Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

martes, 25 de agosto de 2009

Algo se muere en el alma..........



Algo se muere en el alma cuando un amigo se va..... Esta canción se canta en las despedidas, casi siempre cuando alguien se marcha del lugar, pero también se utiliza cuando alguien muy querido se muere. A mi personalmente me gusta esa canción, en este caso me llega a lo más hondo de mi alma.
La enfermedad, la lucha por la vida, y luego, irremediablemente, la muerte.
Primero esa lucha con una gran esperanza, luego el desencanto, la visión de la realidad, la certeza de que se ha perdido la batalla, luego el choque brutal de esa realidad que te niegas a admitir. Se inicia en ese momento toda esa parafernalia del duelo, esa vieja costumbre de velar a nuestros muertos. Esa prolongación del sufrimiento que yo acepto tan mal. Si ya lo hemos velado cuando estaba vivo, lo hemos acompañado hasta su último momento, le hemos cerrado sus ojos, ya ha volado el alma de su cuerpo. Para los creyentes se ha ido con su Dios, sea quien sea, para los no creyentes se ha marchado a otra dimensión, por no hablar de los escépticos que piensan que no se ha ido a ninguna parte, simplemente se ha muerto.
Después de todo eso volvemos a velar su cuerpo y comienza el desfile de los más y los menos allegados. Para los verdaderamente dolidos, aquello se convierte en un anestésico, es tan grande el bullicio, los abrazos de los amigos y familiares que no tienes tiempo a pensar.
Hola amigos bloggeros, mis vacaciones realmente han dejado de serlo nada más empezar, mi cuñada-hermana-amiga y tocaya, porque se llamaba como yo, ha volado con ese Dios en el que ella creía. Se ha ido triste pero tranquila, triste porque dejaba aquí personas que la necesitaban, tranquila por sus creencias religiosas y su fe.
Ha sido un largo año de lucha y sufrimiento. Ella se ha llevado muchas cosas y nos ha dejado otras, nos ha dejado muy buenos recuerdos, nos ha dejado a sus hijos que son una prolongación de ella misma, nos ha dejado el gran ejemplo de amor a la familia. También se ha llevado otras tantas, su compañía, sus risas, sus bromas. Ella era Ella, no voy a decir esas grandes cosas que se dicen de las personas que se van, tenía de todo como cualquier ser humano, solo diré que era "buena gente", como decimos ahora, que era una mujer que quería mucho a su familia y amigos y que, por eso mismo era también muy querida por todos. Todos la vamos a echar de menos, va a faltar en nuestro día a día, deja un hueco vacío y pasará mucho tiempo hasta que nos acostumbremos a su falta, se por esa experiencia que tenemos los mayores, que nos acostumbraremos pero, el dolor de su pérdida no desaparecerá nunca. Yo desde aquí le quiero dar las gracias por haberla conocido, por haber entrado en mi vida y sobretodo en la de mi hermano, le doy las gracias por el ejemplo de resignación que nos ha dado y le doy las gracias porque con su marcha me ha abierto los ojos a muchas cosas que antes no veía, me ha hecho ver que cosas faltan y que cosas sobran en mi vida. Rita, te queremos y no te olvidaremos
.

sábado, 1 de agosto de 2009

Se nos quema la isla bonita!!!!


Llegó el verano, llegó Agosto, y esta vez con toda la fuerza que se temía, pero no estamos acostumbrados en Canarias a estas altas temperaturas. Nuestro verano suele ser bastante benigno, siempre hay unos días del verano en que el grado de calor suben bastante, pero nunca tanto como en otros lugares de nuestro país. Siempre digo que el mejor sitio para pasar el verano son mis islas. Esta vez y estos días las cosas no son así, las temperaturas están llegando a cotas demasiado altas para nosotros, los termómetros están superando los 40 y hasta 45 grados en algunos lugares.
Y ocurre lo que se esperaba también, los temidos incendios, que unas veces por descuido y otras de forma malvada e intencionada, destrozan nuestro entorno natural. Hay en estos momentos, conatos de incendio en distintas islas, que de momento parece que se pueden controlar, no sé por cuanto tiempo porque el calor no ha cedido y si además llega el temido viento, no sé que pasará.
Lo más grave es el incendio que hay en estos momentos en nuestra querida isla de La Palma, llamada “la isla bonita”, y es bonita de verdad, toda ella lo es, pero lo más destacable es su vegetación que en estos momentos está siendo destruida por el fuego. Se han quemado muchas casas, se han desalojado hasta el momento unas 4.000 personas, se han quemado muchas torres eléctricas, buena parte de la isla no tiene suministro.
Se piensa que puede estar ocasionado por unos fuegos artificiales que provienen de unas fiestas del pueblo de Tigalate. No quiero hacer juicios, les dejo a ustedes que lo hagan, si delito me parece el incendio intencionado, casi igual delito me parece un descuido de este tipo, porque...¿que fiestas justifican que en unos días como estos se ponga en peligro nuestra naturaleza, la vida y las viviendas de mucha gente?
No hubiera querido escribir esto, siento mucho dolor viendo como el fuego destruye algo tan bello y necesario.
Quiero mostrarles algunas imágenes de esta isla que ahora se quema, imágenes que ahora tienen una fisionomía muy diferente.