Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

domingo, 10 de enero de 2010

No al Maltrato a los Mayores


Hoy quiero contar una historia verdadera y muy cercana, al contarla me rebelo contra el abuso y el maltrato a los mayores, contra la falta de cariño a los padres cuando son un estorbo y un trabajo añadido para los atareados jóvenes y no tan jóvenes. Yo viví otras costumbres, otro amor a los abuelos, estas formas de vida las repudio totalmente. Este tema ya lo he abordado otras veces pero creo que merece que sigamos ocupándonos de él. Aprovecho también para dar a conocer la Red de amigos contra el maltrato a los Mayores a la que me uno desde este mismo momento.
Esta es mi historia. Desgraciadamente hay muchas iguales.
Yo a ella la recuerdo pequeña y muy guapa, nació en 1925, se casó muy jovencita y tuvo 2 niñas, pero su matrimonio duró muy poco, quedó viuda muy pronto, la más pequeña de las niñas tenía unos meses cuando murió su padre, en aquella época éstas cosas eran muy frecuentes, la tuberculosis se llevó a un hombre muy joven dejando una joven viuda sin medios para salir adelante con sus hijas.
Tuvo suerte, la empresa donde trabajaba su marido la contrató como telefonista y pudo llevar el sustento a su casa. Un poco más tarde se casa de nuevo, de ese matrimonio nace otra niña, entonces era costumbre que la mujer no trabajara fuera de casa, así que dejó el trabajo, pero como el salario de su nuevo esposo no era muy grande se dedicó a ese oficio de modista que antiguamente casi todas las mujeres sabían desempeñar, y claro, eso si se podía hacer sin menoscabo de la hombría de su marido. Trabajó mucho y duro para sacar a sus niñas adelante, andando los años las niñas se casan y ella les ayuda cuidando a sus nietos, también económicamente a una de ellas que no le iban bien las cosas. Al casarse la más pequeña, procuran vivir los padres y la hija en viviendas contiguas para de ésta manera cuidar a las nietas porque su hija se va muy temprano de casa a trabajar, por consiguiente ésta hija tiene su problema resuelto con la ayuda de su madre. Luego muere el padre y la madre se queda sola.
Esta mujer mientras tanto se había ocupado de ahorrar dinero para la vejez como ella decía, les encargó a sus hijas que cuando estuviera viejecita y no pudiera estar sola, pagaran a una persona que la cuidara con los ahorros que ella tenía para ello. No quería que la sacaran de su casa. No quería ir a una residencia y para ello se privó de muchos caprichos con tal de tener un dinero ahorrado, tenía su casa contigua a la de su hija, no costaba tanto pagar a una persona (que no pagaban ellas) y darle pequeños ratos de compañía a su madre.
Ese momento llegó y esa hija menor que era la que tenía la “llave” de los ahorros,se puso de acuerdo con sus hermanas, buscaron una “residencia” y allí enviaron a su madre que aunque ya había perdido mucha cabeza, no tanta como para no darse cuenta de donde la enviaban. Nada más llegar allí le pusieron unos pañales (que ella en casa no necesitaba) y la amarraban por la noche para que no molestara, además dio orden ésta hija a la dirección de la residencia, con el consentimiento cobarde de sus hermanas, de que no se le permitieran visitas a su madre, ni siquiera de sus parientes, seguramente porque les daba vergüenza que se conociera la situación de su madre. Ni que decir tiene que en cuestión de poco tiempo esta mujer se deterioró y murió.
¿Quien de sus hijas se acuerda de todo lo que ésta madre hizo?
Lo peor de todo esto es que estas hijas están completamente convencidas de que no tienen nada que reprocharse, que han hecho lo correcto aunque hayan ignorado la petición de su madre, aunque se hayan quedado con el dinero que su madre tenía ahorrado, porque evidentemente el pago de la residencia no agotó los ahorros. Hemos llegado a un punto en el cual el "amor" a los padres solo existe cuando te sirven para algo.
Mientras te sacan adelante cuando eres niño, es obligación de los padres, cuando te ayudan después de mayor con tus hijos, es también obligación de ellos, pero.........cuando los padres necesitan ayuda,” nooooooo yo no puedo, yo estoy trabajando, yo tengo que vivir, etc......”

Que paren este tren que yo me bajo.

