Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Feliz Navidad LLuviosa!!!!!!!


Me he despertado hoy muy de madrugada oyendo llover, siguió lloviendo después de levantarme y no parece que vaya a dejar de hacerlo, me da un poco de miedo, últimamente la lluvia me da miedo, nunca antes de ahora me había ocurrido pero los últimos desastres ocurridos no solo en Canarias, fuera de aquí también, me hacen mirar con preocupación algo que no solo es necesario, sino que también es agradable sentir esa lluvia que tanta falta le hace a la tierra. En este caso no creo que haya motivos de preocupación, la lluvia es mansa y no tiene aspecto de tempestad, así que quiero disfrutar del sonido de esas gotas en los cristales de mi casa.
Hoy además se impone un día muy casero, muy de estar al
calorcito del hogar, hoy tendré conmigo en breves minutos a mis pequeños nietos, pasarán buena parte del día conmigo, sus papás, ya se sabe, tienen esas "cositas" que entretienen a los padres en estas fechas. Mientras tanto ellos están aquí haciendome sentir abuela por un rato.
Son éstas unas
navidades nevadas en algunos sitios y lluviosas en otros ( nuestro Teide también estará nevado, no crean, todavía no puedo verlo porque no hay visibilidad pero cuando se despeje lo veré) pero navidades al fin y al cabo como corresponde climatólogicamente hablando, me gustan así.
Yo quiero desde
aquí felicitar a todos mis amigos, intentaré pasar por los blogs de cada uno para hacerlo individualmente pero no se si me va a ser posible, tengo multitud de cosas que hacer y además preparar una maleta porque amigos míos, el sábado me voy de viaje, pasaré el fin de año fuera de mis islas, volveré después de una semana, ya les contaré y les aburriré o entretendré con mi pequeña historia de viaje.
Les deseo a todos que en estas fechas tengan el calor de la familia, la alegría de compartir mesa con todas esas personas que queremos y también que recuerden con amor a los que se fueron, porque de esa manera los mantenemos vivos entre nosotros, disfruten de los pequeños y no hagan demasiados excesos con la comida,
cuidadin, cuidadin!!! que luego pasa lo que pasa.......
Que el nuevo año nos
traiga a todos parte de las cosas buenas que queremos (digo parte porque ya sabemos que todo no es posible) y que el año que se va se lleve todo lo malo que haya en nuestra vida.
Yo
por mi parte pido para el nuevo año seguir contando con la compañia de mis bloggeros y con su amistad virtual que tantas satisfacciones me reporta, un abrazo muy fuerte para todos

lunes, 21 de diciembre de 2009

Bernarda Angulo



He hablado otras veces de los mayores valientes, de estos mayores que no se acobardan, que siguen su vida sin reparar en los años, no importan las arrugas, no importan los achaques, siguen adelante. Yo siento una gran admiración por ellos y de alguna manera intento tomar ejemplo, intento no permitir que esta sociedad que idolatra la juventud y la belleza me eche a un lado, intento seguir el ritmo que la vida nos está marcando a todos, a veces lo consigo y a veces no pero lo sigo intentando, no me acobardo, como ésta campeona de la que les quiero hablar. Bernarda Angulo, tenía 97 años, digo tenía porque murió el día 9 de noviembre. Aprendió a nadar a los 47 , desde entonces no ha dejado de hacerlo, competir ha sido su motivación en la vida. Consiguió esta canaria plusmarcas mundiales cuando solo le faltaban 3 años para cumplir el siglo. Campeona de Europa. No hubo nadie en su categoría que consiguiera hacerle sombra. Desde hace 50 años vivía en el tercer piso de un edificio sin ascensor en Las Palmas de Gran Canaria, y allí ha permanecido hasta el final, vivía sola en su pequeña casa y se las apañaba sola. No quería irse a una residencia porque no estaba segura de que pudiera ir a nadar cada día. Contaba que cuando llevaba a sus niños a la playa se desconsolaba porque no sabía nadar, cuando por fin aprendió nunca dejo de hacerlo. Quien dijo que los años nos ponen límites? Creo que los límites los ponemos nosotros, nuestro miedo y nuestros prejuicios. Fantástica ésta pequeña-gran mujer.

