Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

miércoles, 30 de septiembre de 2009

Noches de espera

Su hija que ya pasaba de los 20 años, le dijo adiós, se iba como muchos sábados, con sus amigos, eran más de las 11 de la noche cuando se fue y le dijo que volvería tarde. Para ella tarde podría ser las 4 o 5 de la mañana.
La madre se dispuso a dormir pues ya estaba acostumbrada, le había costado mucho pero lo lograba, sabía que estar despierta no cambiaría lo que tuviera que ocurrir y si no dormía, por la mañana estaría muy mal. A las 6 de la mañana vio la hora en su reloj luminoso y se sobresaltó, intentó seguir durmiendo, pensó que hoy vendría más tarde, pero no lo consiguió y visto que no dormía se levantó, se dirigió a la cocina para preparar un café. Se sentó en el salón con el café en la mano e intentó ver las noticias, y así fueron pasando los minutos hasta llegar a las 7 y media, en ese momento y ya muy preocupada pensando en el coche, la carretera, etc...decidió llamarla al móvil, sonaron muchas llamadas hasta que se desconectó, volvió a marcar y en este caso oyó la voz que le decía que el teléfono estaba desconectado.
Estaba muy asustada, no sabía que hacer, y así pasaron unos largos minutos que a ella le parecieron horas, entonces llegó un mensaje al móvil. “Estoy bien, en media hora estoy en casa”. Llegó a las 8.
Yo me hago muchas preguntas, hace tiempo que me las hago y no lo entiendo, procuro vivir aceptando esta nueva forma de vida pero sin entenderla. ¿se imaginan el susto de esta mujer? ¿se imaginan cuantos padres pasaran una y otra vez por estas pruebas? Sin contar los que viven una noche como ésta y luego la cruel realidad no es el regreso del hijo, es algo peor que eso.
En otros países de Europa no se vive así, no se hace esa vida nocturna con un regreso muy de mañana, eso es impensable, como impensable lo era en España no hace tantos años.
Cuando yo tenía esa edad, el regreso a casa era mucho antes de la hora en que hoy los jóvenes salen de fiesta, si, ya se que tengo bastantes años, pero no tantos como para que estas cosas hayan tenido un cambio tan abismal y tan negativo, porque no me negaran que ésta costumbre no favorece a nadie, ni siquiera a los jóvenes. No creo que para divertirse haga falta estar en la calle hasta esas horas de la mañana. Ni aquellas horas ni éstas, creo que puede haber un término medio.
Nuestros padres no vivían este calvario de preocupaciones, no se preocupaban por los coches, la droga y los miles de peligros que hoy acechan en la calle a nuestros hijos. Ser padre hoy es mucho más difícil que antes, entraña mucho sufrimiento y muchas malas noches. ¡¡Que costumbre tan odiosa ésta, la de salir a medianoche para regresar por la mañana!!!!
La madre de mi historia, que es muy real, pasó luego un mal domingo, además de sueño, no se sentía bien. Su hija se acostó y durmió plácidamente.
¿No hay en estas costumbres un poco de desconsideración y un mucho de egoísmo? ¿No deberían estos jóvenes con pretensiones de adultos esperar a vivir independientes para hacer vida de adultos sin alterar la vida de sus padres? ¿o yo soy muy exigente?