13 comentarios:

marucha dijo...

Rita, he llorado infinidad de veces al ver como se maltrata al anciano, y de ver que son precisamente de quienes debiera recibir más apoyo y cariño,su familia.
Y es esa familia,que se formó gracias a su trabajo y dedicación y dedicación la que al final de su días los tosiga,repudia y hasta se burlan de ellos.
una vez fui con el sacerdote y llorando le dije como duele ver tanta injusticia,y aquí vienen al templo con tanta fe y cara de buenos.......
y en confesión le dije,tal y tal vecino,son así y así con sus padres y abuelos,ahí nomás para que los agarre cortitos,cuando vayan y le digan:padre,no sé porque me está yendo tan mal...
Porque sabemos que el 4 to. mandamiento ordena el modo como tratar a los mayores.
Promete ese mandamiento larga vida y prosperidad,¿y el que no lo cumple?
Rita, tranquila,que nuestro Padre Dios a todos nos dará de acuerdo a nuestras OBRAS y FE.
Recibe un abrazo con cariño.

Amiga,estoy enferma,caí a urgencias por este frío.SENTÍA QUE NO PODÍA RESPIRAR,se me cerraba la garganta.
inyecciones,y de vuelta a casa,gracias a Dios.

Amparo dijo...

me has hecho llorar, es tan cruel como trata mucha gente a sus mayores, mi papa estubo viviendo conmigo desde el día en que naci hasta el dia que mis hermanos decidieron por mi que ya no podiamos seguir así, yo le habia prometido mil veces que jamas lo llevaria a una residencia y jamas lo hubiera hecho, mi padre padecia alzeimer y su estado llego a un punto en que yo ya no podia hacerme cargo, mas que nada porque cai enferma de las noches que pasaba a su lado para que no se escapara, hablando con el, contandole historias para entretenerle y que se olvidara de "ir a la huerta" a las 5 de la mañana y despues a las 8 cuando venia la señora que me ayudaba a cuidarle irme a trabajar sin haber dormido, mi salud se resintio y el medico me dijo que asi la que acabaria ingresada era yo, en fin, no quiero justificarme, al final lo llevamos a una residencia pero despues de recorerme 10, ninguna me parecia lo suficientemente buena, al final encontre una, todos los dias iba a verlo y a tomarme nuestro cafelito juntos, cuando cayo enfermo estube a su lado, cuando lo llevaron al hospital tambien y cuando murio por supuesto, no podia ser de otra manera. ojala y no existiera esa enfermedad tan crue que hace que una persona sola no pueda cuidar de su padre o madre hasta el final.

Lely Vehuel dijo...

Siempre llego de visita diciendo hola amiga, hola amigo, esta vez llego diciendo hola hermana, hola hermano y tiene un sentido ademas de un porque, supongo lo decubriras de visita por mi blog. Tu sitio interesante y hermoso como siempre. Te espero para peregrinar algo juntos. Mucha luz hasta pronto.

abu Su dijo...

Querida Rita los ancianos son como los niños el eslabón más débil de la cadena.Trataremos que esto cambie, pero son años de propaganda de estos lugares que lo mejor de tu vejes es ir a un geriatrico.
RITA PASA POR MI BLOG TENGO ALGO PARA VOS.
Un beso grande Susana

Cornelivs dijo...

Me adhiero integramente a este post.

Integramente.

Besos...!

Rita dijo...

Queridos amigos todos, ya se que este es un tema que a todos en mayor o menor medida nos afecta, se que me comprenden y se que a más de uno le ha golpeado muy de cerca, quisiera aclarar que esta señora no tenía Alzeimer, yo se lo difícil que es esa enfermedad y entiendo que no puede con esa tarea una sola persona, no es este el caso, se trata de esa pequeña demencia senil que toda la vida existió y que siempre hemos sabido que hacer. Gracias por vuestros comentarios, un beso a todos

azul dijo...

Sabemos que es un caso que se repite, pero cuando lo ves o lo lees no puedes evitar que se te ponga la carne de gallina...

Leyendolo me he quedado colgada en la pena, y encima lo que dices es verdad, las hijas estaran seguras de haber hecho lo correcto, llenandose de excusas, habiendo olvidado todo lo que hizo su madre por ellas...

