


Aunque es una nota de humor, les diré a los que no hayan tenido perro y gato, que ésto es rigurosamente cierto, así es un perro y así es un gato.



Extractos del diario de un perro
8:00 - ¡Comida de perro! ¡Lo que más me gusta!
9:30 - ¡Paseo en coche! ¡Lo que más me gusta!
9:40 - ¡Paseo por el parque! ¡Lo que más me gusta!
10:30 - ¡Acariciado y mimado! ¡Lo que más me gusta!
12:00 - ¡Comida! ¡Lo que más me gusta!
13:00 - ¡Hemos jugado en el jardín! ¡Lo que más me gusta!
15:00 - ¡He meneado mi cola! ¡Lo que más me gusta!
17:00 - ¡Huesos! ¡Lo que más me gusta!
19:00 - ¡He jugado con la pelota! ¡Lo que más me gusta!
20:00 - ¡Guau! ¡He visto la tele con la gente! ¡Lo que más me gusta!
23:00 - ¡Durmiendo en la cama! ¡Lo que más me gusta!




Extractos del diario de un gato
Día 983 de mi cautiverio. Mis captores continúan provocándome con extraños objetos colgantes.

Cenan carne fresca profusamente, mientras que a los otros presos y a mí nos alimentan con un sofrito de carne o algún tipo de nuggets secos. Pese a que muestro mi desdén con claridad, igualmente he de comer algo para mantenerme fuerte.

Lo único que me mantiene en marcha es mi sueño de escaparme. En un intento de darles asco, he vuelto a vomitar en la alfombra.

Hoy he decapitado a un ratón, y he dejado su cuerpo sin cabeza a sus pies. Esperaba que les provocase miedo en sus corazones, puesto que les he mostrado de lo que soy capaz. Sin embargo, simplemente han hecho comentarios condescendientes de lo “buen cazadorcito” que soy. Cabrones.

Esta noche han tenido alguna clase de reunión con sus cómplices. Me han confinado solitariamente durante el encuentro. Aun así, he podido oír el ruido y el olor de comida. He escuchado por casualidad que mi confinamiento era por el poder de las “alergias”. He de averiguar qué significa, y cómo usarlo en mi favor.

Hoy casi tengo éxito en el intento de asesinato de uno de mis torturadores, cuando he zigzagueado entre sus pies mientras caminaba. Tengo que volver a probarlo, pero esta vez en lo alto de las escaleras.

Estoy seguro de que los otros prisioneros son esbirros y chivatos. El perro tiene privilegios especiales. Le liberan regularmente - y parece más que deseoso por volver. Evidentemente es retrasado.
El pájaro debe ser un informador. Le observo comunicarse con los guardias con frecuencia. Doy por seguro que informa de cada movimiento que doy. Mis secuestradores le han organizado una protección en una celda elevada, así que está fuera de mi alcance. Por el momento...

8 comentarios:

Cantares dijo...

jajaja
Muy bueno, aunque mi gato Wilson no ha intentado escapar de su cautiverio nunca, se lo ve muy cómodo.
Felicidades
Besos

Felipe dijo...

Mejor explicado,imposible.

Muy bueno

abrazos

Dilaida dijo...

Completamente de acuerdo en todo. Yo que siempre tuve gatos y perros es como tú dices en general; aunque tambien, igual que los humanos existen diferencias y hay perros que odian viajar en coche y gatos que sólo quieren mimos o que no soportan comer carne cruda y solo quieren piensos.
Bicos

Francisco Espada dijo...

Te aseguro, Rita, que a mí me ocurre como a los perros: todas las atenciones que recibo, todos los cuidos, todos los mimos, son lo que más me gusta.

Cornelivs dijo...

Que bueno... me ha encantado esta pequeña confesión gatuna.

Besos...!

Ricardo Miñana dijo...

Que pases unas felices fiestas y que la armonía, la paz y la felicidad entren en tu hogar.

un abrazo.

Alice dijo...

Es original y gracioso, sí, pero yo que conozco bien a mis gatos, no creo que escribieran algo semejante, más bien dirían: "mi humano está tan tranquilo con el ordenador, voy a ponerme encima de él para que me haga caso y me dé mi ración de caricias". O algo así :-)
un abrazo

Doctor G. dijo...

Hola Rita!

Muchas gracias por incluir mi humilde blog dentro del tuyo y por publicar tan buenos temas.
Te deseo lo mejor y muchos éxitos para este 2011.

Un abrazo desde Lima.