Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

miércoles, 25 de febrero de 2009

El terror de la carretera

http://
Es muy frecuente este tipo de situaciones en la carretera o autopista, pero no por eso deja de afectarme mucho. Puedo comprobar hasta que punto, cierto tipo de personajes cree que la carretera es de ellos, hasta que punto van con un volante en la mano creyendo que son los amos del mundo. Siento una mezcla de indignación y tristeza, pero tengo que decir que puede más la indignación, que si no la domino deja paso a una descomunal cólera que me puede estropear unas horas y hasta, si no lo evito, un día de mi vida. Creo que en ese momento, si pudiera, tendría una tremenda explosión de ira contra esa persona que actúa con un total desprecio de los derechos de los demás. Me considero una persona bastante pacifica, pero en ese momento creo que nadie me reconocería como tal, ni yo misma me reconozco, y es una pena, no tendríamos que dejar que este tipo de personas nos alteren y nos condicionen.
Me estoy refiriendo a ese tipo de situaciones que, estoy segura, todos ustedes conocerán tan bien como yo. Esas personas que conduciendo su coche por la vía de adelantamiento, a una velocidad mayor que la permitida, aparecen detrás de ti y desde lejos empiezan a picarte las luces para que te apartes, yo traduzco esa actuación como, “quítate que voy yo”, y si no obedeces se pegan a ti sin dejar de picar las luces, poniendo en peligro su vida, que en este caso me importa muy poco, y la tuya. Además que normalmente vamos adelantando a una velocidad lógica y permitida de 120.
En este caso además no ha sido así. Iba yo a media mañana a resolver pequeñas cosas que se van acumulando y ya tienes que salir, sin muchas ganas la verdad. Iba, como digo hacia la capital de la isla, yo vivo a 20 km y debo tomar la autopista, que en ese tramo tiene 3 vías, yo debía circular por la vía central ya que si circulaba por la derecha me vería obligada a desviarme por una salida que no me interesaba, por tanto iba por la vía central circulando a 100 km hora. Detrás de mi iba un camión que se pegó a mi tocando el claxon (en Canarias la pita), yo hice caso omiso y continué mi marcha pensando que si él quería ir más aprisa tenía otra vía para hacerlo. No dejó de pitar y en cuanto pudo me adelantó por la derecha y al pasar a mi lado vociferó y me dijo que debía ir por la derecha, a la vez que juraba en arameo. Debo decir además que este tramo de la autopista tiene una fuerte inclinación en bajada, lo que hace muy peligroso pasarse en la velocidad. Nuevamente hay que achacar estas cosas a la mala educación, la deshumanización y al total desprecio de los derechos de los demás. No estaría nada mal que para obtener el carné de conducir se examinara también de urbanidad, aquel pequeño librito creo que está haciendo mucha falta. No he leído el tan traído y llevado de la Educación para la Ciudadanía, pero quizá es lo que están necesitando nuestros jóvenes, su solo nombre ya me cae bien, y no es que yo piense que esto es solo patrimonio de jóvenes, no, el señor del camión no era eso precisamente, pero creo que la educación y el saber estar se descuidó hace tiempo.
Un buen ejemplo es el video que encabeza el escrito, es de vergüenza. A esto le llamo yo gamberrismo, sin más.

6 comentarios:

roxana dijo...

ES TODO UN TEMA ES BATANTE MUNIDAL LA COSA. !!!!
ACA EN LA CAPITAL, ES DE TERROR CONDUCIR, DEMUESTRA LO INCIVILIZADO QUE SE ESTA PONIENDO EL INDIVIDUO. RAPIDEZ!!!!!!!!!!!! MUCHA PERO SENSIBILIDAD Y RESPETO POCA!!!!!!!!!!!!
UN BESO

Cornelivs dijo...

Total, completa y absolutamente de acuerdo contigo, querida amiga.

Por desgracia, abundan estos...llamemoslos "desaprensivos", que piensan que son los reyes del mambo o algo asi. La educación brilla por su ausencia.

Si, quizás debieran tomar lecciones de urbanidad también. Estoy contigo.

Un abrazo...!

estela dijo...

por desgracia, por muchas precauciones que se tomen, siempre sigue habiendo gilipollas en la carretera.

Un beso y cuidado.

Lau dijo...

Si Rita, éstos salvajes que creen que tienen la vida comprada y juegan con la vida de todos existen lamentablemente en todos lados, a mi entender tiene que ver en principio con educación, pero tambien se agregan algunas cosas como el alcohol y las drogas que no permiten que el cerebro funcione como debe.Un horror. Besitos.

Rita dijo...

Roxana, ya veo que estas cosas pasan en todo el mundo, esto me desanima bastante, un beso amiga

Si Cornelivs, le pregunta es ¿tiene remedio o lo damos poe perdido? un abrazo

Tu lo has dicho Estela, esa es la palabra más suave que se puede encontrar, un beso

Es verdad Lau, se añaden otras cosas de las que se podría hablar mucho también, un abrazo

Adrisol dijo...

estoy de acuerdo contigo!!
creo que cada vez la falta de respeto va creciendo......y los valores humanos ni hablar.........

un abrazo enormeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee