Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

viernes, 27 de febrero de 2009

Aquellos Carnavales




Nuestros carnavales se han hecho famosos, los de Tenerife primero y los de Las Palmas después. Ahora son un atractivo para el turismo, son carnavales que siempre han querido emular a Río de Janeiro, y para ello nuestras gentes han viajado al Brasil para tomar lecciones de las escuelas de samba. Realmente son espectaculares, se respira aire de fiesta, la gente se olvida por una semana de penas y de crisis, sobre todo los más jóvenes porque los más maduritos o mayores, este carnaval no nos gusta. Demasiado ruido, demasiada gente y desgraciadamente, demasiado peligro. ¿La verdad? Pues si, la verdad es que en estas fiestas se instala un hospital de campaña en el centro donde se atienden comas etílicos de los jovencitos sobre todo, y también se está haciendo frecuente las heridas de arma blanca.
Nada que ver con aquellos carnavales del comienzo. En aquel tiempo eran otra cosa, completamente distinta. Cuando se iniciaron, a mediados de los años 50 estaban prohibidos, nosotros los jovencitos de aquel momento salíamos a la calle contra viento y marea, ataviados con disfraces improvisados, algunos con una sabana y un turbante, era muy divertido porque nos teníamos que esconder de la policía que nos hacía correr, hay que decir también que ellos hacían mucho la vista gorda. Luego, en el 59, yo tenía 17 años, en vista de nuestra insistencia, el gobernador civil decidió autorizarlos llamándolos eufemísticamente, Fiestas de Invierno. Y así continuaron hasta la muerte del dictador en que se eliminó aquel nombre y se pasó a llamar como lo que eran realmente, carnavales. Recuerdo que en Las Palmas no fueron autorizados porque el obispo que tenían en ese momento no lo consintió, tardaron por tanto unos cuantos años en poder celebrarlo.
Aquellos disimulados carnavales fueron muy divertidos, seguros y agradables, ya nos hacíamos los disfraces, cada una con arreglo a sus posibilidades pero ya no eran improvisados. Lo más divertido era que todos llevábamos máscara, era obligado, nadie te conocía y eso le daba mucho misterio a la fiesta, cambiábamos la voz para que no nos conocieran y podíamos estar bailando toda la tarde con un chico sin que este supiera quien era la mascarita, los chicos casi todos iban de calle, por lo tanto nosotras elegíamos al chico, que ya conocíamos pero él no se daba cuenta. Conozco casos de matrimonios que se pasaron la noche bailando sin saber él que estaba bailando con su mujer. Había mucha costumbre de que el marido se iba a bailar y dejaba a su mujercita en casa, ella cuando él se iba, se disfrazaba y salía también. Es lógico, lo que es bueno para el gallo es bueno para la gallina, ¿no creen ustedes?
Ahora es diferente, nadie se pone máscara, solo se pintan, y la dinámica del carnaval ha cambiado mucho, abunda demasiado el alcohol y las drogas, ya no hay seguridad y ocurren demasiadas cosas. Los bares cierran los servicios y la gente hace lo que puede para solucionar su problema, han bebido mucho y tienen que…..desbeber. El mal olor en las calles ya se lo pueden imaginar. Esto en aquellos tiempos no ocurría. Suelen decir que los mayores siempre pensamos que el pasado fue mejor, yo creo que en este caso tenemos razón. La prueba está en que los que viven en la capital, si pueden se van de viaje en estas fechas o simplemente se van al sur para no estar en medio de todo esto.
Yo doy gracias por vivir donde vivo y porque ya estamos en la piñata, el lunes todo volverá a la normalidad.
Añado dos videos, uno que refleja lo que no nos gusta y otro en el que se ve la parte agradable del carnaval, también una foto de aquellos otros carnavales.


