Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

martes, 6 de octubre de 2009

No te rindas



La vida nos va poniendo muchas pruebas a lo largo de nuestro camino, nos cansamos, nos sentimos agobiados y parece que nunca vamos a remontar. Cuando ya hemos salvado un escollo, cuando ya parece que nuestra vida va serena, el destino nos vuelve a poner a prueba. Nos rendimos. Ya no se puede más.
Hoy es uno de esos días, esos en que la nube negra parece que no se quiere ir, pero ha llegado a mis manos estos versos de Mario Benedetti, que comparto con todos ustedes porque leyéndolos me siento muy renovada, no me rindo. Muchos ya los conoceréis pero vale la pena releerlos y poner atención en sus palabras.




No te rindas,
aun estás a tiempo de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras,
enterrar tus miedos,
liberar el lastre,
retomar el vuelo.
No te rindas
que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros
y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas
Aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda,
y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma
aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya
y tuyo también el deseo.
Porque lo has querido
y porque te quiero.
Porque existe el vino y el amor,
es cierto.
Porque no hay heridas
que no cure el tiempo.
Abrir las puertas,
quitar los cerrojos,
abandonar las murallas
que te protegieron.
Vivir la vida y aceptar el reto,
recuperar la risa,
ensayar el canto,
bajar la guardia y extender las manos,
desplegar las alas
e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se ponga y se calle el viento,
aún hay fuego en tu alma
aún hay vida en tus sueños
porque cada día es un comienzo nuevo
porque ésta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás sola
porque yo te quiero.

13 comentarios:

Anouna dijo...

Me he sentido triste, muy triste. Con un peso en el Alma poderoso, aplastante, que me sofoca. Quisiera grabar a fuego estos versos y quebrar mi debilidad y hacerla voluntad para que cada palabra sea efectiva. Pero, no tengo tanta fuerza en este minuto. Algo anda mal, y no sé si irá mejor.

No quiero ser una tristona, pero me llegaron los versos, y bueno quise al menos dar las gracias por esta entrada, pero me salió más que eso.

Un abrazo Rita, que tengas buen día mañana.

Anouna

azul dijo...

Precioso, para levantar la moral...

Adrisol dijo...

hermosa entrada,reina!!

positiva y con mucha fuerza!!
rendirnos...jamás!!

graciasss

besitossss

Abuela Ciber dijo...

....aún hay vida en tus sueños.....
Magnifico Don Mario.
Yo le hago caso.

Precioso lo que nos has entregado hoy.

Ahora mñas que nunca hay que luchar por la serenidad de vivir estos días que nos merecemos.

Cariños

Dilaida dijo...

Hay épocas en la vida que efectivamente los nubarrones se suceden y pasamos de uno a otro y parece que no vamos a salir nunca de ese tunel. Sin embargo hay que tener esperanza y luchar, al final siempre hay claros, unos más extensos que otros, pero la vida es así.
Bicos

Cornelivs dijo...

No, no nos rendiremos, querida amiga, no lo haremos. Humano es dolerse de las heridas y lamentarse por ellas; pero hay que levantarse.

Gracias por este post, me ha venido maravillosamente bien.

Besos enormes...!

Amparo dijo...

precioso, pero no me gusta leer que estas mal, animo guapisimaa

un besazooo

Marucha dijo...

Rita, amiga que me alegra el saber que existes allende fronteras, deseo que estés bien,que te sientas bien.

En ocasiones,es bueno mimarse,
¡ carambas!
si uno mismo no se chiquea, ¿acaso existe alguién más importate que el que existe dentro de nosotros ?

por ahí hay una ley:

Amen a los demás como a sí mismos.

más claro ni el agua.

no podemos decir siento amor por mis padres,hijos,nietos,amigas,vecinas; y ¿ El amor a sí mismo ?

Como que está muy mal visto el decir yo me quiero.

Pues este consejo te doy en este día...
amiga Rita,ten un amor por tí,tan grande,pero tan grande, que te consientas como a la niña de tus ojos,como si hoy fuera tu primer y único día para vivir.
Hoy,sólo piensa en tí.

Sé egoista.

Así,sencillo.

Recibe un abrazo de alguien que se quiere tanto,pero tanto, que todos los días al verme al espejo digo...
¡ caramba !
que maravilloso trabajó Dios al crearme !

Además,Dios no se equivoca.

Se feliz Rita, que el mundo,gira y gira,y gira,y al rato nos vamos, y no disfrutamos.

Cosmo dijo...

Me vienen como anillo al dedo tanto tus palabras como los versos de este gran hombre.Gracias por todo,amiga.

Rita dijo...

Gracias a ti querida Anouna, lo que te ha salido es muy bonito aunque estes triste, claro que las cosas irán mejor, solo hay que tener confianza y no rendirse como dice Mario, un abrazo

A que si Azul? eso es lo que se pretende, besitos

Besos para ti Adrisol, rendirse nunca

Si Abu, Benedetti ha sido incomparable, un beso

Claro que si Dilaida, la vida es asi, nubes y claros, lo importante es luchar, un bico

Me alegro que te haya gustado Cornelivs, no, por supuesto que no nos rendimos, faltaría más

Gracias Amparo, si, hay días malos en la vida de casi todos nosotros, pero nuestra fuerza nos hará remontar, un beso amiga

Marucha, amiga, gracias por tus consejos que me vienen muy bien, claro que hay que quererse, lo intento cada día y me quiero más si cabe, un beso amiga

Biennnnn Cosmo, muy bien, me alegro, besitos querida

Alejandro Kreiner dijo...

Muy bonitos versos. Siempre hay una energía de reserva que nos da fuerza para seguir adelante.

Saludos.

Abuela Ciber dijo...

Te deje amiga Rita, unos regalitos en mi blog Mimos y Premios.

Cariños

Pacogor dijo...

En este combate por la vida, lo que nunca ha de hacerse es tirar la toalla. Estamos obligados a recargarnos de energía positiva, aunque a veces cueste. Pero si así lo hacemos, es seguro que a la vuelta de cualquier esquina llegará la sorpresa de la recompensa: Lo mejor de estar triste es que podemos estar sólo a un paso de la sonrisa...