Entrada destacada

El silencio de Recemunde

Silencio... oir el silencio, sentirlo... como lo sintieron nuestros padres, nuestros abuelos... aquel silencio que arrulla, ...

lunes, 24 de noviembre de 2008

Hotel Flamero en Matalascañas


Hoy voy a contar nuestras vacaciones en Matalascañas. El proceso para llegar a esas vacaciones ya lo saben todos los jubilados que han pasado por esta experiencia, pero para los que no lo sepan lo detallaré lo mejor posible.

En primavera se rellenan unos impresos que se llevan al Imserso con la solicitud, los que seamos internautas podemos hacerlo vía Internet, yo, a los neófitos no se lo recomiendo porque la página que tiene habilitada el Imserso para nosotros a veces no funciona como debiera y no llega la solicitud. Doy fe de eso, a mi me ocurrió.

En Septiembre llegan unas cartitas con las cuales nos vamos a la agencia de viajes, ojo, solo se puede ir el día que tengamos asignado en la carta, que para todos nos es igual, los días vienen asignados por comunidades autónomas, en Canarias tenemos el 23 y 24 de Septiembre. Elegiremos las plazas que podamos, por supuesto la primavera está muy solicitada, cuando vamos los citados el día 24 ya no hay nada para la primavera. Este ha sido nuestro caso, la primera quincena de Noviembre en Matalascañas, o lo tomas o lo dejas.

Para los que no conozcan Matalascañas les cuento. Es un lugar de veraneo muy bonito, con una playa estupenda, que seguramente en verano tendrá un ambiente maravilloso y estará muy concurrido. Lleno de bonitos chalet, edificios de apartamentos y buenos y malos hoteles. Eso en verano. En el mes de Noviembre le quitamos toda esa gente que veranea, todos los turistas y se queda una ciudad fantasma, no hay apenas gente, además le añadimos el mal tiempo del otoño, frío, viento y lluvia. Si a eso le añadimos que Matalascañas está a 50 Km. de Huelva, que solo hay un autobús a las 7 y 30 de la mañana y otro a las 4 de la tarde para desplazarce a Huelva, que el ultimo autobús para volver es a las 3 de la tarde, pues........

Ya pueden imaginarse, a no ser que se alquile un coche, y la mayoría de los clientes jubilados no lo hacen porque su edad ya no les permite hacerlo, pues lo dicho, si no se alquila coche hay que contratar todas las excursiones (que no son nada baratas) porque en caso contrario les matará el aburrimiento. Nosotros pudimos hacerlo y se nos hizo más llevadero. Eso en cuanto al lugar donde está ubicado el hotel, que ya debería reflexionar el Imserso si ese es un lugar apropiado para los mayores.

Pasemos ahora al hotel. El Flamero es un hotel VIEJO, muy viejo. Creo que algunas plantas han tenido reformas. No así la 6ª planta, donde estábamos nosotros. La habitación dejaba mucho que desear, en cuanto a mobiliario que era muy viejo y en cuanto a limpieza, digamos que esto último no existía, y no exagero, vigilé durante días algunos detalles y puedo asegurar que fue exactamente así. La puerta del baño estaba rota, no se podía cerrar.

La comida era de la peor calidad que pudieron encontrar, amen de que era un tipo de comida en la que predominaba la grasa, los fritos y los hidratos de carbono. Si no nos queríamos perjudicar demasiado en esos días teníamos que comer lechuga y tomate en grandes cantidades, eso era lo único sano que había. Otra cosa en contra, porque claro, si a los mayores que tienen el que más y el que menos, algo de colesterol o azúcar o cualquier otra cosa , pues.... nada, que en esos días nos los cargamos, así, sin más.