http://








http://



width="425"

miércoles, 25 de febrero de 2009

El terror de la carretera

http://
Es muy frecuente este tipo de situaciones en la carretera o autopista, pero no por eso deja de afectarme mucho. Puedo comprobar hasta que punto, cierto tipo de personajes cree que la carretera es de ellos, hasta que punto van con un volante en la mano creyendo que son los amos del mundo. Siento una mezcla de indignación y tristeza, pero tengo que decir que puede más la indignación, que si no la domino deja paso a una descomunal cólera que me puede estropear unas horas y hasta, si no lo evito, un día de mi vida. Creo que en ese momento, si pudiera, tendría una tremenda explosión de ira contra esa persona que actúa con un total desprecio de los derechos de los demás. Me considero una persona bastante pacifica, pero en ese momento creo que nadie me reconocería como tal, ni yo misma me reconozco, y es una pena, no tendríamos que dejar que este tipo de personas nos alteren y nos condicionen.
Me estoy refiriendo a ese tipo de situaciones que, estoy segura, todos ustedes conocerán tan bien como yo. Esas personas que conduciendo su coche por la vía de adelantamiento, a una velocidad mayor que la permitida, aparecen detrás de ti y desde lejos empiezan a picarte las luces para que te apartes, yo traduzco esa actuación como, “quítate que voy yo”, y si no obedeces se pegan a ti sin dejar de picar las luces, poniendo en peligro su vida, que en este caso me importa muy poco, y la tuya. Además que normalmente vamos adelantando a una velocidad lógica y permitida de 120.
En este caso además no ha sido así. Iba yo a media mañana a resolver pequeñas cosas que se van acumulando y ya tienes que salir, sin muchas ganas la verdad. Iba, como digo hacia la capital de la isla, yo vivo a 20 km y debo tomar la autopista, que en ese tramo tiene 3 vías, yo debía circular por la vía central ya que si circulaba por la derecha me vería obligada a desviarme por una salida que no me interesaba, por tanto iba por la vía central circulando a 100 km hora. Detrás de mi iba un camión que se pegó a mi tocando el claxon (en Canarias la pita), yo hice caso omiso y continué mi marcha pensando que si él quería ir más aprisa tenía otra vía para hacerlo. No dejó de pitar y en cuanto pudo me adelantó por la derecha y al pasar a mi lado vociferó y me dijo que debía ir por la derecha, a la vez que juraba en arameo. Debo decir además que este tramo de la autopista tiene una fuerte inclinación en bajada, lo que hace muy peligroso pasarse en la velocidad. Nuevamente hay que achacar estas cosas a la mala educación, la deshumanización y al total desprecio de los derechos de los demás. No estaría nada mal que para obtener el carné de conducir se examinara también de urbanidad, aquel pequeño librito creo que está haciendo mucha falta. No he leído el tan traído y llevado de la Educación para la Ciudadanía, pero quizá es lo que están necesitando nuestros jóvenes, su solo nombre ya me cae bien, y no es que yo piense que esto es solo patrimonio de jóvenes, no, el señor del camión no era eso precisamente, pero creo que la educación y el saber estar se descuidó hace tiempo.
Un buen ejemplo es el video que encabeza el escrito, es de vergüenza. A esto le llamo yo gamberrismo, sin más.

lunes, 23 de febrero de 2009

Nuestro padre Teide está nevado


Es un día, aquí donde vivo, muy desapacible, frío y lluvioso. Si, para los que no conozcan la isla de Tenerife diré que, la imagen de eterna primavera y días de playa no siempre es cierta, si es verdad que en el sur de la isla siempre se está mejor, incluso en invierno, la gente que viene del frío puede bañarse con unas temperaturas bastante agradables. Yo vivo en el norte, en un pueblecito, para mi muy bonito, en el que en invierno hay unas temperaturas muy diferentes a las del sur. Este invierno lo tenemos un poco más frío de lo normal, ha llegado hasta nosotros parte del frío de la península. Aquí donde vivo yo, hoy tenemos una temperatura de entre 10 y 15 grados, eso para nosotros es frío, porque además no tenemos calefacción, no es costumbre. Solo unos radiadores que enchufamos en caso de apuro como hoy.
Y aquí estoy hablando de mi isla que, por supuesto es la vuestra también, solo que yo he nacido aquí, he vivido aquí y supongo que moriré también aquí.
Me hubiera gustado colgar un vídeo muy bonito que tengo del Teide nevado, nuestro padre Teide, como le llamamos todos los tinerfeños, es muy lindo, pero me ha sido imposible, blogger no me lo permite, siempre que he tratado de colgar vídeos me es imposible, así que me conformaré con uno que encontré en YouTube, no es comparable al que yo tengo pero espero que les guste y se animen a conocer las islas, no solo Tenerife, todas tienen lo suyo y todas son diferentes.
En el Teide hay nieve todos los años, es por eso que en el norte de la isla, donde yo vivo, hace un pelin de frío, a mi personalmente me gusta este clima, lo prefiero a las temperaturas más templadas del sur. Me gusta que las estaciones sean lo más marcadas posibles, de otra manera todo el año es casi igual, porque también es verdad que igual que aquí no tenemos el frío de la península, tampoco en verano tenemos su calor, siempre es más llevadero el verano aquí. Este año yo estoy disfrutando mucho por estas temperaturas tan fresquitas.


