Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

sábado, 8 de mayo de 2010

El silencio de la noche


Ahora cuando ya todos descansan, oigo el silenciode la noche. Se oye la respiración de Momo, el caniche travieso y escandaloso que ladra con ese ladrido estridente y molesto, pero que ahora, ya cansado de “la dura jornada laboral” ha decidido dormir. También Lao, el gato duerme, pero no hace ruido cuando respira, es absolutamente silencioso. Los dos me acompañan siempre, son mis amigos incondicionales, no piden nada a cambio, solo comida y una caricia de vez en cuando, ¿a quien no le gusta? ¿ a quien no le hace falta un mimo?
Pero hoy además me acompañan mis nietos, han querido pasar el fin de semana conmigo y me han llenado la casa, habitualmente silenciosa, de risas y gritos, los mayores (11 y 9 años) viendo el fútbol y el pequeño, 4 años, enredando por aquí y por allá, pero los tres son muy buenos y obedientes. Han cenado y se han ido a la cama en cuanto se los he dicho, ahora duermen ya y la casa está silenciosa, como “La casa sosegada” de Antonio Gala, me encanta Gala. En ese libro habla entre otras cosas, del silencio que se produce en las casas cuando todos se van a la cama, ese silencio que produce una gran paz, solo se oye el sonido de las teclas de mi ordenador y las campanadas del relog.
Es la hora del día que más me gusta, siempre me ha gustado, parece que el tiempo es mío solo, aunque a veces me produce tristeza porque es otro día que se va. Solo espanto la tristeza cuando pienso que también es un nuevo día el que se aproxima, que mañana cuando amanezca muchas cosas nuevas me están esperando.


7 comentarios:

Marucha dijo...

Rita,amiga,que rico que estés acompañada por estos días por tus nietecitos.

disfrutalos al máximo,se feliz,muy feliz,y recibe un abrazo con cariño de tu amiga marucha,

Antonio dijo...

Yo también adoro ese momento, es magico. Una de los momentos que hecho de menos de mi vida, es el momento en el que despues de un dia agitado, a la 1.00am me sentaba en el balcon del salon a fumarme un cigarrillo y dizfrutar de la paz. Mami tambien tenia esa costumbre, cosas que se hereran, jeje. Bueno tía un beso! y dizfruta de esos momentos xo tbn del jaleo (y de eso tu tienes mucho, jeje). Un gran abrazo!

Rita dijo...

Gracias Marucha, un beso para ti, feliz domingo.
Mi querido Antonio, te comprendo muy bien, ya ves que a mi también me gusta, antes, mucho antes, cuando fumaba, también me gustaba ese último cigarrillo pero.....sabes que? ahora sin el cigarrillo es doblemente bonito ese momento, espero que algún día compartas esa sensación y me des la razón, un besote

emejota dijo...

Rita, pues me parece que compartimos sentimientos hacia nuestros nietos. Que preciosos son y que guapos estan durmiendo. Como soy un buho siempre suelo alargar esas horas de silencio nocturno. Un abrazo.

Marener dijo...

saludos amiga Rita, dale un beso enorme a tus nietos, deseo que este dia de las madres y siempre tengas felicidad en compania de tus seres amados. recibe muchos besos

azul dijo...

A mi tambien me gusta Antonio Gala...

Y estoy totalmente de acuerdo con tu post....hermoso y placido

Cuando todos duermen es como si todo estuviera en su sitio ...

un beso

Abuela Ciber dijo...

Que grato lo que has comentado y cuan ciertas tus palabras.

A mi ese silenco se me produce tambien los domingos cuando salen de paseo y queda todo el lugar en suave quietud.

Cariños