domingo, 27 de septiembre de 2009

Mis amigos los animales








A estas alturas todos ustedes saben el amor y el respeto que siento por los animales, amor que recibo de ellos multiplicado por mucho. Yo a veces digo que un animal de compañía nunca te defrauda, al contrario de las personas que si que pueden hacerlo, y no digo que todas lo hagan, pero es común que lo hagan muchas de las que pasan por tu vida, y no me equivoco en mi creencia, pero este comentario, muy entendido y compartido por muchas personas, no lo es por otras.
Te dicen,” Hay que ver que disparates dices”
Esas otras tienen una idea de los animales, cuanto menos bastante despreciativa y cuanto más, bastante cruel, y eso se debe a una mala educación desde la cuna.
Se les ha enseñado que los animales han nacido en algunos casos para que nos los comamos y en otros para que vaguen sin rumbo privados de comida y cobijo, ellos que son más débiles, que deberían de tener a los humanos como protectores, se ven despreciados e ignorados, como si no sintieran hambre, sed, frío o calor, por no hablar de enfermedades y dolor por el maltrato de algunos.
Es muy común cuando vemos un perro abandonado, pasar a su lado y ni mirarlo, algunas veces incluso ni verlo, eso es lo más piadoso que pueden hacer las personas indiferentes, las que son malvadas pueden incluso darles una patada porque les estorba al caminar.
Siento envidia de algunos países que tienen leyes que protegen a sus animales, aunque creo que todavía son insuficientes, en nuestro país prácticamente no las hay.
Si hubiera una ley que castigara a la persona que abandonara un animal a su suerte, pero que el castigo fuera severo, si educaran a los niños a proteger y cuidar a los animales, que les inculcaran esa responsabilidad, otra cosa sería.
Se que a mucha gente que no quiere a los animales, si nos atrevemos a comparar el cuidado a ellos con el cuidado a un niño, se echan manos a la cabeza y casi casi que nos insultan, pero yo lo voy a hacer hoy aqui, esa gente siempre dice, “habiendo tantos niños pasando necesidad, no se que haces dándole de comer a un perro”, pero a ninguna de esas personas le he visto adoptar a un niño.
¿Se imaginan que un padre dejara en la calle a su hijo porque le da mucha guerra? Si encontramos a ese niño perdido, seguro que lo tomamos bajo nuestra protección y lo llevamos ante las autoridades, ese niño estará protegido y ese padre recibirá su castigo. Nunca cerraríamos los ojos y pasaríamos de largo. Por otra parte siempre pensaríamos que el niño se ha perdido y queremos devolverlo a su familia.
Si esto mismo ocurre con un perro y la gente estuviera concienciada, haríamos lo mismo, para empezar el perro tendría un chic, lo cogeríamos, lo llevaríamos a una protectora que se ocuparía de buscar a su dueño, se le castigaría y el animal no estaría en la calle, por no decir que podría ser como en el caso del niño y estar perdido. ¿O acaso no es un ser vivo que precisa alimento y cobijo? ¿que otra cosa puede hacer el animal más que tratar de robar comida? Por contra, el ser humano lo despide a escobazos y lo condena a seguir vagando.
Si las cosas se hicieran así, si nos hiciéramos responsables de ellos, no habría perros en la calle pasando penurias bajo la mirada indiferente de la gente. No se multiplicarían sin ningún tipo de control, aumentando el problema de la gente y el sufrimiento de los propios animales. Y por dar razones que convenzan a los más duros de corazón, diré que también nos ahorraríamos el contagio de algunas enfermedades no controladas.
Amigos míos, se que es una causa casi que perdida, pero todavía no renuncio a tener esperanza de que el humano algún día sea más humano. Como dice la canción, “quiero ser civilizado como los animales”. Me olvidaba decirles que los bichitos de la foto son míos, a que son guapos?

Errar es de humanos, perdonar es de perros.