Una anécdota, porque realmente el detalle es para reír. Los yogures eran de sabores diversos y azucarados, una amiga nuestra le pregunta al camarero si no tienen yogures naturales porque a ella no le gustan los de sabores, le dicen que si ella es diabética si se los traen, que los tienen en la cocina para esos casos. Increíble, o sea, si no eres diabético, te comes lo que hay. Todavía me estoy preguntando la razón, porque, que yo sepa, son iguales en el precio los de sabores y los naturales. Ganas de........fastidiar, digo yo.

Puestos a contar, les contaré otra anécdota muy.......curiosa, por no decir otra cosa. En el desayuno, me voy a la maquina del café para traer dos cafés, vengo a la mesa donde estábamos con nuestros amigos y me dice mi amiga; "Quieta, quieta, no te muevas", me quita algo del pelo, me lo enseña y....¿que creen ustedes que era? Una pequeña cucaracha, de esas chiquititas pero......cucaracha a fin de cuentas, y dijo alguien, "porque ustedes no han visto las que he visto yo en la tostadora". ¿que les parece?

El personal del hotel, quitando un par de personas que eran realmente amables, el resto de lo más desagradable.

Yo me vine con la sensación de que me habían tratado como a alguien que le están haciendo un favor. No es el caso. No es así. A nosotros nos sale bien de precio pero el Imserso paga una parte, por tanto pienso que no hay nada regalado por parte del hotel, si hay un negocio por parte de los hoteles que dan el servicio de mala calidad que da el Flamero, con los jubilados.

Yo no espero ni pido que nos envíen a un 5 estrellas, no es eso. Pero si se que hay otros hoteles que están en la lista de nuestras vacaciones que son mucho mejores y también mejor ubicados, en lugares donde el cliente puede salir a pasear sin tener que apuntarse a todas las excursiones. Que eso es el siguiente tema. Las excursiones. También hay mucho que hablar y lo haré el próximo día.

17 comentarios:

Cornelivs dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cornelivs dijo...

Lamento los contratiempos de que hablas Rita.

La proxima vez que vayas para allá, pegame un toque y te diré los mejores sitios (y estan bien de precio). Conozco bien aquello.

Un abrazo.

alma negra dijo...

Hola Rita! Si voy alguna vez a Matalascañas, no pienso ir a ese hotel. Me parece una muy buena idea tu blog porque contando las experiencias de la gente puedes ayudar a más gente para que tengan un buen viaje.
Yo no pertenezco a apadan, hace unos meses me encontré con su página web y me gustó tanto la labor que hacen sus voluntarias,las cuales la mayoría son chicas estudiantes, que me puse en contacto con ellas y apadriné a un perrito, Tucho. Se lo conté a mi hermana y adoptó a Argus. No sabes la alegría que da verlo jugar por la casa. Me gustaría poder ayudar aún más, lo único que puedo hacer es intentar que la conozca más gente.Gracias por interesarte por esta causa. Dice mucho de cómo eres. Besos.

alma negra dijo...

Ah, no te contesté a lo de si se sabía más de ellos. Lo que sé es que mantienen el contacto con los nuevos dueños y, muchos de ellos, les envían cartas con fotos de los perritos para que vean cómo se están adaptando a su nuevo hogar. Me encanta esa sección que se llama recibimos carta de:http://www.apadan.net/recibimoscartade.php Un beso.

abu Su dijo...

mi Rita como son las cosas si tú ves el nombre del pueblo MATALASCAÑAS, y uso el humor cordobes veras que en realidad se llama MATA LAS CANAS que te las pone verde de bromca.
Me alegro que lo digas y espero que esta buena gente del hotel que podemos llamarlo como la canción de la cucaracha que no puede caminar porque le faltan las dos patitas de atras.Rita pasar por eso es muy malo pero ten la seguridad que la proxima sera mejor. Suerte y hasta pronto un beso Susana

Rita dijo...

Gracias Cornelivs, lo tendré en cuenta y te pediré esa información.