domingo, 20 de diciembre de 2009

Caminar juntos

En una tarde fría los vi, caminaban muy juntitos, él se apoyaba en ella, y ella lo cogía con cariño de la cintura, transmitiéndole ese apoyo, ese amor, esa ayuda y compañía en estos momentos de declive, de debilidad. Cuanto amor se adivina en ese gesto, cuanta entrega y solicitud dada al compañero de vida, y él cuanta confianza en ella.
Su vida había sido larga y muy dura, habían vivido primero la posguerra de niños y jovencitos, se conocieron muy pronto, casi unos niños, desde entonces se amaron y juraron ser para siempre uno del otro, luego vinieron los tiempos difíciles del matrimonio y los hijos, y por difíciles que fueran nunca dejaron de amarse. Juntos trabajaron codo a codo superando todos los obstáculos que la vida iba sembrando en su camino, juntos educaron a sus hijos, transmitiéndoles y profesándoles todo el cariño y amor que ellos sentían para si mismos.
Ahora había llegado el momento de quedarse solos, pero contaban uno con el otro, se apoyaban, se querían, caminaban juntos por ese camino ya no muy largo que les quedaba por delante, los dos rezaban por que la vida, cuando acabara, se los llevara juntos, querían pasar ese puente cogidos de la mano, pero sabían lo difícil, por no decir imposible, que eso ocurriera así. Y si no era de esa manera, también rezaban los dos para que el otro no se quedara solo, se angustiaban solo de pensar que dejarían a su compañero/a en soledad, si, estaban los hijos, los nietos, pero esa compañía de su otra mitad, ya no estaría.
Me emocionó verles así de juntos, uno apoyado en el otro, preciosa esa foto y envidiable ese fin.

jueves, 17 de diciembre de 2009

Las navidades de antes.....



Como han cambiado las navidades........
Las navidades de mi niñez no eran como éstas navidades, éstas son las de la abundancia, con todo y nuestra crisis son abundantes, aquellas eran las de la posguerra. ¿Y saben ustedes cual era el plato extraordinario de la Nochebuena?
La gente joven no lo adivinarían nunca, yo se los cuento a mis hijos y les cuesta creerlo.
El plato de esa noche festiva era el pollo, al menos en los hogares normalitos, o sea en casi todos, porque la gente que podía comer otra cosa era muy poca. Por lo tanto ya pueden ustedes imaginar que el pollo no era un plato habitual en nuestros día a día, era un manjar por lo desacostumbrado. Se hacía un caldo de gallina y luego el pollo preparado de muy distintas maneras. Luego estaban los turrones, poquitos pero estaban, era el turrón duro y el blando, esas eran todas las variantes en turrones, el duro era duro realmente, mi padre lo cortaba ayudándose con un martillo, si si, con un martillo, imagínense las muelas.....Habían también los clásicos polvorones, los de siempre, nada de sabores diversos, también era costumbre poner en la mesa almendras y pasas.
El postre que hacían nuestras abuelas, muy típico de Canarias y que solo se hacía en Navidad, son las truchas, no me refiero a las que nadan, no, son una especie de empanadilla hecha con una masa dulce y rellena de batata con almendra, también se puede rellenar de cabello de ángel pero lo realmente típico es la batata, a mi personalmente me encantan.
Más abajo pongo la receta por si les apetece hacerlas.
Luego de cenar, nos íbamos a la misa del gallo, la iglesia era muy cerca, todo era cerca, y por supuesto nada de coche, todo se hacía caminando. Después de la misa nos íbamos todos a dormir, los pequeños y los grandes, nadie se iba de casa esa noche, no existía esa costumbre que a mi personalmente no me gusta, de que los jóvenes se vayan de fiesta y regresen en la mañana, o no regresen que es peor.