http://

viernes, 20 de febrero de 2009

Un libro interesante, Vampiros emocionales

Me recomendaron el libro, lo leí y me resultó sumamente interesante.
Seguro que más de uno habrá oído hablar de los llamados vampiros emocionales, no es broma, existen y son más de lo que parece, vampiros emocionales o maltratadotes sicológicos. Según nos informa su autor, Albert J.Bernstein, hay diferentes tipos y por consiguiente actúan de diferentes maneras. El más común es el tipo paranoico. Este tipo me llama la atención porque es el que con más frecuencia nos encontramos, los podemos tener entre nuestra familia, amigos o pareja.
Esta persona, realmente no cree que serlo, no lo sabe. Tampoco es una mala persona. Está convencida que su forma de actuar y de pensar es la correcta, todo el que no actúe y piense como él/ella, está equivocado, por supuesto la persona que viva a su lado está permanentemente desvalorizada, perdiendo por esto su autoestima. Siempre hay un pero, jamás las cosas están bien hechas. Con frecuencia aíslan a su pareja de familiares y amigos, son celosas no solo de cualquier hombre o mujer que se acerca a ella, además de eso no quiere compartirla con nadie de la familia, incluyendo a los hijos. Pretende de forma disimulada anular al otro, hacerlo obedecer y si esto no es así, deben prepararse para una bronca descomunal.
Pretenden que todo gire de acuerdo a sus normas de vida, realmente los primeros perjudicados son ellos porque se hace bastante difícil la convivencia y porque su forma de vida no los deja ser felices con lo que ocurre a su alrededor, no justifica a los demás, no reconoce sus errores y no se disculpa nunca. Estas personas precisan ayuda sicológica pero no lo aceptan. Pueden ser estupendas personas, pero su especial carácter borra cualquier virtud.
Créanme, quien tiene a una persona así a su lado, no tiene una vida tranquila, y lo peor del caso es que la mayoría de las veces no las reconocemos. Cuando nos damos cuenta ya es demasiado tarde, la ruptura es más difícil, y según los lazos que nos unan a él o ella, puede ser imposible. Los párrafos siguientes son del autor de este libro que recomiendo a todos los que no quieran caer en sus redes, describe muy bien a este tipo de persona.

" Os protegerán, mimarán y hasta pueden iluminar vuestras vidas. Todo lo que desean a cambio es una lealtad absoluta. Sin regateos; con ellos es todo o nada. Para algunas personas son lo mejor de su vida. Para otras no conducen a nada.

Cuando la gente se acopla, ellos son felices, amorosos y generosos. La existencia paranoica es una traición imaginada detrás de otra. Si perciben traición, atacarán con tanta rapidez que nunca sabréis qué os dio y por qué."