Isa, precisamente eso es lo que busco, que cuando los jubilados tengan que hacer su elección sepan que hotel es mejor y cual no. Me imagino las alegrias que te dará tu perrito, yo tengo perro y gato y son....maravillosos.


Si, Susana, estas cosas pasan, por eso se deben saber.

Como habran observado, arriba dice; comentario suprimido, no es asi, yo no he visto el 5º comentario y por supuesto no lo he suprimido. Misterios. Quien quiera que sea, disculpas, ha sido algo fuera de mi control.

Anónimo dijo...

como para no volver, yo si quieres te apunto hoteles similares de viajes de fin de curso (en el fondo creo que son el mismo perro con distinto collar) de hecho sé que los que se dedican a viajes de mayores suelen también coger a los pobres niños que llevan currando un año para pagarse el viaje de fin de curso y tratarlos como si les hicieran un grandisimo favor. Bueno saberlo.
Sandra

Rita dijo...

Para Sandra. Pues si, al fin y al cabo viene a ser lo mismo, niños y mayores, se supone que unos y otros aceptan lo que ellos quieran. No me parece mal que esto genere puestos de trabajo y que mucha gente coma a costa de este tipo de vacaciones pero.....de bien nacidos es ser agradecidos, si les da beneficios, justo es que todos quedemos contentos, ellos y nosotros. Pero ya se sabe, la picaresca y el abuso, como siempre

Lau dijo...

Rita, cuando gustes te esperamos por Argentina!!!
Gracias por comentar siempre...besos.

Rita dijo...

Gracias Lau, iré, un dia iré, por supuesto, no me lo puedo perder. Me gusta dejar mis saludos en tu blog, beso

Anónimo dijo...

Señora, soy un empleado del Hotel Flamero, Matalascañas, es cierto, es una playa estupenda junto al Parque Nacional de Doñana, al Rocío, cerca de Huelva y de Sevilla, donde se puede disfrutar de la naturaleza todo el año, creo que residen dos mil habitantes mas o menos todo el año.
Si en noviembre con días soleados y una media de veinte grados, es mal tiempo, ¿lluvia?, ¿Cuándo?, ojala, ¿aburrimiento?, el aburrimiento no esta en el lugar, lo trae la persona consigo, ¿mala combinación con Huelva?, tal vez, pero existen otras opciones.
Pasamos al hotel: ¿hotel viejo? No, con solera, se está reformando poco a poco para seguir adelante, ¿o los viejos ya no tienen derecho a nada?
Que la limpieza no existía eso es una barbaridad, usted sabe que no es verdad, las camareras de piso hacen su trabajo todos los días.
El comedor es un buffet con varias clases de ensaladas, platos fríos y calientes, una plancha donde se sirve carne o pescado hecho delante del cliente además de otro buffet de postres con frutas, dulces y helados. ¿o no se ha fijado usted bien? Los menús son supervisados por las autoridades sanitarias y analizados diariamente. No se quienes son los que solo comen tomates y lechuga, desde luego las personas que yo veo comer no lo son, por que veo tal cantidad de comidas en los platos que yo no sería capaz de comerlos.
Lo que cuenta del yogur sencillamente es mentira, no me lo creo.
¿Seguro que el bichito del pelo era una cucaracha?
Señora, dentro del personal como en todos los colectivos incluyendo a los clientes, hay momentos en los que se puede ser mas o menos agradable, pero si que le puedo decir que tenemos muchos clientes que repiten todos los años, lo mismo en invierno que en verano y que hace mas de veinte años que trabajamos con IMSERSO, por algo será ¿no? O sea que no seremos tan desagradables.
En este hotel trabajamos muchas personas para atender correctamente a los clientes, incluyendo aquellos que vienen predispuestos a criticar y buscar pegas por todos lados. A todos: BIENVENIDOS

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Rita dijo...