Las truchas

Ingredientes:
1/2 de harina.
1 kg de batata de tipo amarilla.
3/4 kg de azúcar.
100 g de almendras peladas.
La ralladura de un limón.
3 cucharadas de manteca o margarina para hojaldre.
Aceite de oliva.
Canela molida.
Sal.
- Preparación:
1.- Hacer la masa mezclando la harina con el agua, la manteca, una taza pequeña de aceite de oliva y un poco de sal. Amasar bien y dejar en reposo unos 30 minutos.
2.- Guisar las batatas con agua y sal. Cuando ya estén blanditas, sacar y aplastar.
3.- Mezclar la batata con las almendras trituradas, el azúcar, el limón rallado y la canela molida. Cuando la masa obtenida sea compacta y espesa, reservar a un lado.
4.- Espolvorear harina sobre la mesa, estirar la masa con ayuda de un rodillo y formar círculos de unos 8 o 10 centímetros de diámetro. Colocar algo de relleno dentro y doblar cuidadosamente, uniendo los bordes aplastándolos con un tenedor.
5.- Freír en aceite muy caliente. Una vez retiradas del fuego, espolvorear con azúcar glas.
6.- Dejar enfriar para servir.
*


martes, 15 de diciembre de 2009

Gracias



_ Oye, que muchas gracias

_ ¿ y gracias porqué? Yo creía que estabas enfadada

_ No, ni mucho menos, te estoy muy agradecida

_ ¿¿¿¿¿

_ Si, gracias a ti ahora valoro más a las personas tolerantes

_ a las personas que miman a los que aman

_ a las personas que motivan, a las que apoyan

_ a las que aman, a las que valoran

_ a las personas que no critican, que no juzgan

_A las personas que están a mi lado en los malos momentos

_¿ Me estás diciendo que yo no soy todo eso?

_ ¿ Realmente tu crees que lo eres? Has mirado en tu interior?

_ De todos modos gracias


_Gracias por enseñarme tantas cosas

_Gracias por ser como eres,


domingo, 13 de diciembre de 2009

Un año más sin ti



Hoy hace 12 años que te fuiste, hoy se cumple un año más sin ti. Creí que sería imposible mi camino sin tu mano en la mía, creí que no podría tirar yo sola del carro, pero ya ves, aquí estoy, ha sido muy duro, he desfallecido a veces, pero he seguido adelante, continuando nuestra tarea, se muy bien que te fuiste tranquilo porque confiabas en mi, me conocías, si, me conocías como no me ha conocido nadie nunca, sabias de mi fortaleza, de mi decisión, de las ganas de vivir que nunca me han abandonado, miento, solo una vez, cuando te marchabas, hubiera querido irme contigo, pero no, alguien tenía que coger el timón, y en ese sorteo que hace la vida, a mi me tocó quedarme, lo hice con la condición de que un día me esperes allí en donde como tu, yo también iré.
La seguridad de que eso ocurrirá, es lo que me ha empujado en este tiempo.
Estos años han estado llenos de cambios, nuestros hijos que dejaste a mi cuidado, han seguido el camino de su formación, todos de una forma brillante, todos han sido buenos hijos, todos han recibido esos valores que los dos queríamos transmitirles, ya el último retoño también se hizo mayor, también está alcanzando su meta y con ella alcanzo yo la mía que es el deber cumplido.
También estos años nos han premiado con unos nietos estupendos, guapos e inteligentes, y que serán en el futuro tan brillantes y buenas personas como sus padres. Te hubiera gustado jugar con ellos, lo se, hubieras disfrutado como nadie, pero.......no ha sido posible.
Yo se que tu en alguna parte aun desconocida para mi, estas mirándonos a todos con satisfacción y cuidando desde ahí de tu rebaño igual que lo hacías cuando estabas entre nosotros.
Esa seguridad me da fuerzas y confianza para seguir en mi camino hasta que llegue el momento de partir.
Tu estarás allí esperándome, como siempre lo has hecho.