Bueno ellas tambien tienen hijos y al igual que se copian las costumbres, quizás copien el olvido y los sentimientos

un beso y gracias, son temas para repetir y repetir por si a alguien le hace reflexionar

Maripaz Brugos dijo...

Rita emocionante post. Hemos perdido la humanidad y los principios éticos de la vida, amparados en que la sociedad actual ha cambiado la manera de vivír y que no es como antiguamente. Quizá para esconder el egoismo que encerramos en el corazón.

Que si la mujer trabaja fuera, que si los pisos son mas pequeños,que si donde mejor están es en una residencia...

Todo para quitarnos de encíma lo mas valioso que tenemos los humanos, como son los sentimientos.

Matamos así, los lazos del verdadero amor, para luego convercernos que hemos hecho lo correcto.

El dia treinta de este més, hace un año que se murió mi madre.La cuidé largos años. Fué dúro en algunos momentos, porque lo hice sola, pero lo volveria a hacer...es de las experiencias más bonitas y enriquecedoras de mi vida.
Me úno a tí en el deseo de que no hagamos sufrír a esos seres maravillosos que lo han dado todo por nosotros, y les abandonemos, cuando más nos necesitan.
Un beso y gracias por ser como eres

maria dijo...

Hoy es tu cumpleaños y solo vengo a felicitarte y darte un par de besos, el post ya lo comentare mañana cuando mi contractura me deje, porque es un tema que como a todos me deja muy afectada... Pero lo dicho es tu dia.. Felicidades!!!!!!!! (me lo ha chivado un pajarito llamado facebook), que cumplas muchisimos y escribiendo este maravilloso blog y yo leyendote por supuesto... Feliz Cumpleaños Rita!! Un besazo enormeeeeeeeeeeeeee y tirones de orejas

Adrisol dijo...

muy triste historia para hoy..
tuve la oportunidad de trabajar como voluntaria en un hogar de ancianas y ví tantas cosas horribles que mejor no contar..

gracias por reivindicar a los mayores!!
también me bajo de este tren.

besoss

Marucha dijo...

¿ que cumples años?

recuerdo haberte felicitado hace poco.

Dime ,Rita,amiga del alma,si me equivoco.
Recibe un abrazo con cariño.

Rita dijo...

Muchas gracias maría por tu felicitación, y si Marucha, es mi cumple, caramba con Faceebok, no se tienen secretos, un abrazo para todas

Anónimo dijo...

Desde luego que es muy triste.El problema , quizás, es que nos fiamos demasiado de los hijos. En este caso no se respetaron los deseos de la madre y eso es fundamental. Hay que dejarlo todo por escrito y atadito. La mayoría de los hijos son encantadores pero a algunos la vida o las circunstancias los vuelve del revés. Otras veces no depende de ellos. Influye mucho también la pareja que tengan, sus propias responsabilidades. No intento justificar a nadie pero hay que pensar que bastante tienen ya. Eso de que no son conscientes de haber obrado mal me cuentas creerlo. ¡Dios mio! con lo que se quiere a los padres y mas aún si llegan a ser tan mayores y desvalidos. Estas hijas tienen hijos que habrán visto el ejemplo así que esperen tranquilas. ¿Qué hubiera ocurrido si en vez de tener la madre el dinero hubieran tenido que ayudarla economicamente como nos pasa a muchos? No sólo es tu tiempo. A veces con las pensiones tan pequeñas no tienes más remedio que echar una mano para que las atiendan, pagarles la vivienda... la gente ha sacado a sus hijos adelante y a lo mejor no han podido procurarse bienes por darles lo mejor.
En fin. Me he alargado pero es que es tan injusto. Soy joven aún, 50 años, con madre de 85 y suegra de 87. Desafortunadamente no tengo ni padre ni suegro pero estamos ahí, todos: hijos, nietos. Cuando llegue el momento ( no creo que falte mucho) valoraremos sus deseos por encima de todo. De hecho están en su propia casa, atendidas, viviendo en su entorno con sus cosas y les ayudamos con su vida y sus gastos. Una tiene medios, la otra no. Una necesita más tiempo, la otra dinero...
Se hace lo que se puede y se las quiere mucho. ¡Ah! El reparto de responsabilidades son iguales para todos: hijas e hijos.
Algunas madres de varones pueden estar muy orgullosas.
Saludos.