lunes, 9 de febrero de 2009

Los valientes mayores

http://


¿Somos mayores o viejos?
En mi opinión hay una gran diferencia. Ser mayor porque se peinan canas, porque se tienen años vividos es muy diferente de ser viejos.
El viejo es aquel que, además de cumplir años, siente que ya es viejo, piensa que ya solo le queda esperar, ya es tarde para vivir, para aprender, para disfrutar, para viajar, para bailar, para enamorarse, etc… Piensa que su papel en la vida es de mero espectador, no participa, no se interesa, va dejando de moverse, de salir, y su cuerpo se va entorpeciendo. Su mente también declina porque no la usa. Generalmente estas personas son difíciles de convencer, de que entiendan que no es así, que al margen de nuestras arrugas, lo que importa es como nos sintamos.
La persona que es mayor, asume sus canas, sus arrugas y sus achaques, porque es evidente que el cumplir años va unido de forma irremediable a tener esas pequeñas “averías” , porque claro, nuestro cuerpo es como nuestro coche, a más kilómetros recorridos, más problemillas va dando. Pero la persona mayor aprovecha su jubilación para disfrutar de todo lo que le gusta, para ser útil a otros, para aprender cosas. No se rinde, se integra en los problemas que nos aquejan a todos, participa y, sobre todo, no se acompleja por su edad.
La persona que solo es mayor pero se siente joven, no se excluye de tantas cosas que algunos dicen que “son cosas de jóvenes” o “que son tonterías” La persona que solo es mayor se sigue emocionando el día de Reyes con la alegría de los niños, y sigue esperando con ilusión que también a ella o él, le dejen un regalito, continua ilusionándose con las pequeñas celebraciones que, ya sabemos que son comerciales, pero que ¿Cómo no? Nos hace disfrutar de pequeños momentos de alegría. Ahora tenemos muy cercano el 14, día de San Valentín. Yo conozco parejas mayores que se felicitan mutuamente, se regalan flores y no renuncian a esa pequeña “tontería”, como dicen otros. ¿Qué puede haber más bonito que el hecho de que tu pareja, que es mayor, que peina muchas canas y tiene muchas arrugas, te diga que te sigue queriendo, y te lo diga además con una flor?
Las personas que solo son mayores, van a bailar, viajan, se apuntan a clases de baile, de informática, de idiomas o cualquier otra cosa que les haga ilusión hacer, sin pensar que ya es tarde para eso.
En este vídeo se refleja lo que digo, personas que son SOLO MAYORES.

Es un placer verlos.
Nunca es tarde para nada si lo hacemos hoy.

sábado, 7 de febrero de 2009

Gomorra

http://



Hoy quiero traer aquí a un autor valiente que desafía con su libro Gomorra, que más tarde ha sido una película, a toda la camorra napolitana. Roberto Saviano, que vive o mejor dicho sobrevive en un constante esconderse y camuflarse para que los que lo tienen sentenciado, no lo maten. Ha escrito este libro, como el dice, con rabia y ambición.Todos sabemos lo que ocurre en Italia con la Camorra, la Mafia y Cosa Nostra, pero otra cosa es verlo, realmente es un documental, es por eso que es tan sorprendente, y mas lo es el hecho de que alguien se atreva a desnudar, como él dice a una organización como la Camorra, sabiendo que a partir del momento de la publicación del libro, su vida no vale un céntimo. El dice, “se que la mafia me lo hará pagar”.Pero no ceja en su intento .Sabe que nunca podrá hacer una vida normal, que siempre será un fugitivo, y no de la justicia precisamente. No tiene ya residencia fija, ha tenido desde la publicación del libro, 30 domicilios diferentes, cuando va de viaje, se hacen reservas a su nombre en diferentes hoteles, nadie sabe realmente donde se hospeda.
Un periodista muy joven (nació el año 79), pero, sobre todo, es napolitano, de origen humilde, que ha vivido en los pueblos y barrios donde la Camorra representa el verdadero poder, de violencias terribles, que, en las páginas de su libro, están documentadas con nombres, fechas y precisiones. No es de extrañar que desde entonces ande oculto y protegido por guardaespaldas.
Recomiendo esta película, es dura pero muy interesante. La pelicula es solo una parte del libro, aquella que refleja el papel de las mujeres de estas familias mafiosas. Increible lo que se ve.

