Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

viernes, 16 de octubre de 2009

Antes y ahora



Ha llegado a mis manos estas viñetas que me han hecho reír muchísimo y las quiero compartir con vosotros. Pero realmente es para llorar porque eso es exactamente así. Las cosas sucedían antes de esa manera y suceden ahora de esa otra forma.
Yo recuerdo cuando era niña que mis padres me reñían siempre cuando tenía malas notas, cuando llegaba del colegio diciendo que la profesora me había castigado sin recreo o me había puesto una mala nota, la pregunta de mis padres siempre era; “¿que hiciste mal?” o “¿y tu que hiciste?”, tenía castigo doble, el de la profesora y el de mis padres.
Ahora lo que ocurre es que los papás se plantean inmediatamente hablar con la profesora y pedirle explicaciones, porque su niño no se merece un castigo e incluso le llaman la atención por haber castigado a su hijo. Eso ha hecho que los profesores hayan perdido toda autoridad y así nos va, luego dicen muchos padres que no pueden con sus hijos. Difícil solución tiene, porque a estas alturas de la película habría que empezar por educar a los padres y luego a los hijos
.

9 comentarios:

"Premio Maria Amelia Lòpez Soliño" dijo...

A todos nuestros seguidores y amigos: Os rogamos que leáis el último post publicado en el blog.
Ante la negativa del concello (ayuntamiento) de Muxía de instaurar un premio para mayores blogueros, vuestras opiniones son de vital importancia para establecer las bases sobre las que poder continuar con el proyecto.
Gracias por vuestra colaboración.

Soy.. dijo...

Cuanta razón tiene tu entrada, por querer ser distintos a nuestros mayores que nos parecìan muy rígidos, nos hemos ido para el otro extremo. Y creo que nos hemos equivocado en grande. Excelente entrada amiga.
Besitossssssssssssssssssssss.

Abuela Ciber dijo...

Cuan cierto lo que expones.

Yestoy de acuerdo en que a estas alturas tienen que haber clases para ser PADRES

Al quitar autoridad a los Maestros, se va covirtiendo en un caos.
Lo que parece que estos padres no entienden que tambien caen ellos, ante los ojos de los niños, y de a poco la disciplina se lesiona y sentiran en el futuro que no son escuchados, y los hijos harán lo que les viene en gana.

Cariños

Adrisol dijo...

es terrible lo que está pasando..
creo que se ha perdido todo el respeto..ya desde los hogares,las cosas están andando mal...
ojalá se pueda modificar!!

un abrazo,reina

azul dijo...

Buenisima reflexión, ojala esos padres actuales que hacen eso entraran aqui para pensarlo, pero no creo que anden por estos lares...

uN abrazo grande

Dilaida dijo...

Estoy de acuerdo contigo a mi me da pena ver como algunos padres permiten y se callan ante las exigencias de sus hijos, aceptan los chantajes que ellos les hacen como algo natural y encima lo cuentan:"si quieres que estudie me compras esto o aquello".
Después se quejan de que los niños son rebeldes y lo que ocurre es que no saben ser padres; yo opino que el padre está para ser padre y los amigos para ser amigos no se pueden confundir los terminos y hoy en día muchos padres los confunden.
Bicos

Cornelivs dijo...

Llevas toda la razón.

En cierta ocasion un maestro (yo tenia 12 años) me pegó una bofetada injustamente, pues creia que yo habia hecho una trastada (luego se declaró que habia sido otro niño, pero la primera bofetada me la llevé yo).

El caso es que llegúe a casa llorando, quejandome de que me habia pegado injustamente.

Reacción de mi padre:

"A callar, hijo mio, algo habrás hecho tu tambien".

Mi padre, mi muy querido y añorado padre, no me quería menos de los que estos aprendices de padres modernos quieren a los suyos.

Besos, querida amiga, y feliz fin de semana.

salvadorpliego dijo...

jajajajajajajajajajajaja... Lo peor de todo es que es cierto.

Un placer estar en este blog. Saludos.

Pacogor dijo...

Lo que no ha cambiado es la mala consideración social que tienen los enseñantes. Desde determinadas instancias interesadas se abonan los tópicos sobre el colectivo, y así nos va... Lamentable.