Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

viernes, 25 de junio de 2010

Los hijos

Ay los hijos!..........decía mi amiga muy compungida

Que pasa con los hijos? Dije yo


Mira los hijos nacen, los cuidamos, pasamos malas noches, trabajamos, trabajamos y trabajamos. Casi todo lo hacemos por ellos, mejor o peor porque nadie es perfecto ni nadie tiene una licenciatura de padre, es la materia más difícil de la vida pero no hay una escuela de padres, por tanto todos lo hacemos lo mejor que sabemos, ponemos mucha voluntad, mucho amor y que salga lo que Dios quiera.

Luego se hacen mayores y comienzan su vida de adultos, para los padres comienzan otras y peores preocupaciones, que si vienen tarde, que si no avisaron, que que les habrá pasado, etc.....Y no se duerme con tranquilidad hasta que ya llegaron, y se les llama al móvil para saber que todo está bien, en fin, que les voy a contar, todos sabemos lo que es.

Más tarde se van de casa y nosotros que seguimos con nuestro cordón umbilical a medio cortar no nos desconectamos, estamos siempre pendientes de si están bien, de si necesitan algo. No nos atrevemos a dejar el teléfono descolgado para echar una cabezadita, no señor, soportamos todas esas llamadas del mediodía que fastidian nuestra pequeña siesta solo porque “los hijos pueden necesitarnos”. El móvil lo llevamos siempre dispuesto y siempre estamos observando si tenemos llamadas perdidas por si “los hijos nos necesitan”.

Como contrapartida los hijos, no todos claro, no se me ofendan, siempre hay excepciones, los hijos digo, no tienen ninguno de esos cuidados cuando se van de casa, ni siquiera cuando sus padres ya viven solos, no piensan que sus progenitores que en algunos casos ya es solo uno y vive solo, le pueda necesitar, no, no se les pasa por la mente, a los padres si.

Por muchos años que se tengan siempre querremos ayudarles, malo será cuando un día comprobemos que ya no podemos ayudarles en nada.

Piensan ellos igual?

Yo he sido hija.....lo hice yo igual?

Quizá peque de vanidad pero creo que no lo hice así, realmente me gustaría escuchar la opinión de mis padres, lo malo es que ya no es posible.

Hummm mi amiga está enfadada..........



5 comentarios:

emejota dijo...

Me imagino que todo dependerá del nivel de independencia de los padres. Si uno levanta el hacha de guerra antes que ellos y les obliga a responsabilizarse a tiempo, con el paso de mucho tiempo suelen ser agradecidos. Eso sí, son hijos pero adultos dueños de sí mismos, en la medida que cualquier otra persona, solo que vinieron a través nuestro y compartimos algunos genes con ellos, al margen del cariño, por supuesto.
Un abrazo de una hija triste y una madre feliz.

Abuela Ciber dijo...

Ah!!! los hijos, los hijos.
Si por chicos si por grandes.

Pero los tiempos han ido cambiando.

Al igual que tu y no es vanidad, fui una hija conciente de mis padres, pero ellos se manejaban muy bien y.... de ellos tomo ejemplo no exigiendoles a mis hijos constantes mimos.

Sin embargo ahi estan siempre que los necesito.

Siempre digo que ellos no pidieron venir al mundo asi que.... si los traje tengo que atenerme a las consecuencias y la era actual es bastante"distanciadora". Los mayores tenemos que tener "cintura" para convivir.

Recibe un abrazote sincero con el deseo de un buen fin de semana, por acá esta haciendo un solcito hermoso, frio pero pasable, aunque dicen que van a venir lluvias, asi que me estoy preparando para dias en casa sin salirrrrr.

Betty dijo...

Cierto, es lo que comentas, todavia nosotros no lo hemos comprobado, pero los hijos cuando forman su vida se alejan y sus ocupaciones los mantienen para nuestro gusto bastante alejados, espero que cuando los necesitemos por avanzada edad, esten junto a nosotros, la verdad, yo estuve día a día hasta el final de la vida de mis viejos! y los disfrute hasta ultimo momento, pero los chicos ahora son diferentes, y como dice abuela ciber tenemos que tener cintura para aguantarnos los simbrones de la vida. Un abrazo!

Felipe dijo...

Nos puede gustar más o menos pero no podemos cambiar la ruta o la peripecia humana de los que un día concebimos.

Y eso debe ser así porque es lo mejor

Saludos

azul dijo...

Es en muchas ocasiones la historia de la vida, los padres se preocupan tanto y tanto y los hijos a veces somos egoistas, creo que una madre da mucho más siempre ...pero seguramente es ley de vida...

Es curioso este tema hace un rato mi marido que por su trabajo visita a mucha gente me decía que esta semana muchas abuelas se le han puesto a llorar porque se encuentran solas y algunas decian que sus hijos estaban esperando que se muriera para repartirse la herencia y hacian muy poco por ella, con la historia de que tienen sus trabajos y sus hijos...

No se ...es una pena

Un beso