Nos demuestra que siempre es posible hacerle frente a tantas cosas que parecen imposibles, y yo me pregunto ¿si él solo pone en riesgo su vida en una empresa tan dura, y consigue llamar la atención del mundo, si él solo se convierte en una amenaza para una organización tan poderosa, de que no seremos capaces nosotros TODOS si nos unimos en otras empresas tan nobles como esta?¿Podremos hacer oír nuestra protesta por el hambre y la injusticia en el mundo? Ahí dejo la pregunta y el video de la película.

miércoles, 4 de febrero de 2009

Si el pasado regresara

http://object width="425" height="344">

Es algo que a todos en algún momento de nuestra vida nos viene a la mente, "si pudiera volver atrás", si hubiera un botoncito que apretar para darle al tiempo hacia atrás como si de un reloj se tratara. Siempre pensamos que lo haríamos mejor o por lo menos lo haríamos de otra manera. A veces nos invade el sentimiento de culpa por cosas que hicimos, daríamos mucho por poder rectificar y pensamos que nuestra vida seria distinta y sobre todo mejor. Sufrimos mucho por estas cosas y eso no nos deja vivir el presente, seguimos con nuestra vista puesta en el pasado, sin darnos cuenta que nuestro presente se escurre de nuestras manos, sin darnos cuenta de que mañana esto sera de nuevo nuestro pasado. Que complicados somos!
Me he sentido identificada con esta reflexión de Lady VanDoderer, que reproduzco a continuación. No se pierdan el vídeo de la cabecera, estupendo para los nostálgicos, su duración es de 10 minutos pero vale la pena, hay que verlo ENTERO.


¿Ojalá y el tiempo regresase?
Muchas veces, sentada en el balcón de mi mente, viendo caer la serena (o de pronto tormentosa) lluvia de mis recuerdos... He sentido el alocado impulso de desear que el tiempo (cruel tirano que nos gobierna) me tomara entre sus afiladas redes y me regresara hasta determinado paisaje de mi vida.
Luego, pensándolo mejor; preguntándome que clase de desgracia particular es aquella que me ata al tiempo que vivo diariamente, sin poder viajar a mis lejanos recuerdos o a mi cercano futuro... Llego siempre a la severa conclusión de que no es el tiempo, sino las oportunidades las que no se repiten una segunda vez... Pues el tiempo, como tal... Se da igual, y todos los años se maquilla de los mismos colores (primavera, verano, otoño e invierno). Lo que no se vuelve a dar, son aquellas extrañas ocasiones en que podemos manejar al gran tirano.
Aquellas donde la brisa de la tarde da en tu cara, el cielo esta claro (por lo menos el cielo de tu cabeza) y la felicidad que sientes parece ser capaz de detener al tiempo por unos instantes... Instantes eternos, hermosos, que luego añoras con suplicante nostalgia. Esas oportunidades, mágicas... Son las que no vuelven.
Por eso son tan caras de recordar, tan difíciles de encontrar como las perlas negras... Como la visita de un cometa que no sabes cuántos miles de años tardará en presentarse de vuelta.
Lastimosamente, la mayoría de los seres humanos... Admirados ante estas bellísimas joyas, nos distraemos... bien sea buscándolas, o tratando de retenerlas (las oportunidades). Nos dejamos fascinar y a veces hasta sufrimos, pues mientras estamos tratando de contener o reencarnar una... Ahí van miles y miles de otras que pasan a nuestro lado, sin que nos demos cuenta.
Y este descuido no quiere significar que al fin no nos percataremos de la pérdida (lo cual sería un consuelo) No... Porque cuando el tiempo pasa, rosándonos como siempre, y nos hace despertar de la frenética búsqueda... La cruel realidad nos golpea en la cara: Ya los viejos se han muerto, y nunca les dijimos cuánto los valorábamos, la pareja se fue porque no le demostramos cuánto la queríamos, los hijos no han vuelto porque nunca les prestamos atención, los amigos se fueron porque no les demostramos cariño... Y así, tantas joyas perdidas nublan nuestra vista... La lluvia, comienza a manar de nuestros ojos, y pensamos injustamente "ojalá el tiempo regresase".
Pero no pensamos que así el tiempo regresara las oportunidades ya no volverían con él. El secreto de la vida, consta de una simple verdad: No es el vivir recordando tesoros perdidos, ni tampoco afanarse buscando los desconocidos, sino simplemente cambiar de actitud y de culpable: No es el tiempo quien malogra las riquezas... Es el descuido o tal vez la pereza a quienes hay que reprimir, como responsables de tanta pérdida. No es el tiempo que corre muy rápido sin darnos oportunidad de alcanzarlo, es la atención que prestamos a nuestra propia vida, que en vez de desesperar, deberíamos pacientemente aguardar y al ver una oportunidad pasar... Rápidamente aprovechar, nuestra vida y nuestro tiempo, con esas oportunidades. Y así, reflexionando... Dejo caer mis anhelantes brazos, cierro con fuerza las palmas de mis manos, que hasta ahora inútilmente trataban de atrapar dentro de sí, la poderosa y abundante lluvia que rueda por mis mejillas; y hago una nueva resolución de no perder más tiempo, lamentándome del tiempo.
De correr a atajar las actuales oportunidades, para no tener mas perdidas de que quejarme. Me levanto de aquella orilla de playa, de aquel balcón de mi corazón, del solitario e incomparable paisaje de mi alma... Resonando en mi mente, nuevas metas y oyendo dentro de mí, como una bella canción, la melodía que sólo puede escuchar alguien que se siente renovado y dispuesto de una vez por todas a no dejar que el tiempo o su torpeza, le roben más... Preciosas oportunidades. * Autora: Lady VanDoderer (Venezuela)