jueves, 10 de diciembre de 2009

Y llegó la Navidad


Pues si amigos, aquí la tenemos, como todos los años, hay que ver que rápido vamos, los días vuelan, y los años también, ya se que esto es un tópico, siempre decimos lo mismo, sobretodo nosotros los mayorcitos, que si caramba, que somos mayores y no viejos, ya saben todos lo que pienso de estas cosas,y no voy a cambiar ahora porque haya pasado otro año, el día que lo haga.....malo malo. Pues lo que decía, que siempre decimos que que rápido se nos ha pasado, todavía recuerdo mis impresiones de la niñez, en las que un año tardaba tanto en pasar, sobretodo el tiempo que iba de unos reyes a otros, a que si? lo recordamos todos, cuando recibíamos a los Reyes Magos decíamos "Uyyy cuanto falta para los próximos", y ahora que diferente......
Bien, pues
aquí está la Navidad, a mi personalmente este es un mes que por un lado me trae buenos recuerdos y por otro recuerdos muy amargos, ¿porque? pues porque lo más bonito que me ha pasado en la vida me pasó en Diciembre y lo más doloroso también, o sea que es un mes en cuyas navidades me sentí a gusto mucho tiempo, en ellas celebraba el inicio de mi noviazgo el día 21 y mi boda el día 4, pero andando los años he tenido que añadir otro aniversario que nunca hubiera querido tener que es la muerte de mi marido, con el cual estuve unida desde los 16 años. El día 13 de este mes.
Puede haber días que sienta la necesidad de borrar ese mes del calendario pero si lo hago también tendría que borrar las bonitas fechas que nunca quisiera olvidar, así que amigos míos, de todo hay en el mes.
Con todo y eso, las
navidades no se pueden sacar de nuestra vida, sobretodo porque son las fiestas más bonitas para los niños, realmente ellos son los reyes de éstas fechas y debemos proporcionarles esos buenos recuerdos para cuando la vida les haga pasar por otras cosas.
Así que yo me preparo para vivir todo esto junto a mis niños grandes y niños pequeños que son mis nietos, procurando que el recuerdo de los que se fueron esté muy presente en esos días, teniendo la firme convicción que
recordándolos, ellos de alguna manera siguen entre nosotros.
Y para ustedes amigos
bloggeros les deseo lo mejor en estas fechas, un abrazo para todos

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Cerrando círculos

Ahora que acaba el año, podemos aprovechar para cerrar círculos, como nos dice Claudio Coello.

Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. Si insistes en permanecer en ella más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto. Cerrando círculos, o cerrando puertas o cerrando capítulos. Lo importante es poder cerrarlos y dejar ir momentos de la vida que se van terminando.

¿Terminó tu trabajo?
¿Se acabó tu relación?
¿Ya no vives más en esa casa?
¿Debes irte de viaje?...

Puedes pasarte mucho tiempo de tu presente "revolcándote" en los porqués, en repetir el cassette y tratar de entender por qué sucedió tal o cual cosa.

El desgaste va a ser infinito, porque en la vida, tú, yo, tu amigo, tus hijos, tus hermanos, todos estamos encaminados hacia ir cerrando capítulos, ir dando vuelta a la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la vida y a seguir adelante.

No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos porqué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltarlo, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas que ya no existen, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros.

¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir!
Por eso, a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, romper papeles, tirar documentos, y vender o regalar libros.

Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación. Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas, y hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que dar vuelta a la hoja, hay que vivir sólo lo que tenemos en el presente.

El pasado ya pasó. No esperes que te lo devuelvan, no esperes que te reconozcan, no esperes que alguna vez se den cuenta de quién eres tú. Suelta el resentimiento. El repetir "tu película personal" para darle y darle al asunto, lo único que consigues es dañarte mentalmente, envenenarte, y amargarte.

La vida está para adelante, nunca para atrás. Si andas por la vida dejando "puertas abiertas", por si acaso, nunca podrás desprenderte ni vivir lo de hoy con satisfacción. ¿Noviazgos o amistades que no dejas ir?, ¿Posibilidades de regresar? (¿a qué?), ¿Necesidad de aclaraciones?, ¿Palabras que no se dijeron?, ¿Silencios que lo invadieron?

