Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

domingo, 10 de octubre de 2010

Los sueños


Corría el año 1940, hacía muy poco que había acabado aquella guerra espantosa, la Guerra Civil Española. Ahora había renacido la paz, esa paz del miedo, del hambre, de las delaciones entre vecinos y familia, de las sacas y fusilamientos en cualquier tapia del cementerio o de los caminos, esa paz atragantada, ese mirar a los lados con miedo, ese hablar en voz baja dentro de casa. Esa paz había tenido un precio muy alto, a cambio de ella nos privaron de la libertad, España era una gran cárcel sin rejas.

Mi amiga María era una gran rebelde, gritaba a los cuatro vientos sus protestas contra la dictadura sin recato ni miedo, yo sentía miedo por ella y le advertía, sabía que más tarde o más temprano llegarían a ella los esbirros del poder fascista, no me escuchó y tal como yo pensaba la llevaron a aquellos tenebrosos calabozos en donde sufrió toda clase de maltrato y vejaciones, fue la primera vez y fue una advertencia, volvió a casa hecha un guiñapo pero con la moral muy alta, no se rendía.

Muy a mi pesar todo aquello no sirvió para callarla, para tener más prudencia. Volvieron a por ella, se la llevaron y ésta vez fue mucho peor, la violaron, la maltrataron y finalmente la mataron. Yo, no se porque, estaba allí, presenciandolo todo horrorizada, con mis pies como clavados al suelo, sin poder moverme para ayudarla, aunque si lo hubiera hecho nada hubiera podido contra aquellos matarifes, lo último que le oí decir a mi amiga fue, “cuida de mi niño”, corrí para alcanzar la salida y corrí más para llegar a buscar a su pequeño hijo, y en ese momento........... me desperté.

Normalmente no recuerdo lo que sueño o si lo recuerdo, solo son escenas inconexas, nada que se pueda contar como algo que tiene sentido, pero a veces tengo sueños muy reales que siempre tienen que ver con la realidad de mi vida, hechos que se van desarrollando y que luego recuerdo con toda claridad. Muy pocas veces.

Ese ha sido hoy el caso, me he despertado con asustada y horrorizada, quisiera encontrar la explicación, el porqué de mi sueño, siempre he pensado que los sueños son un reflejo de lo que nos ocurre durante el día o también el producto de la lectura de un libro antes de dormir, pero durante el día no me ha pasado nada que tenga que ver con el sueño ni he leído recientemente ningún libro que trate de éste tema.

No recuerdo en mucho tiempo un sueño tan horrible....................................

7 comentarios:

Cantares dijo...

Rita, creo que el cerebro es como el disco duro de la pc, funciona aunque la apaguemos.
Un olor, un sabor, una palabra conectó alguna neurona a tiempos remotos.
Que cruel fué todo eso, cuantas vidas truncadas, cuanto dolor.
Y algunos parecen no haber aprendido nada y apoyan ideas autoritarias y violentas con toda liviandad.
Que tengas una mejor noche y duelces sueños.
Besos

emejota dijo...

Querida amiga, acabo de leer tu entrada, porque no publique no significa que no lea ni comente. Me ha impresionado el sueño, algo importante debe andar rondando tu inconsciente, le voy a aplicar la lupa y esperar a ver que ideas surgen. En cuanto tenga algo te lo remito.
Esto no quiere decir que yo tenga razón o deje de tenerla,pero cuantas más ideas se aporten a cualquier cuestión mejor iluminada quedará.
De todos modos desde el pto. de vista astrológico, al ser una Capricorniana y estar Plutón en este signo puede que esté realizando algún ángulo importante con algún planeta de tu carta que produzca este tipo de emociones. Al no tener razón de salir a través del mundo consciente lo hace a través del inconsciente, es decir de los sueños.
Cuando tuve aquellos míos tan dolorosos, Plutón lo tenía haciendo unos aspectos tremendos a mi geometría natal.
Otro ejemplo, este planeta, Plutón, lo tengo ahora encima de mi Mercurio natal, aspectando a un montón de otros planetas y te confieso que en el plano consciente y emocional las estoy pasando canutas. Lo que ocurre es que saberlo me sirve de consuelo, terapia, o como queramos llamarlo.
Lo dicho, un abrazo y hasta pronto.

Dilaida dijo...

Pasa muchas veces, yo no entiendo de sueños ni nada de eso, pero creo que tienen mucho que ver con el estado de ánimo de ese momento y hay sueños que te dejan un amargo sabor.
Bicos

Miyita dijo...

Vaya sueño...creo que mejor dicho es una pesadilla la que tuviste.
Cualquiera se despierta en el mismo estado que tú cielo, si no es para menos, ahora eso de interpretarlo supongo yo depende de varios factores pasando por tus vivencias actuales, pasadas ¡hasta lo que cenaste la noche anterior!.
Te deseo dulces sueños y alegres despertares corazón.
Abrazos y besos.

Cornelivs dijo...

Animo, amiga. Si te cuento el ultimo sueño que tuve antes de ayer te echarías a temblar...

No le des mayor importancia.

:)

Besos...!

emejota dijo...

Algo mas he considerado. A ver cómo empiezo. Por generación cercana a la guerra civil nos impactó mucho lo que nos contaron nuestros padres, luego eso forma parte de nuestro entramado mental. Por eso el sueño ocupa ese espacio temporal. Tu amiga y tu sois la misma persona, pero tu consciencia se decanta por asumir la posición prudente, sin atreverte a hacer lo que te apetecería, eso lo hace la otra "la amiga".
La amiga es tu yo oculto, valiente y atrevido que se enfrenta sin pensar en las consecuencias. Cuando ya es tarde te remite a su hijo, lógico.
El concepto que tienes de los varones, no siempre, pero si en bastantes ocasiones es que son como esos militares crueles, insensibles, van con uniforme, simbolismo de poderío. ¿Te ha hecho sufrir algún malnacido ultimamente?
Hasta aquí he llegado,no se más. Espero que te sirva de algo. Un fuerte abrazo amiga, te deseo unos sueños divinos, para compensar.

azul dijo...

Yo no se porque se tienen algunos sueños y esos que se recuerdan y esos que te dan angustia...

La historia que has contado es muy triste...recuerdos de una época terrible...

Un beso