sábado, 26 de septiembre de 2009

Las vacaciones de Mundo Senior están aqui



El post de hoy, seguramente no le va a interesar a mis habituales amigos, unos por no estar en la edad y otros por vivir en otros países. Pero como este blog nació por y para Mundo Senior, aunque luego se hable aquí de tantas otras cosas, debo contar mis impresiones que ahora mismo son de máxima actualidad en este programa de vacaciones.
En estos días pasados, concretamente el 22 y 23 de Septiembre, ha tenido lugar en las agencias de viajes la adjudicación de vacaciones para los jubilados.
Todos los jubilados de España tenemos derecho a estas vacaciones, que como todos sabemos tienen unos precios asequibles a los bolsillos de los mayores. Ya les expliqué que no solo se le hace un favor a los jubilados, también se promueven puestos de trabajo en hostelería en temporada baja. Ya el año pasado, que fue el primero al que yo tuve acceso, noté algunas cosas, unas las conté y otras o no lo hice o las descubrí este año.
Todos los mayores adscritos a este plan de vacaciones, recibimos a primeros de Septiembre una carta del correspondiente ministerio, avisándonos que debemos acudir a una agencia de viajes un determinado día de Septiembre. Se nos adjudica a unos el día 22 y a otros el 23.
Los que van el 22 piden las mejores plazas en las mejores fechas, esto es, la primavera, Marzo y Abril. Los que vamos el 23 nos quedamos con los viajes de Noviembre, Diciembre y Enero. El día adjudicado para ir a la agencia viene determinado por la cuantía de la pensión, y esto quiere decir que todos los años los mismos tienen las mismas oportunidades. Quizá alguien diga que esto es justo, los que tienen menos pensión se les favorece con las mejores fechas. Yo no lo veo así porque para que eso sea justo, habría que contemplar cada caso con sus peculiaridades, que no es oro todo lo que reluce, yo si quiero beneficiarme de estos viajes tendré que resignarme a viajar en invierno SIEMPRE. Además tengo que ir a la agencia a soportar una espera de horas con unas colas impresionantes, porque si señores, hay una página en Internet puesta a nuestra disposición por Mundo Senior para que hagamos esa gestión desde casa, pero que cuando accedes a ella el día en cuestión, te la encuentras ya copada, o sea, no queda nada. Les explico porque.
Las personas que tienen “manga” en una agencia, y cada día son más, no tienen que personarse allí y además les guardan o adjudican buenas plazas, independientemente del día que tengan adjudicado para ir a la agencia.
Esta página seguramente las agencias la manejan con total libertad en todo momento y día, cosa ésta que no podemos hacer los usuarios.
Estas son las cosas que se hacen para beneficiar a un sector de la población, que luego se ponen en manos de empresas que se benefician de ello, no está debidamente controlado y así nos va.
A mi no me gusta tener que recurrir a mangas, no se corresponden con mi ética de vida y.......así me va.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Ser o no ser romántico



Mis divagaciones del día me llevan a hacer un análisis del romanticismo, algo que parece una tontería pero que realmente no lo es, pienso que esta faceta del carácter de las personas se la trata con bastante ligereza y en algunos casos con bastante burla, como si ser romántico fuera algo de lo que hay que avergonzarse o como si de una debilidad de carácter se tratara.
Según la real academia de la lengua el antónimo de romántico es realista. Yo no estoy de acuerdo con esa definición, aunque supongo que no voy a convencer a los señores que se sientan en tan ilustres sillones. Para mi el romanticismo también es una realidad, ser romántico es emocionarse con una música, con un paisaje, con la risa o el llanto de un niño, es llorar cuando un ser humano sufre, llorar cuando un animal es maltratado, es tener ganas de recibir o regalar una flor a la persona que quieres, es emocionarse bailando, es tener en cuenta las fechas importantes de tu vida y de la persona que quieres, es en una palabra o frase, tener la sensibilidad a flor de piel. Y todo esto para mi también es realismo.
Pero según esta ilustre academia, se le da la denominación de realista a aquella persona que no se emociona con estas cosas, aquella que dice que las fechas le tienen sin cuidado, aquellas que cuando un animal sufre, dice que la vida es así, que cuando alguien se muere dice algo similar, que nunca regala flores porque es una tontería, que no te dice que te quiere porque no hace falta. Por más que pienso no encuentro la palabra apropiada, aunque si me esfuerzo, creo que los llamaré egoístas o insensibles , o las dos cosas, porque al fin y al cabo el romántico todo lo que hace en su romanticismo revierte siempre en las persona que tiene a su lado, el otro, el que no es romántico jamás hace nada por los sentimientos del otro, me quedo más tranquila clasificándolos de ésta manera.
Aunque también es verdad que esa persona se pierde la parte de la vida más gratifican te. Los que nos consideramos románticos podemos tener pequeños momentos de felicidad y bienestar con cosas muy sencillas y pequeñas, aunque la otra cara de la moneda es que nuestra sensibilidad nos hace sufrir muy a menudo.
En cualquier caso es mi opinión, me enriquecerá recibir las vuestras.
Un abrazo romántico para todos
P.D: He observado que nuestros seguidores no son visibles, creo que a todos nos pasa lo mismo, ¿no es así? Que no estará haciendo Blogger.....................