domingo, 1 de febrero de 2009

Los chicos de la mili


Ya no hay chicos en la mili. No es que me parezca mal, creo que nuestros jóvenes tienen derecho a elegir si quieren o no quieren recibir una instrucción militar, amén de que a la mayoría les truncaba o dificultaba sus estudios, a muchos, los que no iban a la universidad, les obligaba a hacer una pausa en su trabajo, que algunas veces recuperaban y otras no. Un ejército profesional creo que es lo que exige una sociedad moderna.
Pero para las personas que peinamos tantas canas, la mili era parte de nuestra vida y como tal nos trae buenos y malos recuerdos. Yo quiero hoy hacer un homenaje a todos aquellos jóvenes que fueron a la mili. Dejaron familia, estudios, trabajo y novia. Muchos de ellos se fueron fuera de las islas y allí padecieron la morriña de su tierra, la nostalgia de la familia y también el gran deseo de volver a ver a su noviecita, ella se quedaba esperando que terminara esa mili que les impedía casarse e iniciar una vida juntos. Si, porque ahora una vida en común se inicia bastante tarde, no solo porque existe una gran dificultad para independizarse, también porque ahora los jóvenes piensan las cosas de otra manera, quieren disfrutar de la vida antes de amarrarse a una familia. No pienso que eso este mal, simplemente es diferente. Nosotros, los de nuestra generación pensábamos prioritariamente en formar una familia, tener hijos cuando éramos muy jóvenes. Nunca se nos ocurrió que antes de que nacieran nuestros hijos había que vivir un poco, seguramente estábamos equivocados, pero creo que ninguno de nosotros se arrepiente de haberlo hecho así. Yo no, por supuesto.
Aquellos chicos de la mili también tienen buenos recuerdos de aquellos tiempos, yo recuerdo que cuando mi novio, que luego fue mi marido, venia de vacaciones (estaba en la península) solo hablaba de sus compañeros y de lo bien que lo pasaba, claro está, también contaba sus arrestos, aquellos malos momentos que luego, al paso del tiempo se convirtieron en anécdotas divertidas y recordadas con cariño. También las novias recordamos aquello con cariño, la espera de la carta que se retrasaba. Nos enfadábamos y les escribíamos que eran unos descastados, que no escribían nunca , y luego al pasar de los días recibíamos 3 o 4 cartas juntas, las cosas de Correos, ellos escribían pero las cartas llegaban…..cuando llegaban. La alegría de verlos en vacaciones y la alegría final cuando se licenciaban. Y en ese momento se iniciaba el resto de nuestra vida. Vaya mi recuerdo y homenaje para todos ellos, y en especial a uno "muy especial".