Si puedes enfrentarlos ya y ahora, hazlo, si no, déjalos ir, cierra capítulos. Dite a ti mismo que no, que no vuelven. Pero no por orgullo ni soberbia, sino, porque tú ya no encajas allí en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en esa oficina, en ese oficio.

Tú ya no eres el mismo que fuiste hace dos días, hace tres meses, hace un año. Por lo tanto, no hay nada a qué volver. Cierra la puerta, da vuelta a la hoja, cierra el círculo. Ni tú serás el mismo, ni el entorno al que regresas será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático. Por salud mental, por amor ti mismo, desprende lo que ya no está en tu vida.

Recuerda que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo. Nada es vital para vivir porque cuando tú viniste a este mundo, llegaste solo.

Es un proceso de aprender a desprenderse y, humanamente se puede lograr, porque recuerda nada ni nadie nos es indispensable. Sólo es costumbre, apego, necesidad. Pero cierra, clausura, limpia, tira, oxigena, despréndete, sacúdete, suéltate.

Hay muchas palabras que significan salud mental y cualquiera que escojas te ayudará a seguir adelante con tranquilidad.

¡Esa es la vida!

Claudio Coello

lunes, 7 de diciembre de 2009

La tradicional lotería de Navidad



La lotería.....es una de los símbolos más entrañables para mi, de estas fiestas que se aproximan, me gusta mucho levantarme ese día con el sonsonete de los niños de San Ildefonso. Es cierto que para mi generación ha sido un componente imprescindible de la navidad. Ese día nos introduce ya de lleno en la fiesta. Quien no compra una participación por pequeña que sea, en los días precedentes al sorteo de navidad, aunque en todo el año no nos acordemos de ello, cuando llegan estas fechas lo compramos como un rito, a muchos nos parecería que falta algo si no lo hacemos. Este video que adjunto es para los que se acuerden, aquel anuncio de años ha, que a mi personalmente me trae muy buenos recuerdos.


Este año en el blog de Carlos alasdeplomo.com se regalan pequeñas participaciones de un número de lotería, Silvano muy amablemente se ha acordado de mi para invitarme a que participe, para acceder a esa participación es necesario publicar un post hablando de la lotería e invitar a 5 blogs para que a su vez participen también, el resto de las reglas las puedes leer pinchando en el blog de Carlos alasdeplomo.com


Como siempre el problema surge cuando tengo que elegir, me gustaría no tener que hacerlo, pero así son las reglas, y mis blogs invitados son:


Laury


Mari Paz


Sandra


Azul


Amparo

domingo, 6 de diciembre de 2009

Santa Bárbara, un aniversario más



El viernes fue 4 de Diciembre, día de Santa Bárbara se cumplió de nuevo un aniversario. Aquel día de hace muchos años, en el que dos jovencitos que se amaban decidieron darse el “si quiero”. Ella era muy joven, ahora se diría “casi una niña”, iba vestida de blanco, con ese vestido que tanto la ilusionaba, las mejillas arreboladas, muy nerviosa, ya se sabe, los nervios del gran día, ese día tan esperado, 6 años!!! le habían parecido 6 siglos. Eran novios desde los 16.
Llegó a la puerta de la iglesia cogidita del brazo de su padre, en la puerta le esperaba el novio, ella lo miró y él también, con esa mirada bonita, de amor, de complicidad. El era también muy joven, se había licenciado de la mili dos meses antes, todo estaba preparado antes de que él viniera, no querían esperar más.
Ella empezó a caminar hacia el altar con su padre, escuchando aquella música que le sonaba a celestial, por fin se cumplían sus ilusiones. Caminaba más aprisa de lo debido, el sacerdote le hacía señas desde el altar de que lo hiciera más despacio, señor señor, que nervios!!!
El iba detrás suyo del brazo de su madre, también muy nervioso pero muy sonriente, estaba muy contento, por fin se cumplía su mayor anhelo, se casaba con aquella noviecita que tanto quería. Se sentía el hombre más feliz y poderoso del mundo. Una vez concluida la ceremonia y animados por aquel ¡vivan los novios! Iniciaron su andadura que fue dura porque los tiempos lo eran, estuvo llena de mucho trabajo y amor. Los hijos fueron sus mayores logros y sus mayores satisfacciones, y el amor que se tuvieron lo fue hasta el final. Hoy ella, y desde hace varios años, lo celebra sola muy a su pesar, él espera allá arriba el momento de recibirla y volver a estar juntos por toda la eternidad, como él mismo solía decir.
Y colorín colorado, esta historia.........no se ha acabado