lunes, 21 de septiembre de 2009

Lo guardo por si acaso



Lo guardo por si acaso…………
Hoy quisiera hablar de cómo ciertas costumbres y manías pueden arruinar la vida de algunas personas y la de la familia que conviven con ellos. No se sabe que es un problema hasta que la situación les desborda.
Al hilo de esto, vi en un programa de TV como hablaban de este tema como un problema social y personal. LO GUARDO POR SI ACASO. Yo ya conocía el caso de unos amigos míos, un matrimonio un poco mayores los dos. El siempre había tenido la costumbre o manía de guardarlo todo, “por si acaso” decía. El problema se agravó de tal manera que en aquella casa ya no había un hueco para nada, limpiar se hacia difícil y transitar por la casa también. La situación llegó a tales extremos que la hija se llevo a su madre a su casa, dejando al padre solo. Era imposible que él entendiera que eso era un problema, la pobre mujer ya no soportaba la situación.
En estos días me contaba también una amiga su problema, muy similar. Su pareja tiene la misma costumbre, se ha convertido en un verdadero problema para ellos, guarda tantas cosas que todas las habitaciones están llenas de cosas que hay que guardar, “porque nunca se sabe si harán falta”, y por tener esas cosas, que la mayoría nunca usarán, viven el presente con una casa llena de trastos acumulados, ella ya no puede más, al igual que la señora anterior, piensa marcharse, se le hace insufrible vivir de esa manera, sus vidas son una permanente discusión por ésta causa.
Lo peor del caso es que son personas que no admiten tener un problema, pretenden que su forma de vida es lógica y la persona que viva con ellos tiene que aceptarlo o marcharse. También decían en ese programa los expertos que, esas personas, muchas de ellas, acababan con el síndrome de Diogenes, pero claro, no necesitan ayuda psicológica ni creen en los psicólogos. Así les va.
Y añado algo. Si estas personas fueran un poco menos egoistas, porque no me negarán que también es una cuestión de egoismo, si lo fueran digo, regalarían este montón de cosas a personas que le pueden que hacer falta y no estarían ocupando un sitio que es vital para vivir en orden, llenandose de polvo y sirviendo de nido para cucarachas y ratones. Digo yo, ¿o no? ¿que les parece?

lunes, 14 de septiembre de 2009

Cuando seas madre



Cuando seas madre entenderás
Entenderás cuando lo sientas dentro de ti, cuando veas su carita por primera vez, cuando te quite el sueño su llanto, cuando veas sus primeros pasos.
Estarás a su lado para ayudarle a caminar, para enseñarle a hablar, te emocionarás cuando diga mamá, te preocuparás cuando este enfermo.
Para él serás la única, la mejor, la que más sabe. Te colmará de besos, te llamará en la noche cuando sueñe.
Te contará sus preocupaciones de colegio, te contará sus alegrías y sus buenas notas, te dirá lo que quiere ser de mayor, te dirá como es la niña que le gusta.
Luego crecerá, tu ya no serás la única, ni la mejor, ni la que más sabe. Le dará vergüenza darte besos, no te llamará en la noche.
Se irá a la universidad
Ya no te contará nada, no te hablará de sus problemas, tampoco de sus alegrías, no te hablará de sus notas, no te contará sus planes de futuro, no sabrás como es su novia.
Tu tendrás que recurrir a sus amigos para saber como es su vida, que piensa hacer, como es su novia, y sentirás un gran dolor.
El dolor de saber que cualquier amigo está mejor informado de las cosas de tu hijo que tu misma.
Tu, que eres su madre, no sabes nada
Echarás de menos su niñez, su ingenuidad, sus juegos, las malas noches, echarás de menos sus besos.
Pero no sufras, luego cuando él sea padre o cuando ella sea madre...entonces.......entenderá