Sr. Anónimo: La próxima vez que desee contestar a lo que escribo tendra que identificarse. He pecado de buena fe pero ya el error esta subsanado. El mal tiempo en el mes de Noviembre no me lo he inventado yo, lo puede usted ver en las páginas del tiempo, es muy fácil. Pero de eso no tiene la culpa el hotel, hace usted mal en darse por aludido en esto. El aburrimiento reina en la zona, da igual lo que cada cual lleve consigo.La mala comunicación tampoco es culpa del hotel pero es una realidad, cualquiera lo puede verificar viendo la página de los autobuses Dama que son los que se ocupan de este recorrido. ¿Otras opciones? Si, ya las dije, alquilar un coche o pagar las excursiones de Mundo Senior.
El Hotel. Que tiene solera dice usted, bien, no insulte a mi inteligencia, la solera en un hotel se ve en otras cosas, no en puertas que no se cierran, en mobiliario caduco y remendado, etc.... La limpieza. No he dicho que las camareras no pasaran, no he dicho que no estiraran las camas, he dicho que NO LIMPIAN, y eso lo mantengo donde usted quiera.
La comida. He dicho que es MUY MALA (Y LO MANTENGO) y poco apropiada para personas que con toda seguridad tienen algún problema de salud. ¿que comen? indudable, ¿opiensa usted que van a estar 10 o 15 dias sin comer?
El yogurt. Mire usted, no me llame mentirosa, si llega el caso podria darle nombre y apellidos de la persona que tuvo esa experiencia, pero no por este medio, por supuesto.
La cucaracha. Si señor, era una cucaracha. Si lo que usted pretende decir es que en mi pelo habia otra cosa pues.....está usted dandome la razón en lo que digo, es una defensa muy pobre y rastrera.
En todos los colectivos existen gente más o menos agradables, en eso tiene usted razón, pero ahí predominan los desagradables y las cosas que usted está diciendo, llamandome mentirosa y otras lindezas, solo demuestran lo que estoy contando. El hecho de que haga 20 años que ustedes trabajan con el Imserso , a mi no me dice nada, no me demuestra nada. Solo demuestra que a ustedes por la RAZON que sea se les sigue adjudicando esa participación. Solo demuestra que los jubilados somos muchos y que los grupos que van a ese hotel cada año son diferentes. Le diré a usted por si no lo sabe que tosos los comentarios que oi fueron de: "a este hotel no volvemos", "el año próximo pediremos otro". etcc...
Habian si señor, gente que no protestaba y bastante conformista, pero eso ya sabe usted porque es, no se lo voy a explicar aqui, principalmente por respeto a todas esas personas.Por último le diré que los clientes que buscamos pegas no tenemos que esforzarnos NADA, las pegas estan ahi y ni con buena voluntad se pueden dejar de ver. Cuando usted quiera podemos seguir hablando de esto pero....tendrá que dar identificarse, aunque creo que ya se quien es usted.Un saludo

Rita dijo...

Se ha eliminado un comentario por venir duplicado, no por otra cosa. El comentario de este señor Anónimo fue enviado dos veces y he suprimido uno. Acepto cualquier critica siempre que este dentro de unos parámetros de respeto. Espero y deseo que todos digamos nuestra opinion. Gracias a todos por leer y opinar.

Carmen dijo...

Que estupenda casualidad, que haya yo topado con esta página, cuando acabo de regresar de mis vacaciones en ese hotel Flamero.
Corroboro todo lo que dice esta señora y creo que se ha quedado corta. Este empleado que contesta, se ve muy claro que defiende su puesto de trabajo pero.....me huele a otra cosa, no les parece? Bueno, estaré pendiente de aqui en adelante de este blog, me parece muy interesante para nosotros, los jubilados y, como no? daré mi opinión siempre que sea necesario, cuenten conmigo, afectuosamente, Carmen

Soy una pobre pensionista dijo...

Muchas gracias por las indicaciones, aunque cada vez viajo menos no será en este hotel donde recale. Muchos besitos.

Anónimo dijo...

Que tal las excursiones????