viernes, 4 de diciembre de 2009

Una receta para Nochebuena


Hoy va de recetas, aprovechando estas bonitas fiestas, que a todos en mayor o menor medida nos hace entrar en la cocina. La iniciativa es de nuestra amiga Azul que desde su bonito e interesante blog nos ha hecho esta propuesta que a mi me ha parecido muy bonita, ella dice que para conocernos mejor, y yo creo que si, que es una buena iniativa. Asi que me uno a este proyecto navideño y aqui adjunto una receta de mi tierra, que en muchos hogares canarios se hace mucho en estas fiestas. Vamos allá


Cabrito en adobo

Ingredientes

Cabrito, 1 kilo
Vino blanco, 4 tazas
Sal gorda, 1 cucharada
Ajo, 4 dientes
Orégano, al gusto
Comino, al gusto
Guindilla, al gusto
Miga de pan, 3 cucharadas
Vinagre, 1 cucharada
Hoja de laurel, 2 unidades
Tomillo, al gusto
Pimentón dulce, 1 cucharada
Aceite de oliva, 6 cucharadas
Cebolla, 2 unidades

Modo de hacerlo

Machacar en un mortero los ajos, la sal gorda, un poco de orégano, cominos, la guindilla, la miga de pan remojada en vinagre y un trozo de hígado de cabrito, frito previamente.

Lavar el cabrito, trocearlo y secarlo con papel absorbente. Untar los trozos de cabrito con el preparado anterior y colocarlo en una fuente honda. Añadir el laurel y el tomillo y regar con el vino. Meterlo tapado 24 horas en la nevera.

Pasado ese tiempo, escurrir el cabrito y reservar el caldo. Freír el cabrito y reservarlo en una cazuela.

En el mismo aceite, dorar los cascos de cebolla, añadir el caldo reservado y dar un hervor; añadir todo a los trozos de cabrito. Servir.

Buen provecho!!!!

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Los Reyes Magos y las tecnologías



Quien les iba a decir a nuestros maravillosos y fantásticos Reyes Magos que los avances tecnológicos los iban a poner en peligro. Recuerdo aquellas noches de reyes que con tanta ilusión nos íbamos a la cama y aunque no durmiéramos, que no dormíamos, nos quedábamos quietecitos y calladitos, no nos movíamos porque temíamos que si nos veían no nos dejaban nada.
Eso nos decían, y nosotros obedecíamos por nuestro propio interés, también es verdad que eramos más ingenuos e inocentes que los niños de ahora.
Bendita inocencia y bendita edad aquella, no se nos ocurría ponerles trampas a los Reyes para averiguar la cara que tenían o verificar que efectivamente existían, no nos lo planteábamos, y cuando un día, bastante tarde por cierto, nos caíamos del guindo, era de golpe, sin más.
Esto viene a cuenta por una conversación que he tenido con uno de mis nietos, tiene 9 años.
Me dice:
-Sabes que he pensado para estos reyes?
Dime, dime
Pues que voy a poner una cámara enfocando el árbol de Navidad para ver a los Reyes, así sabremos si de verdad existen.
Ya se pueden imaginar la risa que me dio.
Esto de las tecnologías va a perjudicar mucho a las ilusiones, pobres reyes, les van a poner escuchas y cámaras, no van a tener derecho a la intimidad. Estos niños.......