martes, 8 de septiembre de 2009

La maldad de los seres humanos


Una vez más me horroriza la maldad de mis congéneres, me averguenza y me horripila. No tengo palabras para calificar lo que se hace por diversión en Tordesillas, provincia de Valladolid, le llaman El Toro de la Vega, es una diversión más de las fiestas del pueblo en honor de la Virgen de la Peña, es tan horrible lo que hacen que me cuesta contarlo. Matan a un pobre toro atravesandolo con unas lanzas mientras el animal corre, tarda unos doce minutos en morir agonizando de dolor. Prefiero copiar lo que he leído en una página donde se relatan con detalle lo que ocurre en estas fiestas. No comprendo como las autoridades no se sienten avergonzados por permitir esto. Todo aquel que sienta la repulsa que siento yo, puede, pinchando en el enlace situado al final de esta entrada, ayudar con su firma para que esta barbaridad no continúe.

Recordad que una vez rellenados los datos tenéis que clicar "Preview" y luego se abre otra página y hay que clicar "Add my signature"



En la segunda semana de septiembre en Tordesillas rinden honores a la Virgen de la Peña, y para celebrarlo matan un toro a lanzazos y le arrancan los testículos. La Virgen debe sentirse muy honrada con esta ofrenda, porque se la repiten cada año desde hace varios siglos. El espectáculo está "regulado" por el Ayuntamiento de Tordesillas, es decir, está prohibido matarlo antes de tiempo y usar vehículos con motor.
Se obliga a este animal a correr para cruzar el puente, mientras le clavan lanzas, y cuando llega a la vega del otro lado del río, ya se le pueden dar lanzazos mortales; antes, sólo lanzazos para herirlo y/o atravesarlo. Cuando cae, el autor del teoríco ataque mortal, tiene derecho a cortarle los testículos y, aunque ya no está bien visto (¿?), a pasearlos clavados en la punta de su lanza. Como premio, el Ayuntamiento le da una insignia de oro y una lanza de hierro forjado.
Es muy difícil imaginar qué tipo de intelecto humano, enfermo y retorcido, puede disfrutar con esta práctica, casi psicópata donde las haya. Es más difícil aún poner todo este paquete sádico debajo de la alfombra de la cultura. ¿A dónde vamos en este país con estas tradiciones miserables? Imagínate entre ese gentío vociferante, ante un animal sangrando lleno de heridas, acribillado, mugiendo de dolor y de espanto.


"Una muchedumbre de bárbaros, armados con lanzas medievales terminadas en afiladas hojas de 33 centímetros de longitud, persiguen a un toro por el campo, hundiendo las terribles lanzas en cualquier parte del cuerpo del animal, que muere después de un cruel martirio y un sufrimiento terrible". (ANPBA)



CÓMO LO DEFINEN "ELLOS"
"Las fiestas mayores de Tordesillas se celebran la segunda semana de Septiembre. Se hacen en honor a Nuestra Señora la Virgen de la Peña [...] El día más grande es el Martes, cuando se corre el famoso "Toro de la Vega". Este tradicional, famoso y único en el mundo espectáculo taurino viene celebrándose desde hace siglos. El Toro de la Vega es, además, la pervivencia de uno de los rituales taurinos más antiguos y únicos de España: El Alanceamiento del Toro [...]. Para ello se pone mucho cuidado en escoger un buen ejemplar, de por lo menos 500 kilos de peso y varios años de edad que además haya procreado, y desde luego, tenga estampa.
"[...] Atravesando el puente, el toro se enfrenta a su suerte. Al otro lado le esperan caballistas y peones provistos de lanzas que no pararán hasta matarle a través de un espacio acotado de la amplia vega que se extiende al otro lado del río. Este Torneo se rige actualmente por unas normas establecidas por el Ayuntamiento de Tordesillas, que básicamente consisten en la prohibición de intentar abatir el toro hasta que no llega a una zona delimitada a tal efecto y la total prohibición del uso de cualquier vehículo a motor en la zona del Torneo.
"El afortunado que haya conseguido darle al lanzazo mortal tiene el derecho de arrancar los testículos al toro y mostrarlos orgulloso en el extremo de su pica. (Desde hace varios años, esto último no se permite, aunque algunos bestias lo intenten). El Ayuntamiento otorga al ganador una insignia de oro y le obsequia con una lanza de hierro forjado.